Nacionales

Importados

F1 Web

Búsqueda personalizada

Road Test de autos importados en el mercado argentino

Por Gustavo Ernesto López
. Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer

BMW M5 V10 SMG (E60) - 2005

 

Teclas mágicas

 

Revista Auto Test Nro 181. Noviembre de 2005

 

BMW M5 V10 (SMG)

Este Serie 5 desarrollado por la división Motorsport de BMW dispone de un V10 que entrega 400 CV... pero apretando una simple tecla aparecen 107 CV extras. Una berlina de lujo, que por obra y gracia de la electrónica ofrece un alto nivel de confort y a la vez, un comportamiento digno de un deportivo de pura sangre

Se hizo esperar, pero finalmente llegó a nuestras manos. El M5 pertenece a esa raza especial que va sumando protagonistas, ofreciendo un alto nivel de confort y equipa-miento junto a una dinámica y motores con potencias que más de un deportivo puro envidia.
Exteriormente, sólo un experto conocedor puede descubrir que este BMW es algo más que un Serie 5. El rodado de 19", las branquias laterales y la identificación posterior descubren sus verdaderas intenciones. Claro que al poner el motor en marcha y acelerarlo en vacío se nota que bajo el capot no suena el V8 de la casa de Munich.

BMW M5 V10 (SMG)

Un V10 de Fórmula 1

La participación de BMW en la F1 sirvió para tomar algunos elementos de ese motor. No es casualidad que se haya elegido un 10 cilindros en V, aunque en este caso a 90°. Con 5 litros de cilindrada, sistema Vanos de distribución variable y electrónica de última generación, es capaz de entregar nada menos que 507 CV.
A esto se suma la caja secuencial (de verdad) SMG de siete marchas desarrollada por Getrac con modo automático, y un cambio radical en la opción manual por medio del selector de la consola o de generosas levas tras el volante conectadas al embrague comandado electrónicamente. Así es como transmite las sensaciones más gratificantes y puras a quien se ubique tras el volante. Además, en posición "Automática" (ideal en el tránsito urbano) se puede elegir entre cinco programas diferentes que modificarán la velocidad de paso de los cambios y el régimen de vueltas en que se producirán. En "Manual" los programas son seis y éste último es el más drástico de todos, permitiendo las salvajadas más inimaginables con el V10 girando por encima de las 8.000 rpm.
El M5 también ofrece al conductor, mediante pulsadores, la posibilidad de elegir la dureza de las suspensiones y hasta la configuración de potencia. En posición "Confort" y con el motor entregando sólo 400 CV se dispone de un cuatro puertas silencioso y de agradable andar.

BMW M5 V10 (SMG)
La plancha es la típica de los Serie 5

SMG. Alta eficiencia

No hay dudas de que la caja secuencial comulga a la perfección con el V10. Si se utiliza el programa más extremo (botón M al volante) entregará los 507 CV. Utilizando las levas al volante o el preciso selector, la velocidad de paso de cada marcha es asombrosa y se siente un escalofriante y preocupante tirón de la transmisión (palieres, etc), que hace pensar que algún elemento puede estar a punto de destruirse. No es así, pero por precaución se aconseja que luego de hacer un par de arranques o aceleraciones de este tipo, se deje descansar el embrague y el resto del sistema por unos diez minutos. Otra opción para pasar de 400 a 507 CV es pulsar la tecla "Power" ubicada al lado del selector: la entrega de potencia llegará a su máxima expresión. El sistema de dirección Servotronic de asistencia variable no filtra lo que transmiten las ruedas al volante, por lo que en todo momento se percibe el límite de adherencia.

BMW M5 V10 (SMG)

Autolimitado

No hay que ser un erudito para llegar a la conclusión de que sin la electrónica que lo limita a 250 km/h el M5 superaría los 300 km/h. Pero la política de BMW es ésa y por el momento no hay cambios. Las performances son las de un auténtico y sofisticado sport. Basta con comparar los 22,84 segundos necesarios para cubrir el kilómetro con los 23,88 de un Porsche 911 Carrera S de 355 CV. De 0 a 100 km/h pierde por unas décimas debido a sus 1.853 kilos, 400 más que el deportivo de Stuttgart. Un valor impresionante, en especial porque estamos ante una berlina de lujo de cuatro puertas que nos puede trasladar con total soltura en medio del tránsito urbano.
El consumo, aunque poco le importe a quien compre un M5, es un tema insoslayable: en ciudad hacen falta 25 litros/100 km y a 120 km/h constantes en supera los 12 litros. Si se le ocurre pisar el acelerador, prepárese, los 70 litros se acabarán volando... Hay que alimentar un V10 de cinco litros.
La posición de manejo es impecable, aunque -hilando fino- preferiría una butaca que bajara un par de centímetros más, y que el volante fuera algo menos voluminoso. Las regulaciones de los asientos delanteros son múltiples y con mando eléctrico. A los reglajes convencionales con dos memorias se agrega el de los pétalos de sujeción del respaldo que, a su vez, permite accionarlo por mitades, y los apoyamuslos lo hacen en forma longitudinal. Pero esto no es todo: cuando se encaran curvones veloces o virajes lentos y se hace presente la fuerza lateral G, el cuerpo es sujetado por medio de una mayor presión ejercida sobre nuestra espalda por el labio lateral del respaldo del lado hacia donde nos desplazamos. lm-pe-ca-ble.
Hablar del equipamiento de serie llevaría varias y tediosas líneas. Tiene todo lo que se puede imaginar, incluyendo el conocido sistema i Drive de BMW, indicador de presión de neumáticos, faros de bi-xenón y el novedoso display multifunción que se proyecta en el parabrisas. Cualquier faltante se vería minimizado por el carácter deportivo, las prestaciones y la conducta dinámica del M5, que son sus argumentos de peso.

BMW M5 V10 (SMG)
Por medio de la tecla "M" el auto se transforma en el deportivo más radical

¿Berlina de lujo o GT?

Ya mencioné que el M5 permite el uso cotidiano como cualquier Serie 5. Pero esconde una doble personalidad que la transforma en la más extrema de las berlinas de lujo. Se podría pensar, con cierta lógica, que el M5 tiene un andar agresivo en ciudad o en superficies desparejas, pero no es así. Si se circula con las suspensiones en la posición de mayor confort, no se transmite vibración alguna creada por las suspensiones ni por los generosos neumáticos en medida 255/40 adelante y 285/35 atrás, montados sobre llantas de 19 pulgadas.
Obviamente, su hábitat natural es la ruta. Es como un felino, se siente a sus anchas en la sabana africana y no en la jaula del zoológico. En el asfalto parejo es donde se puede gozar de las virtudes del M5. Los controles electrónicos de tracción / estabilidad son bastante permisivos y dejan lugar a la diversión hasta un punto en que los sensores leen el alerta roja, entrando en función aunque estén desconectados. La tendencia en las curvas de alta velocidad es absolutamente neutra y franca; sólo en virajes lentos es cuando el tren trasero comienza a deslizar, pero respondiendo con eficiencia a las órdenes que se le impartan desde el volante. Sin duda, lo que más impresiona es la aceleración. Llega al tope de velocidad -poco más de 250 km/h- en menos de 28 segundos y en una distancia apenas superior a los mil metros. Creo que no hace falta comentario alguno; los números hablan por sí mismos.
Los frenos están dimensionados en relación a las prestaciones. Cuatro discos inmensos ventilados y perforados son los encargados de detenerlo en distancias que poco tienen que envidiarle a las del Porsche, aunque con una resistencia menor a la fatiga ante el uso intensivo. De nuestra parte y en el futuro cercano, prometemos una prueba más profunda para evaluar cada uno de los rubros de este dechado de tecnología puesta al servicio del usuario. El M5 se lo merece.

Por Carlos F. Figueras
Fotos Miguel Tillous

Características técnicas

Motor

Naftero, delantero longitudinal. 10 cilindros en V a 90 grados. Cilindrada 4.999 cm3. Diámetro por carrera 92.0 x 75.2 mm. Distribución por 2 árboles de levas a la cabeza por bancada, sistema de distribución variable Vanos, 4 válvulas por cilindro. Alimentación por inyección electrónica multipunto sistema Siemens MS65. Refrigeración líquida con electroventilador. Capacidad 15 litros. Circuito de lubricación de 13 litros. Relación de compresión 12.0:1. Potencia 507 CV a 7.750 rpm. Par motor 53 kgm a 6.100 rpm

Transmisión

Tracción trasera con autoblocante DSC. Embrague monodisco seco de accionamiento electrónico. Caja secuencial de 7 marchas. Relación final 3.620:1. Relaciones de caja. 1era 3.985; 2da 2.652; 3era 1.806; 4ta 1.392; 5ta 1.159; 6ta 1:1; 7ma 0.833. Marcha atrás 3.990

Dirección

A cremallera con asistencia electrohidráulica. Diámetro de giro 12,4 metros

Frenos

A disco servoasistidos ventilados y perforados en las cuatro ruedas. Delanteros de 374 mm Traseros de 370 mm. Con ABS, BAS y EBV

Suspensiones

Delantera. Independiente, a paralelogramo deformable con triángulos superpuestos, barra estabilizadora, resortes helicoidales y amortiguadores telescópicos
Trasera. Independiente tipo multibrazos con barra estabilizadora, resortes helicoidales y amortiguadores telescópicos

Neumáticos

Continental Sport Contact. Delanteros 255/40 x 19". Traseros 285/35 x 19". Llantas 7,5/10 J

Carrocería

Autoportante, berlina de 3 volúmenes y cuatro puertas. 5 plazas. Coeficiente Cx 0.31. Peso oficial 1.830 kg. Tanque de combustible de 70 litros. Baúl de 500 dm3. Largo 4.844 mm Ancho 1.845 mm Alto 1.470 mm Entre ejes 2.890 mm Trocha delantera 1.580 mm Trocha trasera 1.565 mm

Precio

u$s 155.000

Pueden dejar sus comentarios sobre este test en el Blog de Test del Ayer

Deja tu comentario sobre este Road Test

 


CONCLUSIONES

A favor

  • Performances excepcionales
  • Caja SMG de 7 marchas
  • Polivalencia de uso
  • Comportamiento de GT
  • Equipamiento / Seguridad
En contra
  • Consumo elevado
  • Kit de reparación
  • Manejo del iDrive
  • Adaptación de los sistemas
  • Precio elevado

VELOCIDAD MÁXIMA 257.000 Km/h
En 5ta

ACELERACIÓN

0 - 100 Km/h

4.79 s

0 - 1000 metros

22.84 s


FRENADO

100 Km/h a 0

37.8 m

140 Km/h a 0

69.7 m


CONSUMO
l/100 Km
Aut (Km)
Urbano
24.8
282
Mixto
16.7
410

VELOCIDAD MÁXIMA EN CADA MARCHA

1era

72 km/h a 8.300 rpm

2da

108 km/h a 8.300 rpm

3era

157 km/h a 8.300 rpm

4ta

204 km/h a 8.300 rpm

5ta

246 km/h a 8.300 rpm

6ta

257 km/h a 7.500 rpm



Las llantas son de 19 pulgadas


En condiciones normales el motor entrega "solo" 400 CV, pero al presionar la tecla "Power" se suman de inmediato otros 107 CV


Las butacas cuentan con infinidad de regulaciones eléctricas y dos memorias


La caja SMG se acciona desde el selector o desde las levas detrás del volante

BMW M5 V10 (SMG)
El motor encapsulado esconde el V10 de 507 CV

BMW M5 V10 (SMG)

BMW M5 V10 (SMG)

BMW M5 V10 (SMG)
El instrumental es claro, preciso y dispone de un completo ordenador en el centro, aunque de lectura dificultosa

BMW M5 V10 (SMG)
El M5 está equipado con Head-Up, que proyecta información en el parabrisas

BMW M5 V10 (SMG)

Vea también

BMW M3 (E30)

Road Test del BMW M3 (E30)
Revista Motor 16 (España) Nro 180. Abril de 1987

BMW M3 (E46)

Road Test del BMW M3 (E46)
Revista Auto Test Nro 135. Enero de 2002

BMW M5 (E34)

Road Test del BMW M5 (E34)
Revista Top Auto (España) Nro 12. Diciembre de 1992

NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.


 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad
Por Gustavo Ernesto López

email gustavolopez@testdelayer.com.ar