Nacionales

Importados

F1 Web

Gustavo López Productor de Seguros

Road Test de autos importados en el mercado argentino

Por Gustavo Ernesto López
. Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer
 

Ford Sierra 2.0i GL vs Renault 21 Ti

¿Importado o importante?

 

Revista Autopista (España) Nro 1513. Julio de 1988
(Prueba disponible gracias a la amabilidad de Fernando Romani)

 

Ford Sierra 2.0i GL vs Renault 21 Ti

El Renault 21 ha supuesto un verdadero "bombazo" en nuestro mercado, copando con asiduidad los primeros puestos de las clasificaciones de ventas. Hoy comparamos el nuevo Renault 21 Ti con uno de los más enconados rivales de importación, el Ford Sierra 2.0i

De las numerosas ventas del R-21, la versión TXE de inyección -tope de gama hasta la llegada del Turbo- se llevaba un buen bocado. El éxito de este modelo concreto estaba más que justificado; por un precio razonable ofrece todo lo que es lógico pedir a un coche: motor de dos litros, inyección y 120 CV de potencia, excelente habitabilidad y un completo equipo, incluso con ciertas dosis de lujo. En este satisfactorio panorama, sólo una instrumentación digital difícil de leer, poco precisa y frágil, ponía cierta nota negativa.
Ahora Renault ofrece una nueva versión denominada TI, derivada del TXE, pero con tintes ligeramente deportivos, algo más económica y con la posibilidad de montar antibloqueo ABS como opción. Con una mecánica idéntica, el TI pierde detalles de equipamiento -básicamente las llantas de aleación y el ordenador de a bordo- y gana una instrumentación analógica y un «look» exterior más deportivo.
Hemos elegido como rival de este nuevo R-21 TI un modelo de importación, el Ford Sierra 2.0i. Sin duda, la versión deportiva «S» de 3 puertas, en cierto modo, habría encajado mejor con su rival ocasional, pero hemos preferido elegir la más cercana en precio, el GL 4 puertas, para competir con este interesante producto de fabricación nacional.

M. Sant

También te puede interesar

- Prueba del Ford Sierra 2.0i S
- Prueba del Renault 21 Turbo

Ford Sierra 2.0i GL vs Renault 21 Ti

Que el Renault 21 ha tenido una gran aceptación desde su aparición en nuestro país es un hecho indiscutible. El motivo de este éxito tal vez deberíamos buscarlo precisamente en que no hay nada especialmente sobresaliente en este coche, pero su conjunto es equilibrado y correcto en líneas generales. Renault no ha querido dormirse en los laureles y acaba de lanzar dos nuevas versiones que completan la gama, ofreciendo un equipamiento ligeramente inferior pero con idénticas mecánicas y, lógicamente, a un precio más reducido. Estas versiones son: la TS para el motor de carburadores (GTS) y la TI para el motor de inyección (TXE).
Por su parte, Ford, pese a no haber alcanzado el mismo éxito que su rival con el Sierra, es uno de sus más claros competidores naturales, ofreciendo un producto importado de similares características y encuadrado dentro del mismo segmento de ventas.
Exteriormente nos encontramos ante dos berlinas familiares, cuyas medidas exteriores son prácticamente equivalentes, llegando a coincidir en la cota de longitud y en altura, cediendo el Ford un centímetro en anchura con respecto al Renault. La línea exterior de ambos es la típica del «modelo familiar tres volúmenes», teniendo una personalidad más marcada el Sierra que el R-21, cuya línea desde el primer momento nos pareció algo anodina. No obstante, el nuevo modelo TI está más personalizado que sus predecesores, con algunos detalles estéticos, como los estribos laterales y un fileteado de pintura lateral, que lo distinguen, dándole un toque más deportivo.

Ford Sierra 2.0i GL vs Renault 21 Ti
El R-21 tiene un carácter subvirador, pero de gran nobleza en sus reacciones

Interiormente también se han realizado unos ligeros cambios en el Renault que afectan principalmente al cuadro de instrumentos y a la configuración de los asientos. El salpicadero digital, de estética lograda y futurista, pero de dudosa eficacia en cuanto a utilización real, es sustituido en este modelo por la instrumentación analógica, más clara y precisa aunque sin ordenador de a bordo. Los asientos gozan de muy buena sujeción lateral y resultan bastante cómodos, aunque tal vez se agradecería un mayor apoyo lumbar para los viajes largos. En cuanto a equipamiento, podemos establecer un empate, ya que prácticamente cuentan con los mismos elementos de serie y una lista parecida de opciones. En este aspecto, en el R-21 es destacable la posibilidad de equipar ABS -además a un precio bastante razonable-.
En Ford, la inclusión de la opción del equipo ABS implica la adopción de unos neumáticos sobredimensionados en medida 195/65 14. En el caso del Sierra, la instrumentación es más escasa y recurre en mayor medida a las luces testigo que a los relojes para informarnos de lo que ocurre en el motor. Los asientos, por su parte, cumplen su cometido dignamente en el apartado de confort pero quedan rezagados en cuanto a sujeción lateral, lo cual puede resultar incómodo cuando practicamos una conducción más agresiva.
La habitabilidad en ambos modelos se encuentra a un nivel aceptable, lo cual ya se intuye a tenor de sus medidas exteriores. También aquí existe cierta ventaja para el Renault, especialmente en la cota de anchura para las plazas traseras, en la que contamos con tres centímetros suplementarios con respecto al Ford. En cuanto a capacidad de maletero, la victoria del R-21 es más abultada, contando con casi cien litros de capacidad por encima de su oponente. Esta diferencia se explica por una mayor altura y anchura del cofre en el caso del Renault.
En el capítulo de las mecánicas existen diferencias apreciables. En principio podría parecer que nos encontramos ante dos motores de muy similar comportamiento; dada su casi idéntica cilindrada y su sistema de alimentación, la realidad es bien distinta. El Ford cuenta con un motor que se encuentra como pez en el agua en regímenes bajos, lo cual hace que su utilización sea muy agradable practicando una conducción tranquila y nos permite mantener la quinta velocidad gran parte del tiempo gracias a su elasticidad. Por el contrario, si forzamos la situación, en la zona de las 5.000 rpm el incremento de la rumorosidad no se ve acompañado de un alto rendimiento y, en caso de urgencia, es preferible pasar a una marcha superior -en lugar de intentar forzar el motor hasta el límite de revoluciones-, ya que los resultados serán más satisfactorios. Por su parte, el Renault tiene más «garra» en regímenes elevados y, en general, supera al modelo alemán en todos los frentes, ya sea en margen de utilización, potencia máxima y cifras de par máximo. Las cifras de prestaciones obtenidas abundan en lo ya expuesto, superando el R-21 al Sierra en casi 15 km/h. de velocidad punta y asimismo aventajándolo en casi dos segundos en la medición del kilómetro con salida parada. Las cifras de recuperación se encuentran algo más cercanas, pero siempre con ventaja del Renault, que también vence en el apartado de consumos.

Ford Sierra 2.0i GL vs Renault 21 Ti
Los tarados de los amortiguadores influyen negativamente en el comportamiento del Sierra

El manejo del cambio es suave y preciso en ambos modelos, con un tacto quizá más esponjoso en el caso del Sierra, aunque en este capítulo podemos establecer un empate entre los dos coches. La visibilidad es buena también en ambos casos, estando dotados de espejo retrovisor exterior derecho accionado mecánicamente. La iluminación nocturna es más completa en el modelo alemán, que cuenta con dos faros auxiliares de largo alcance para el alumbrado de carretera, combinados con los dos convencionales en un conjunto que proporciona una iluminación destacable tanto en amplitud como en profundidad. Por su parte, el Renault monta de serie faros antiniebla, que siempre son una ayuda suplementaria para el alumbrado de cruce.
Ya en carretera pasaremos a analizar el comportamiento rutero de estos vehículos. Ambos modelos se mueven en unas cifras de peso muy similares, con 70 kg, menos en el caso del Renault. El reparto de peso es más equilibrado en el caso del Sierra, sin duda favorecido en este aspecto al disponer de tracción trasera y encontrarse los órganos de transmisión en el tren posterior. Por otro lado, tanto el vehículo alemán como el francés disponen de suspensión independiente en ambos trenes, con conjuntos McPherson para el eje delantero y ruedas tiradas para el trasero. Los resultados prácticos son claramente dispares. El 2J, como todos los modelos con mecánica y tracción delantera, tiene un comportamiento subvirador. En curvas de radio amplio su batalla le proporciona una buena estabilidad y cuenta con un apoyo bastante franco, a lo cual contribuye un tarado de amortiguación razonablemente enérgico que, por otro lado, tampoco penaliza en absoluto el confort. En giros más cerrados, abordados a fuerte tren, bastará con levantar el pie del acelerador para que la parte trasera nos ayude a inscribir el coche en la trayectoria correcta, llegando, pasado el límite, a levantar la rueda trasera interior y proporcionando en todo caso una alta sensación de seguridad.
Por su parte, el Ford tiene un comportamiento que podríamos calificar de peculiar. Los tarados de los amortiguadores están claramente más encauzados al confort que a la eficacia en curva. Su actitud asimismo es subviradora, como en el caso del modelo francés, pero en curvas largas nunca llega a proporcionar un apoyo franco. Este aspecto viene determinado por ir la suspensión montada sobre tacos de goma particularmente generosos, que, si bien restan ruidos y vibraciones, provocan una sensible imprecisión en las trayectorias. Por otra parte, el coche muestra una marcada tendencia al balanceo que lo deja en franca inferioridad frente a su rival.
Los frenos se encuentran a un alto nivel en ambos, contando con discos ventilados en el tren delantero, tambores para el Ford y discos para el Renault en el tren trasero, equipos que aseguran una suficiente potencia de frenada y que en ningún momento han mostrado fatiga a lo largo de la prueba. La dirección cuenta con asistencia de serie en los dos modelos, lo cual se agradece en las maniobras a coche parado; asimismo, la asistencia permite menos desmultiplicación, resultando ambas bastante rápidas.
Resumiendo, a la hora de elegir entre uno u otro modelo, son varios los factores a tener en cuenta. Por un lado tenemos el Ford como modelo de gran robustez, confortable y con una línea de más «caché», que cuenta con la desventaja de verse penalizado por unos aranceles de importación claramente desfavorables. En el otro extremo de la balanza está el Renault, con una versión más competitiva en precio y de un tinte ligeramente más deportivo y juvenil que su predecesor, el TXE. En definitiva, el comprador es el que tiene la última palabra.

J.M. Quesada
y equipo de pruebas

Rendimiento en nuestro banco de pruebas

Ford Sierra 2.0i GL vs Renault 21 Ti

Ford Sierra 2.0i GL
Potencia máxima anunciada: 115 CV a 5.500 rpm
Potencia máxima obtenida: 111.55 CV a 5.300 rpm
Par máximo anunciado: 16.3 mkg a 4.000 rpm
Par máximo obtenido: 16.42 mkg a 4.250 rpm
Renault 21 Ti
Potencia máxima anunciada: 120 CV a 5.500 rpm
Potencia máxima obtenida: 119.00 CV a 5.200 rpm
Par máximo anunciado: 17.1 mkg a 4.500 rpm
Par máximo obtenido: 17.58 mkg a 4.200 rpm

En esta ocasión, ninguna de las dos unidades ha llegado a las cifras de potencia anunciadas por sus respectivos fabricantes, aunque ambas se sitúan muy cerca de dichas cotas. El rendimiento de estos dos motores sigue caminos sensiblemente dispares. El Ford se encuentra en su elemento en la zona baja y media del cuentarrevoluciones, empujando en todo momento en estos regímenes para tornarse más perezoso que su rival a subir de revoluciones a medida que vamos aumentando el régimen, siendo claramente inútil forzar la situación por encima de las cinco mil vueltas. El Renault, por su parte, tiene un margen de utilización más amplio, especialmente
en la zona alta, con una curva de par bastante plana y que nos ofrece más de 16 mkg. entre las 2.000 y las 5.000 rpm. A partir de esta cota toma una clara trayectoria descendente, pero que todavía nos permite disponer de una buena cifra de par y de potencia, incluso a 6.000 rpm, si la situación requiere llegar a esos extremos.

Ford Sierra 2.0i GL vs Renault 21 Ti

Dos criterios distintos seguidos en la construcción de los motores: Fundición en el Ford y aleación ligera para el Renault

Ford Sierra 2.0i GL vs Renault 21 Ti

La técnica

El esquema técnico seguido por Ford y Renault varía sustancialmente en la elección del tipo de tracción. Mientras que el primero conserva una estructura tradicional, colocando el motor delante en posición longitudinal y llevando la transmisión a las ruedas traseras, Renault, en el 21, transmite la potencia del motor a las ruedas delanteras, dejando el motor en posición longitudinal en voladizo sobre el tren delantero. Existe otra versión del 21 (motor 1.7) con el motor delantero transversal, pero en las versiones dotadas de motor de 2 litros y en las Diesel va ubicado longitudinalmente.
El Sierra tres volúmenes mejora ligeramente su coeficiente aerodinámico con respecto a la versión de dos volúmenes y medio, a la vez que se aumenta la rigidez del conjunto trabajando en los pontones laterales y en el travesaño central. En cualquier caso, su aerodinámica se queda ligeramente por debajo de la del Renault, que, con un Cx de 0.31, consigue una velocidad punta claramente más alta que la del Ford. Este mejor coeficiente aerodinámico también se nota en los consumos, notablemente más bajos en el Renault, aunque también es cierto que juega con la ventaja de llevar unos desarrollos algo más largos.
Los motores utilizan una arquitectura parecida: árbol de levas en culata accionado por correa dentada, válvulas en «V» y alimentación por medio de inyección electrónica. La diferencia principal radica en el material en el que están construidos; mientras que el de Ford es todo de fundición, el de Renault lleva el bloque y la culata de aleación ligera. Esto y la forma especial de la cámara de combustión permiten a la marca francesa utilizar una relación de compresión claramente más alta (10,0:1 frente a 9,2:1), responsable, en parte, del menor consumo y de la mayor potencia.
Renault obtiene de los 1.995 cm3 del motor del 21 TI una potencia de 120 CV., lo que supone un rendimiento al litro de 60,15 CV., mientras que Ford se queda en 57,7 CV. al obtener de sus 1.993 cm3 sólo 115 CV. En cualquier caso, las diferencias son poco acusadas con un buen rendimiento en ambos casos. Las suspensiones, de ruedas independientes en los dos modelos, varían principalmente en el tren trasero. Delante, ambos montan un esquema MacPherson dotado de barra estabilizadora, mientras que Ford adopta en el tren trasero brazos oblicuos inclinados 18°, anclados a un bastidor auxiliar formado por tubos, y Renault utiliza ruedas tiradas, en las que el elemento sustentante y el estabilizador se encargan a un conjunto de cuatro semibarras de torsión, solución usada también en algunas versiones del R-9, 11 y en el 5 GT Turbo. Sus amortiguadores van colocados en una posición muy tumbada, de forma que restan muy poco espacio al maletero.
En el equipo de frenos ambas marcas utilizan discos ventilados en el tren delantero, con ligera ventaja para Renault, que adopta un diámetro algo mayor. Detrás, el 21 lleva discos macizos, mientras que Ford recurre a tambores, excepto en el caso de que el coche venga equipado de ABS; entonces se sustituyen por discos para que pueda trabajar el sistema.

F. de la Rica

Características técnicas

Ford Sierra 2.0i

Motor

Delantero longitudinal. 4 cilindros en línea. Diámetro por carrera 90.8 x 77.0 mm. Cilindrada 1.993 cm3. Bloque y culata de fundición. Distribución por árbol de levas en culata accionado por correa dentada. Encendido electrónico. Alimentación por inyección electrónica Bosch L-Jetronic. Refrigeración por liquido con electroventilador. Relación de compresión 9.2:1. Potencia 115.0 CV DIN a 5.500 rpm. Par máximo 16.3 kgm a 4.000 rpm

Transmisión

Tracción trasera. Embrague monodisco seco (215 mm de diámetro). Grupo 3.923:1. Relaciones: 1era 3.650; 2da 1.970; 3era 1.370; 4ta 1:1; 5ta 0.820

Suspensiones

Delantera: Independiente tipo McPherson, resortes helicoidales, amortiguadores telescópicos y barra de torsión antibalanceo.
Trasera: Independiente de ruedas tiradas por brazos oblicuos, resortes helicoidales, amortiguadores telescópicas y barra de torsión antibalanceo.

Frenos

Doble circuito con servofreno. Delanteros de discos ventilados (240 mm). Traseros de tambores (229 mm).

Dirección

De cremallera asistida. Vueltas de volante 2.8. Diámetro del volante 38 cm. Diámetro de giro 10.8 m

Ruedas

Llantas de chapa 5.5" x 14". Neumáticos 185 / 65 R 14

Carrocería

Tanque de combustible de 60 litros. Carter 3.75 litros. Circuito de refrigeración 8 litros. Peso 1.194 Kg (53% adelante y 47% detrás). Largo 4.460 mm Ancho 1.700 mm Alto 1.410 mm Trocha delantera 1.450 mm Trocha trasera 1.470 mm. Entre ejes 2.610 mm


Renault 21 Ti

Motor

Delantero longitudinal. 4 cilindros en línea. Diámetro x carrera 88.0 x 82.0 mm. Cilindrada 1.995 cm3. Bloque y culata de aleación ligera. Distribución por árbol de levas en cabeza accionado por correa dentada. Encendido electrónico. Alimentación por inyección indirecta electrónica Renix. Refrigeración por liquido con electroventilador. Relación de compresión 10.0:1. Potencia 120.0 CV DIN a 5.500 rpm. Par máximo 17.1 kgm a 4.500 rpm

Transmisión

Tracción delantera. Embrague monodisco seco (210 mm de diámetro). Grupo 3.444:1. Relaciones 1era 4.090; 2da 2.170; 3era 1.409; 4ta 1.030; 5ta 0.861:1.

Suspensiones

Delantera. Independiente tipo McPherson con brazo inferior transversal, resortes helicoidales, amortiguadores telescópicos y barra estabilizadora.
Trasera. Independiente de ruedas tiradas por brazos longitudinales, barras de torsión - estabilizadoras y amortiguadores telescópicos

Frenos

Doble circuito en X con servofreno. Delanteros de discos ventilados (266 mm). Traseros de discos (228 mm).

Dirección

De cremallera asistida. Vueltas de volante 3.2. Diámetro del volante 38 cm. Diámetro de giro 10.5 m

Ruedas

Llantas de aleación ligera 5.5" x 14". Neumáticos 185 / 65 R14

Carrocería

Depósito de combustible 66 litros. Capacidad del cárter 5.3 litros. Circuito de refrigeración 7.4 litros. Peso 1.120 Kg (62% adelante 38% atrás). Largo 4.460 mm Ancho 1.170 mm Alto 1.410 mm Trocha delantera 1.450 mm Trocha trasera 1.400 mm Entre ejes 2.600 mm

Pueden dejar sus comentarios sobre este test en el Blog de Test del Ayer

Deja tu comentario sobre este Road Test

 


Ford Sierra

Renault 21


CONCLUSIONES

FORD SIERRA

Lo mejor

  • Interior amplio y cómodo

  • Iluminación muy buena
  • Acabado correcto

Lo peor

  • Suspensión poco enérgica

  • Consumos algo elevados
  • Rumorosidad mecánica

RENAULT 21

Lo mejor

  • Habitabilidad notable

  • Instrumentación analógica
  • Consumos recortados

Lo peor

  • Volante resbaladizo

  • Llantas "camufladas"
  • Aspecto interior pobre

Cotizá ahora el seguro para tu auto

VELOCIDAD MÁXIMA
Ford Sierra
183.600 Km/h
en 5ta a 5.290 rpm
Renault 21
198.100 Km/h
en 5ta a 5.400 rpm

ACELERACIÓN
Sierra
R-21
0 a 400 m
17.81 s
17.41 s
0 a 1000 m
33.04 s
31.43 s
0 a 100 Km/h
11.54 s
10.25 s
400 m desde 40 km/h en 4ta
19.11 s
18.82 s
1000 m desde 40 km/h en 4ta
35.05 s
33.94 s
400 m desde 50 km/h en 5ta
19.42 s
18.53 s
1000 m desde 50 km/h en 5ta
37.61 s
34.82 s
60 a 90 Km/h en 4ta
8.38 s
7.22 s
90 a 120 Km/h en 4ta
9.00 s
8.75 s
60 a 120 Km/h en 4ta
17.38 s
15.97 s
60 a 90 Km/h en 5ta
11.73 s
9.83 s
90 a 120 Km/h en 5ta
12.35 s
10.31 s
60 a 120 Km/h en 5ta
24.06 s
20.14 s

ERROR DEL VELOCÍMETRO (KM/H)
Vel indicada
Vel real
Sierra
R-21
40
38
35
60
57
56
80
77
74
100
96
93
120
114
112
140
134
132
160
154
152
180
173
173

ERROR DEL CUENTA REVOLUCIONES
RPM indicadas
RPM reales
Sierra
R-21
1000
1050
1030
2000
2050
2080
3000
3000
3090
4000
3990
4030
5000
4990
5030

CONSUMO (l/100 km)
 
Sierra
R-21
a 60 Km/h
5.68
5.67
a 80 Km/h
6.62
5.87
a 100 Km/h
7.63
6.63
a 120 Km/h
9.25
7.50
a 140 Km/h
11.14
8.32
a 160 Km/h
12.23
10.14
Urbano
13.38
11.02
Carretera y autopista
7.28
7.21
Promedio
8.63
8.11

Ford Sierra 2.0i GL vs Renault 21 Ti
La instrumentación del Ford es correcta y legible

Ford Sierra 2.0i GL vs Renault 21 Ti
La analógica del R-21 es más efectiva que la digital

Ford Sierra 2.0i GL vs Renault 21 Ti
Muy cómodos los asientos del Sierra, pero con escasa sujeción lateral

Ford Sierra 2.0i GL vs Renault 21 Ti
Los asientos del R-21 son muy envolventes, aunque el material de la tapicería es mejorable

Ford Sierra 2.0i GL vs Renault 21 Ti

EQUIPAMIENTO
Ford Sierra
Renault 21

Puesto de conducción

- Regulación de asiento en distancia
- Regulación de banqueta en altura
- Regulación de inclinación del respaldo
- Apoyacabezas delanteros
- Regulación de altura de apoyacabezas
- Regulación de inclinación de apoyacabezas
- Apoyabrazos en las puertas
- Parasoles orientables
- Espejo de cortesía derecho
- Reposapiés izquierdo
- Cinturones de seguridad retráctiles
- Anclaje de cinturón de seguridad regulable en altura

Visibilidad

- Faros halógenos
- Altura de faros regulable bajo el capot
- Faros auxiliares de largo alcance
- Luz trasera antiniebla doble
- Luz trasera marcha atrás doble
- Intermitentes de emergencia
- Cristal delantero laminado
- Cristales tonalizados
- Desempañado forzado parabrisas
- Luneta trasera térmica
- Limpiaparabrisas con 3 velocidades
- Retrovisor interior día / noche
- Retrovisor exterior izquierdo mecánico
- Retrovisor exterior derecho mecánico

Instrumentación

- Cuentarrevoluciones
- Cuentakilómetros parcial
- Reloj digital
- Nivel de combustible
- Temperatura de agua

Luces testigo

- Presión de aceite
- Nivel de combustible
- Nivel de líquido de frenos
- Indicador de carga de batería
- Freno de estacionamiento
- Desgaste acusado de pastillas de freno
- Problema de circuito de frenado ABS
- Recordatorio uso de cinturones
- Luneta térmica
- Luz de carretera
- Antinieblas traseros
- Intermitentes de emergencia
- Reóstato de iluminación de tablero

Habitáculo

- Agarrador superior delantero derecho
- Agarradores superiores traseros
- Encendedor delantero
- Cenicero delantero
- Cenicero trasero en puertas
- Reposabrazos central trasero
- Luz de cortesía delantera
- Alzacristales eléctricos delanteros
- Cierre centralizado de puertas
- Cierre centralizado de baúl
- Cerradura de seguridad para niños
- Tapón de depósito con llave
- Llave única para todas las funciones
- Preequipo de radio

Climatización

- Aire fresco exterior directo
- Extracción dinámica del aire interior
- Ventilador de 3 velocidades
- Desempañado de cristales laterales
- Recirculación de aire

Equipo mecánico

- Servofreno

Opcionales

- Pintura metalizada
- Asiento del conductor regulable en altura
- Aire acondicionado
- Techo solar de apertura manual
- Antibloqueo de frenos ABS

Puesto de conducción

- Regulación de volante en altura
- Regulación de asiento en distancia
- Regulación de inclinación del respaldo
- Apoyacabezas delanteros
- Regulación de altura de apoyacabezas
- Regulación de inclinación de apoyacabezas
- Apoyabrazos en las puertas
- Parasoles orientables
- Espejo de cortesía derecho
- Reposapiés izquierdo
- Cinturones de seguridad retráctiles

Visibilidad

- Faros halógenos
- Altura de faros regulable bajo el capot
- Faros delanteros antiniebla
- Luz trasera antiniebla única
- Luz trasera marcha atrás única
- Intermitentes de emergencia
- Cristal delantero laminado
- Cristales tonalizados
- Desempañado forzado parabrisas
- Luneta trasera térmica
- Limpiaparabrisas con 3 velocidades
- Retrovisor interior día / noche
- Retrovisor exterior izquierdo mecánico
- Retrovisor exterior derecho mecánico

Instrumentación

- Cuentarrevoluciones
- Cuentakilómetros parcial
- Reloj digital
- Nivel de combustible
- Temperatura de agua
- Nivel de aceite

Luces testigo

- Presión de aceite
- Nivel de combustible
- Nivel de líquido de frenos
- Indicador de carga de batería
- Freno de estacionamiento
- Desgaste acusado de pastillas de freno
- Luneta térmica
- Luz de población
- Luz de cruce
- Luz de carretera
- Antinieblas delanteros
- Antinieblas traseros
- Intermitentes individuales
- Intermitentes de emergencia
- Reóstato de iluminación de tablero

Habitáculo

- Señal acústica de luces encendidas
- Agarrador superior delantero derecho
- Agarradores superiores traseros
- Encendedor delantero
- Cenicero delantero
- Cenicero trasero en puertas
- Reposabrazos central trasero
- Luz de lectura delantera
- Luz de cortesía delantera
- Alzacristales eléctricos delanteros
- Cierre centralizado de puertas
- Cerradura de seguridad para niños
- Tapón de depósito con llave
- Llave única para todas las funciones
- Preequipo de radio

Climatización

- Aire fresco exterior directo
- Extracción dinámica del aire interior
- Ventilador de 3 velocidades
- Desempañado de cristales laterales

Equipo mecánico

- Servofreno

Opcionales

- Pintura metalizada
- Aire acondicionado
- Antibloqueo de frenos ABS

Vea también

Alfa Romeo GTV vs Ford Sierra

Comparativa Alfa Romeo GTV 6 2.5 vs Ford Sierra XR4i V6
Revista Autopista (España) Nro 1353. Junio de 1985

NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.


 
 
 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad
Por Gustavo Ernesto López

email guerlopez@gmail.com