Importados

Gustavo López Productor de Seguros

Test del Ayer

Pruebas de autos importados

Por Gustavo López
. Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer

Road Test Nro 890
Chrysler 300 C 5.7 Hemi V8

Americano a la europea

Revista AutoTest Nro 189. Julio de 2006
Publicado en Test del Ayer en Enero de 2024

 

Chrysler 300 C 5.7 Hemi V8

Las líneas retro que reviven lo mejor de la industria americana esconden numerosos componentes y tecnología Mercedes Benz, la socia alemana de Daimler Chrysler, que se traducen en calidad, seguridad y desempeño dinámico. Un modelo de lujo singular que llega a la Argentina con motor V6 y V8 Hemi de 340 caballos, dejando el Diesel para nuevo aviso

Por medio de los informes del áspero pero eficiente Contestacorreo, estoy al tanto de las pasiones que se plasman en su sección respecto de los autos (norte) americanos.

Pero todos sabemos que la pasión es un sentimiento vehemente, escasamente lógico u objetivo, o sea lo contrario a lo que debe primar en una evaluación seria y criteriosa. Aquí todo se mide con la fría vara del "tester", bajo mandamientos figuerianos.

También te puede interesar

- Road Test del Mercedes Benz C 240 V6 Elegance Aut

- Road Test del BMW M5 V10 SMG (E60)

Esta introducción precautoria viene al caso para evitar que luego nos señalen como antiamericanos. que somos europeístas y falacias por el estilo. Nada de eso. Si bien no alcanzan el nivel de suntuosidad y sofisticación de los europeos más lujosos (Maybach, Rolls, Bentley, Mercedes, etc.), los americanos son especialistas en la construcción de sedanes grandes de alto confort.

Chrysler 300 C 5.7 Hemi V8

Y no sólo en sus marcas top -Cadillac, Lincoln-; cualquier taxi democrático es amplio, insonoro y con andar suave. Ellos aman los motores V8, las enormes camionetas y las suspensiones soft. Y es lógico teniendo calles, rutas, autopistas (rectilíneas) y estacionamientos amplios, el combustible barato (ya no tanto) y límites de velocidad muy estrictos.

Pero las cosas están cambiando y el Chrysler 300C es un ejemplo. Es el primer auto americano que ha captado la atención de Europa y se ganó el respeto de los insensibles testers de las revistas alemanas.

¿Cómo? Mediante una sumatoria de aciertos en materia de diseño, chasis, calidad y motorizaciones. Al mercado local arribó el mes pasado con dos opciones de motor. ambos nafteros: un V6 de 250 CV y el V8 Hemi de 5,7 litros y 340 CV, versión que pasó por nuestras manos para esta primera evaluación.

Chrysler 300 C 5.7 Hemi V8

Grande, muy grande

No andaremos con vueltas: el 300C es enorme. Cinco metros de largo, casi dos de ancho y tres entre ejes. A menos que lo paremos junto a un Mercedes Clase S o un Audi A8, siempre es el más grande del garaje. Su diseño no es menos llamativo, con una trompa que intimida, con claro aire retro en lo que Chrysler denomina "diseño aristocrático", acentuado especialmente por la parrilla cromada de dimensiones acordes al tamaño del auto.

Los laterales muestran poco vidrio cual fortaleza rodante, y la parte trasera es bien norteamericana, elegante, con cierto estilo Cadillac.

Al abrir las puertas entramos a una célula silenciosa, donde poco se sabe del estado del camino y del régimen del motor. En las plazas traseras sobra el espacio para cualquier adulto, aunque maneje Manu Ginóbili. Pero el voluminoso túnel de transmisión sólo admite a dos personas cómodas, sin una quinta plaza hospitalaria.

Chrysler 300 C 5.7 Hemi V8
Puesto de comando sobrio y ciertamente elegante, con materiales de buena calidad en general aunque algunos mejorables. Impecable la posición de manejo y correcta ubicación de todos los comandos

Conductor y acompañante también gozan de amplitud y si alguien no encuentra la posición de manejo óptima, que consulte con un médico: reglaje eléctrico de butaca y volante con dos memorias de posición (también "graba" posición de espejos), a lo que se suma la regulación de la pedalera con una tecla en la butaca.

Sólo el exagerado diámetro del volante (y su "patinoso" segmento símil carey) y la baja posición del apoyabrazos le restan puntos.

Chrysler 300 C 5.7 Hemi V8
El silencioso habitáculo es amplísimo y cómodo para humanos de cualquier talla

Instrumental con cuadrantes grandes y bien iluminados, display central con ordenador (presión y temperatura de aceite incluidas) y diversas funciones junto a mandos al volante suman información completa y práctica. Bien por rueditas y teclas grandes en la consola central.

La influencia de Mercedes-Benz se aprecia en algunos comandos, como el cruise control (idéntico al Tempomat), el comando de limpiaparabrisas y el climatizador. La calidad de materiales y terminación es rotundamente mejor que en el 300M, su antecesor. Muestra igualmente algunos plásticos mejorables, como el del centro del volante, algunas molduras y el símil metal de la consola.

Si lo comparamos con un Clase E quedará por debajo en nivel de calidad, pero hay que tener en cuenta la diferencia de precio aquí y en todas partes. Equipamiento completo, sin lagunas, como tampoco exageraciones. Repase la lista, no me haga escribir tanto que recién llegamos de Tandil con Tillous (no sabe todo lo que comió al mediodía) y estamos cansados.

Otra de Mercedes: tiene Parktronic (sensor de estacionamiento) con indicadores luminosos que se ven por el espejo al conectar la marcha atrás. Indispensable para un auto de estas dimensiones y visibilidad limitada por la escasa cuota de cristal. Pero debería tener también delantero, ya que los extremos de la trompa están muy lejos del conductor.

Chrysler 300 C 5.7 Hemi V8

Temple de poder

El motor Hemi de Chrysler nacía a mediados de 1951. Su nombre deriva del nuevo concepto de cámaras de combustión hemisféricas, un adelanto técnico para la época que mejoraba notablemente el rendimiento, como quedó demostrado en tantos "muscle cars" de calle y en poderosos modelos de pista.

El 300C desempolva el Hemi, con una configuración V8 de 5,7 litros y 340 CV. Si analizamos la relación cilindrada / potencia, los 60 CV/litro de este impulsor no sorprenden.

Su handicap es la suavidad, el silencio y la respuesta contundente a cualquier régimen de giro. Está combinado con una caja automática de cinco marchas bien relacionadas, con la 5a oficiando de sobremarcha para reducir el consumo en ruta, que a 120 km/h es de 12,6 l/100 km.

Chrysler 300 C 5.7 Hemi V8

A pesar de contar con el sistema "multi-displacement", que anula cuatro de los ocho cilindros cuando no son necesarios para así reducir hasta un 10% el consumo en ciudad, el registro obtenido es alto, con un promedio de 21 litros cada 100. En ruta los niveles son buenos para su cilindrada, pero en cualquier condición el modo de manejo influye notablemente en el consumo, marcadas diferencias.

Además de grande, el 300C es pesado. Pero los 340 caballos mueven sus 1.900 kilos con soltura, registrando destacables prestaciones, como los 7,1 segundos de 0 a 100 km/h, un registro que puede enrojecer a más de un deportivo de prestigio. La máxima es de casi 250 km/h en 4ta (la quinta sólo relaja y ahorra). Por su respuesta y el sutil bramido de los ocho cilindros, acelerarlo se hace vicio, pero también pasear relajadamente disfrutando de su confort.

Chrysler 300 C 5.7 Hemi V8

Como todas las cajas Autostick de Chrysler, es suave y tiene comando secuencial mediante pulsaciones laterales del selector. Se rebaja fácilmente (siempre a regímenes lógicos) pero no sube el cambio cuando queremos si estamos acelerando.

Uno de los argumentos que convencieron a la prensa europea es su comportamiento, porque sin llegar a transmitir el handling (en criollo: el tacto o las sensaciones al volante) de un BMW Serie 5, su desempeño en ruta es mucho mejor que la media de los autos americanos. No en vano utiliza trenes de rodaje Mercedes-Benz, que le aportan un convincente equilibrio entre confort y dinámica.

Obviamente manifiesta inclinaciones pero si tiene algún karma no es el mullido sino el tamaño, que en ciertos trazados sugiere precaución en las maniobras. Y en un plano más puntual, la dirección es algo lenta.

La tracción es trasera, como corresponde a un auto de este porte y potencia. Con el eficiente control desactivado permite vistosos patinamientos en las salidas y algunos deslizamientos divertidos, pero cuando la maniobra es extrema la censura electrónica regresa sin que la llamemos.

Buen trabajo de los cuatro discos ventilados con ABS, aún con el esponjoso y poco preciso tacto del pedal. Y si de seguridad hablamos, el equipo se completa con airbags, windowbags, luces de xenón, pretensores y todo lo esperable de un modelo de esta categoría.

Sobre todo en su versión Diesel de 218 CV (aquí no disponible), los comparativos europeos lo enfrentan con el Audi A6, el Volvo S80 y modelos de ese porte. Si hacemos un versus con el Clase E, correspondería la versión E 500 de 306 caballos, pero arranca en 86.000 dólares, mientras que este Hemi V8 cuesta 59.000 y es un poco más grande.

De esto se desprende nuevamente que la segmentación norteamericana y la europea no son las mismas. Fuera de las comparaciones, el precio es el correcto de acuerdo con lo que ofrece.

Por Matías Antico
Fotos Miguel Tillous

Chrysler 300 C 5.7 Hemi V8

PLANILLA DE CALIFICACIÓN

Carrocería

   

Diseño

(20)
16

Equipamiento

(20)
17

Habitabilidad

(20)
17

Baúl / Capacidad

(15)
13

Terminación

(15)
12

Suma

(90)
75

Confort

Suspensiones

(25)
22

Posición de manejo

(20)
17

Asientos traseros

(15)
13

Climatización

(10)
8

Insonorización

(10)
9

Instrumental

(10)
8

Suma

(90)
77

Motor / Transmisión

Funcionamiento

(20)
17

Potencia

(10)
7

Caja / Relaciones

(10)
7

Aceleración / Velocidad

(20)
18

Elasticidad

(10)
9

Consumo / Autonomía

(20)
13

Suma

(90)
71

Características de manejo

Comportamiento dinámico

(30)
24

Comportamiento cargado

(15)
13

Dirección

(15)
12

Maniobrabilidad

(20)
14

Sensibilidad al viento

(10)
9

Suma

(90)
72

Seguridad

Frenos en frío

(20)
16

Frenos en caliente

(10)
8

Dosificación de frenado

(10)
7

Equipamiento de seguridad

(40)
34

Visibilidad / Luces

(10)
7

Suma

(90)
73

Costo / Beneficio

Precio comparativo

(30)
21

Valor de reventa

(10)
6

Garantía

(10)
6

Suma

(50)
33

Puntaje final

(500)
399

Características técnicas

Motor

Naftero. Delantero longitudinal. 8 cilíndros en V. Cilindrada 5.654 cm3. Diámetro por carrera 99.5 x 90.9 mm. 2 válvulas por cilindro. Alimentación por inyección electrónica multipunto. Refrigeración líquida con electroventilador. Capacidad 13 litros. Circuito de lubricación 6.6 litros. Relación de compresión 9.6:1. Potencia máxima 340 CV a 5.000 rpm. Par motor 53.5 Kgm a 4.000 rpm

Transmisión

Tracción trasera con TCS / ESP. Embrague convertidor de par. Caja automática de 5 marchas. Relación final 2.82:1. Relaciones 1era 3.59; 2da 2.19; 3era 1.41; 4ta 1:1; 5ta 0.83. MA 3.17:1.

Suspensiones

Delantera. Independiente con brazos de control superiores e inferiores, resortes helicoidales, barra estabilizadora y amortiguadores a gas.
Trasera. Independiente tipo multibrazo, con barra estabilizadora, resortes helicoidales y amortiguadores a gas.

Frenos

Discos ventilados en las cuatro ruedas. Diámetro adelante 33 cm atrás 34.5 cm. ABS. Distribuidor de presión y servofreno de emergencia.

Dirección

A cremallera con asistencia eléctrica

Neumáticos

Llantas 7.5J de aleación. Neumáticos 225/60 x 18"

Carrocería

Autoportante, sedán, 3 volúmenes y 4 puertas. 5 plazas. Peso declarado 1.887 Kg. Tanque de combustible 72 litros. Baúl 505 dm3. Largo 5.015 mm Ancho 1.880 mm Alto 1.535 mm. Entre ejes 3.050 mm Trocha delantera 1.600 mm Trocha trasera 1.605 mm

Precio

u$s 59.200- Garantía de 2 años sin limite de kilometraje


.

CONCLUSIONES

A favor

  • Diseño singular
  • Confort y espacio interior
  • Posición de manejo
  • Equipamiento
  • Aceleraciones

En contra

  • Visibilidad general

  • Consumo elevado
  • Tacto del pedal de freno
  • Dirección mejorable
  • Calidad de algunos materiales

Puntaje final: 500 / 399
(79.80 %)

Cotizá ahora el seguro para tu auto

 

VELOCIDAD MÁXIMA 247.000 KM/H
En 5ta a 4.400 rpm

ACELERACIÓN

0 - 60 Km/h

3.45 s

0 - 80 Km/h

5.18 s

0 - 100 Km/h

7.15 s

0 - 120 Km/h

9.53 s

0 - 140 Km/h

12.90 s

0 - 160 Km/h

16.63 s

0 a 400 m

15.32 s

0 a 1000 m

27.67 s

40 a 100 Km/h en D

5.84 s

60 a 90 Km/h en D

3.67 s

90 a 120 Km/h en D

4.32 s

ERROR DEL VELOCÍMETRO

Vel indicada
Vel real
60
59
100
99
140
138
180
177

CONSUMO / AUTOMONÍA

Vel
l/100 Km
Km
a 90 Km/h
8.78
1052
a 120 Km/h
12.62
889
Ciclo urbano
21.18
454
Mixto ruta / autopista
17.42
628

FRENADA

60 Km/h a 0

14.9 m

80 Km/h a 0

26.6 m

100 Km/h a 0

40.2 m

120 Km/h a 0

57.6 m

140 Km/h a 0

75.2 m



En la butaca, mando eléctrico para regular la pedalera


Comandos de levantavidrios y espejos centralizados en la puerta, como corresponde


Los neumáticos, denominados Allroad, fueron diseñados especialmente para el vehículo. En las gomerias argentinas, seguramente, una figurita difícil de conseguir


Generosas llantas de 18 pulgadas con neumáticos de perfil alto

Chrysler 300 C 5.7 Hemi V8
Tapizados de cuero, las butacas no son las que más sujetan pero sus dimensiones son generosas y el apoyo lumbar correcto, ideal para viajes largos

Chrysler 300 C 5.7 Hemi V8
Amplio espacio en las plazas traseras pero sólo para dos personas, con la presencia de un voluminoso túnel de transmisión trasera

EXTRA LARGE

Chrysler 300 C 5.7 Hemi V8

Como si el 300C no fuera largo, en el último salón de Nueva York Chrysler presentó una nueva versión con carrocería larga.

El incremento es de 15,2 centímetros. ganados a la altura de la puerta trasera, con lo que se aumenta el tamaño de ésta y de la distancia entre ejes.

El resultado es una mejora en la habitabilidad posterior, posicionándose como uno de los modelos que mayor espacio ofrecen para las piernas de los pasajeros traseros.

Fabricado en Estados Unidos (las versiones para Europa se hacen en Austria), tendrá los mismos motores que el 3000 de longitud normal.

Chrysler 300 C 5.7 Hemi V8

DETALLES

• Analógico. El reloj ubicado en la zona alta de la consola. es el mismo que utiliza el PT Cruiser. Un detalle elegante muy a tono con lo retro.

Digital. La temperatura y presión de aceite pueden visualizarse en el display central del tablero de manera digital. Si bien es mejor tener todo servido con agujas, aplaudimos su presencia, como en los autos de antes.

Cómodo. El control de crucero se acciona mediante un brazo tras el volante. Similar al Tempomat de Mercedes es uno de los sistemas más prácticos.

Audio. Impecable la calidad de sonido del equipo Boston, con "caset" y CD changer, que además presenta un frente grande con perillas generosas como nos gusta. Los comandos al volante también son prácticos y están bien ubicados, sobre los rayos.

Calefa. Atención friolentos, las butacas tienen calefacción incorporada con dos niveles de potencia.

• Apertura. El baúl se abre desde el telecomando de la llave o desde un comando interno. Pero para este último, la caja tiene que estar en Parking. ¿No es mejor una manija sobre la tapa y destrabe junto con las puertas?

¿Obsesión?. La brújula es algo que no puede faltar en un auto americano que se precie de tal. En este caso, la visualizamos en el display del instrumental presionando un botón sobre el volante. Dele para el norte que va bien.

Bajos. Los apoyabrazos de las puertas delanteras quedan en un plano muy bajo, y eso que nosotros siempre manejamos con la butaca en su posición inferior. A veces viene bien apoyar un poco los codos cuando tenemos los brazos cansados.

Chico. El botón de la baliza debería tener mas protagonismo en tamaño y ubicación. Al lado del ESP y del testigo de airbags, no se encuentra intuitivamente.

Carey. Ya lo dijimos en el test, pero reiteramos que la adopción de madera u otros materiales "patinosos" sobre el volante no es lo mas indicado. De todos modos solo está presente en la parte alta del aro, lejos de la posición correcta de las manos.

A mano. En un auto de este tamaño y categoría los espejos externos deberían plegarse electrónicamente desde el interior. Pero no cuenta con esa opción.

EQUIPAMIENTO

Seguridad

• ABS / Repartidor de presión
• Airbag conductor / acompañante / lateral
• Windowbags delanteros / traseros
• Apoyacabezas delanteros / traseros (3)
• Cinturones de seguridad inerciales delanteros / traseros
• Control de tracción y estabilidad
• Control de presión de neumáticos
• Cierre automático de puertas
• Encendido automático de luces
• Luces antinieblas delanteras / traseras
• Tercera luz de stop

Confort

• Aire acondicionado / climatizador automático 2 vías
• Asientos calefaccionados
• Asientos regulables en altura conductor / acompañante
• Asientos regulables eléctricos cond / acompañante
• Asientos eléctricos con memoria conductor
• Tapizado de cuero
• Sujeción lumbar regulable conductor / acompañante
• Volante regulable en altura y profundidad (eléctrico)
• Odómetro digital
• Ordenador de a bordo
• Cruise control
• Bolsillos en respaldos delanteros
• Portamapas en contrapuertas del / tras
• Respaldo trasero rebatible completo / parcial
• CD player / CD changer
• Radio AM FM / Pasacassette
• Comando satelital de radio
• Parlantes delanteros / traseros
• Limpialava parabrisas con intermitente regulable automático
• Desempañador de espejos exteriores
• Sensor de estacionamiento trasero
• Sensor de estacionamiento sonoro / visual
• Sensor de lluvia
• Espejos de cortesía conductor / acompañante
• Espejos con comando eléctrico
• Levantavidrios eléctricos del / tras
• Guantera con llave / luz
• Luces de cortesía del / tras
• Limpialava faros
• Llantas de aleación
• Rueda de auxilio temporal
• Apertura interna de baúl / tanque
• Apertura a distancia de puertas y baúl
• Bloqueo central de puertas automático
• Techo solar eléctrico
• Faros de xenón

Funcionamiento

• Alarma sonora de luces encendidas
• Alarma sonora de olvido de llaves
• Apagado automático de luces
• Indicador de nivel y presión de aceite
• Indicador de temperatura de agua y aceite
• Indicador de temperatura exterior
• Luz de reserva de combustible
• Regulación interna de faros (automático)
• Testigo de puertas / capot / baúl abiertos
• Testigo de mantenimiento
• Testigo de pastillas de freno

Chrysler 300 C 5.7 Hemi V8
El Hemi V8 fuera de su vano, para apreciar su tamaño

Chrysler 300 C 5.7 Hemi V8
Grilla de la caja automática con opción de secuencial

Vea también

Chrysler Stratus LX

Road Test del Chrysler Stratus LX V6 2.5
Revista Road Test Nro 81. Julio de 1997

NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.


 

 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad
Por Gustavo Ernesto López
email guerlopez@gmail.com