Nacionales

Importados

F1 Web

Gustavo López Productor de Seguros

Búsqueda personalizada

Road Test de autos importados en el mercado argentino

Por Gustavo Ernesto López
. Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer

Mitsubishi Eclipse GSX - 1994

 

Fuera de lo común
Por José Luis Di Palma

 

Revista Corsa Nro 1470. Octubre de 1994

 

Mitsubishi Eclipse GSX
José Luis engomando el nuevo pavimento del autódromo. Lo exigió como si estuviera en una clasificación de la F-2 Británica

Motor turboalimentado con casi 200 caballos, tracción integral y toda la facha, hacen de este producto de la asociación de las industrias japonesa y americana una coupé de singulares características. El internacional José Luis lo analiza para ustedes

El Mitsubishi Eclipse es el fruto de la asociación de dos gigantes: la casa nipona y la Chrysler Corporation. Es entonces un japonés ... al gusto americano. Fabricado en los EE .UU. por la Diamond Star Motor Corp, la que desde su misma denominación anuncia el "casamiento", ya que los diamantes y la estrella son los emblemas de ambas casas.
Nació en 1989 y fue "aggiornado" constantemente hasta esta versión 1995 que introduce en nuestro mercado la firma Alfacar SA, importadora de la línea de los tres diamantes. En los EE .UU. se fabrica paralelamente a sus hermanos Eagle Talon y Plymouth Laser.
La versión que llegó a la Argentina, la GSX, es el "top of the line", ya que hay otra de menores prestaciones (GS).
El Eclipse se una coupé de neto corte deportivo e interesantísima performance. En velocidad final la fábrica denuncia 230 km/h plus con una aceleración de 0 a 100 km/h de menos de 8 segundos.

Mitsubishi Eclipse GSX
Volante que permite ver perfectamente el tablero, consola central, palanca de cambios. El conductor se siente "envuelto" por el entorno. Y la bandolera de sujeción automática

La base de estas prestaciones está dada por el extraordinario impulsor DOHC de cuatro cilindros, 16 válvulas y dos litros de cilindrada, con turbo intercooler e inyección electrónica, que eroga 195 HP (SAE) a 6000 rpm.
Seguramente por la idiosincrasia del mercado argentino, en el que se desprecia el uso de la caja automática en automóviles con afinidad deportiva, las unidades traídas por Alfacar son provistas de caja manual, de cinco marchas (con overdrive), las que comandan la tracción integral permanente. Este tipo de tracción, más el agregado de los frenos (de discos de gran diámetro, ventilados adelante y macizos atrás) con ABS, confieren al conductor una gran sensación de seguridad, especialmente en condiciones límite de marcha, como por ejemplo sobre piso húmedo o mojado.
La dirección es otro de los puntos altos del Eclipse. Es servoasistida con control electrónico, que la "ablanda" o "endurece" de acuerdo a la circunstancia que afronte.
Como corresponde a un auto de este nivel, más allá de atractiva estética y capacidad para acelerar pronto e ir rápido, el equipamiento es completísimo. A los ítems de confort más obvios, aúna otras incorporaciones no tan frecuentes como los cinturones de seguridad delanteros, que se ajustan automáticamente en cuanto uno cierra la puerta delantera correspondiente (y liberan al conductor o a su acompañante, cuando se la abre). Esto porque un extremo de la bandolera del cinturón está enganchado en un corredor que va de adelante hacia atrás por una guía ubicada en el marco superior de la ventanilla, por la que corre mediante un dispositivo eléctrico hasta engancharlo en el parante, con un tranquilizador "clac". Es muy buen recurso para cuando uno sube y baja frecuentemente del auto.
Otro de los puntos que llaman la atención al observador son las ruedas. Las llantas, muy a la "page" de gruesos rayos, muy logradas, son de impresionantes 16 pulgadas, en aleación de aluminio y para calzar neumáticos de ultra bajo perfil: 205/55R16, por supuesto de alto rango. Como dijo -creemos que acertadamente- nuestro tester invitado, JLDP, el Mitsubishi Eclipse tiene en todo el mundo un público de perfil muy bien delineado: cuarenta años, vital, ejecutivo, y que puede pagar -sin chistar, porque "sarna con gusto no pica" los 49.500 plus dólares que hay que oblar para tener uno en la cochera. Y a disposición para la escapada a la costa. O para convertir un viaje de negocios en un viaje de placer.

Carlos Neira
Fotos: A.C. y A.R.

Mitsubishi Eclipse GSX
Perfil de un ya clásico entre los deportivos. Obsérvese como escarban en el terreno blando, tanto el tren trasero como el delantero, por acción de la tracción 4x4

El GSX visto por José Luis

José Luis Di Palma estaba -por pocas horas- en Buenos Aires. De ahí a pedirle que probara por nosotros un auto en el "Oscar Alfredo Gálvez", hubo un sólo paso. Su opinión, por su experiencia -pese a sus 26 años- nos pareció interesante. El líder del actual campeonato de Fórmula 2 Británica y una de las esperanzas más firmes que tenemos los argentinos para ver a un compatriota sentado en un Fórmula 1, se prestó con gusto al contacto con un flamante Mitsubishi Eclipse GSX. Estas fueron sus opiniones, tras la prueba:
"Antes que nada quiero aclararte que este es un auto de calle, de muy buena performance. Un fierro. Pero es un auto standard. En estas dos horas lo exigí en la pista como si fuera un auto de carrera, y eso es un poco injusto, ya que no fue pensado para esto. Pero dada la premura del
tiempo, es aconsejable el proceder así para formarse una opinión acertada.
"Te digo que la presión de las gomas estaba un poco baja para la pista. Por lo menos entre cinco y diez libras. Así y todo noté buena tracción en las curvas lentas, cuando bajando el cambio el motor sube de vueltas y conecta el turbo. Este se acopla a las 3000 rpm aproximadamente, pero es entre las 4500 y las 5000 cuando se carga bien y se hace sentir de veras; entonces tiende a 'irse de trompa' constantemente y hay que prestarle atención a no aflojarle violentamente, porque en ese caso es la cola la que quiere pasarte... Por eso lo aconsejable es llevarlo en la potencia justa, no acelerándolo de más. Te recuerdo lo que te dije al principio: el usuario común, aunque quiera y guste y sepa andar rápido, no necesita llevarlo al límite para disfrutarlo.
"En otros aspectos, me gustó la dirección asistida, necesaria por la tracción integral; tiene una desmultiplicación cortita, bien deportiva. El volante tiene rayos algo bajos (para darle más visión al conductor sobre el tablero, que es óptimo) pero igual tiene buenos puntos para enganchar los dedos en las maniobras rápidas. Lo que noté en contra, es el reducido radio de giro, la capacidad de retome. La suspensión (y volvemos al principio, ya que está siempre en estos casos el compromiso entre lo deportivo y el confort) es lógica, aunque la noté un poco blanda en la pista. Me llamó la atención cuando anduve haciendo bosquecito (N. de la R.: José se refiere al de la curva del ombú, donde anduvo jugueteando entre los árboles...) lo bien que anduvo en algunos cortes del terreno. Pero como no es un auto para fuera de camino, hay que cuidarlo en cunetas y pozos.
"Las relaciones de caja son un poco largas, especialmente en 1era y 2da, pero como lo que sobra es potencia, no importa demasiado. Un detalle que no me gustó es la largura en el recorrido de la leva del cambio, entre 1era y 2da; la palanca se ve corta, pero eso es lo que sobresale y
el mando debe estar muy abajo.
"En la pedalera están muy juntos el embrague y el freno; pero en cambio es muy cómoda la ubicación de descanso del pie izquierdo, algo muy importante en viajes largos. Muy buena la posición de manejo, aunque no coincida totalmente con mi gusto personal en la materia. "Estéticamente -y esto es materia opinable- me gusta más de trompa que de cola. El frente es muy moderno, de muy buen perfil y con faros y buche de entrada de aire muy logrados. En cuanto a 'chiches' (equipamiento) tiene de todo y de excelente calidad: aire, estéreo, cinturones, etc, etc. "En suma, un auto sin vicios, con adecuadas medidas de seguridad (como el ABS que permite frenar en plena curva, por ejemplo). Un auto deportivo, con buena potencia y torque. Y muy particular, por el turbo y la tracción integral. Y por la gran facha..." José Luis dixit.

Mitsubishi Eclipse GSX
Cuando va, el Eclipse es tan lindo como cuando viene. Aunque cuando JL disiente ...


Características técnicas

Motor

Transversal, delantero, 4 cilindros en línea. Cilindrada 1.997 cm3. Potencia máxima 195 HP a 6.000 rpm; par máximo 203 Nm a 3.000 rpm. Cuatro válvulas por cilindro. Inyección electrónica multipunto

Transmisión

Integral permanente. Caja manual de cinco velocidades

Dirección

A piñón y cremallera (servoasistida con control electrónico)

Frenos

Delanteros a discos ventilados de 15 pulgadas con sistema ABS. Traseros a discos sólidos de 14 pulgadas con sistema ABS

Suspensión

Delantera del tipo independiente McPherson y barra estabilizadora
Trasera independiente "multilink" con barra estabilizadora

Ruedas y neumáticos

Llantas en aleación de aluminio de 16 pulgadas. Neumáticos 205/55R16

Carrocería

Coupé, dos volúmenes, tres puertas, 4 plazas. Cx 0.33. Largo 439 cm; Ancho 169.5 cm y Alto 132.1 cm. Distancia entre ejes 247 cm. Peso en orden de marcha 1.403 Kg. Tanque de combustible 60 litros


Pueden dejar sus comentarios sobre este test en el Blog de Test del Ayer

Deja tu comentario sobre este Road Test

 




 

Cotizá ahora el seguro para tu auto

VELOCIDAD MÁXIMA 230.00 Km/h
(Declarada por la fábrica)

ACELERACIÓN
0 - 100 Km/h
- 8.0 s

Mitsubishi Eclipse GSX
Portavasos y la censurada posición del encendedor y cenicero

Mitsubishi Eclipse GSX
El motor, un cuatro cilindros ubicado transversalmente, que con inyección y turbo eroga 195 HP en esta versión Top de la línea

Mitsubishi Eclipse GSX
La rueda de auxilio (auténtica "T-Spare") es finita y de chapa, por razones de espacio

Mitsubishi Eclipse GSX
El tablero, que da la información completa además de lo previsible, termómetro de agua y manómetro de aceite e instrumento para conocer la presión del turbo. Y mil luces ...

Mitsubishi Eclipse GSX

Mitsubishi Eclipse GSX
Baúl de capacidad reducida por el auxilio

Mitsubishi Eclipse GSX
Agradables llantas que dejan entrever los discos delanteros ventilados

Vea también

Eagle Talon TSi

Road Test del Eagle Talon TSi
Revista Parabrisas Nro 158. Agosto de 1991

NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.


 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad
Por Gustavo Ernesto López

email gustavolopez@testdelayer.com.ar