Nacionales

Importados

F1 Web

Gustavo López Productor de Seguros

Búsqueda personalizada

Road Test de autos importados en el mercado argentino

Por Gustavo Ernesto López
. Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer

Opel Corsa 1.6 GSi 16v - 1993

 

Pequeño fogoso

 

Revista Top Auto (España) Nro 12. Diciembre de 1993

 

Opel Corsa 1.6 GSi 16v

Estéticamente muy atractivo, no lo es menos por las prestaciones y dotes ruteras que su mecánica de 109 caballos hace posible

EL ESTRENO de la versión más deportiva de la nueva gama de Opel Corsa ha suscitado mucho interés, dado que este coche tiene el más pequeño motor biárbol multiválvulas por cilindro realizado por la casa alemana: un 1.600 descendiente de una noble estirpe de propulsores a dos litros con las mismas soluciones de distribución montadas en principio en el Kadett y ahora en el Astra GSi 16V. El corazón del Corsa pertenece, de hecho, a la familia de los motores Ecotec, la misma que tiene el 1.8-16V recientemente empleado en el Astra GSi de tres puertas. Y la expectación de los apasionados estaba justificada precisamente por la presencia de estas siglas, es decir, GSi 16V, que desde hace tiempo caracteriza a las afortunadas versiones deportivas del Opel de clase media.

También te puede interesar

- Comparativa Chevrolet Corsa 1.6 MPFi 3p vs Fiat Palio EL 3p vs
Volkswagen Gol GL 1.6 Mi 3p - 1998

- Road Test del Renault Clio 1.8 RSi

Opel Corsa 1.6 GSi 16v

Tenemos que reconocer que aquellos que esperaban un coche pequeño súper-deportivo pueden estar un poco desilusionados, como se puede intuir de los discretos valores de potencia máxima, manos a los 109 caballos. Sin embargo, resulta notablemente positiva la entrega de potencia; por lo tanto, el reprís y la conducción en general, de tal modo que facilita al máximo el estilo más deportivo de conducción. Otra nota positiva, por lo menos bajo la óptica de los más jóvenes, entre los que se encuentra el posible comprador, viene representada por el precio particularmente reducido en relación con el resto de sus competidores, 1.998.000 pesetas llave en mano. Este precio, es cierto, no incluye la dirección asistida (opción aconsejable por su eficiencia), pero incluye el ABS, al igual que otros accesorios, como la cerradura centralizada (también para la portezuela del tapón de la gasolina), los elevalunas eléctricos delanteros, el filtro anti-polen para el sistema de ventilación, las llantas en aleación con neumáticos de perfil bajo, etcétera.
Entre los accesorios disponibles en opción podemos señalar el aire acondicionado, el «air-bag» para el conductor y el equipamiento especial para el invierno, que comprende los retrovisores eléctricos calefactados y los asientos calentables. Existe la posibilidad de elegir entre dos sistemas de radio específicos para el Corsa (que no figuran entre los opcionales, pero sí en la línea de accesorios del Opel) los cuales disponen del original «display» y frontal sobre el cual se encuentran las indicaciones de las frecuencias y de la estación seleccionada y que dispone de seis altavoces.

Opel Corsa 1.6 GSi 16v

190 Km/h

Aunque si bien 109 caballos no constituyen una potencia elevadísima para un 1600 con 16 válvulas, tiene, sin embargo, una cierta vivacidad de conducción. Permite, por ejemplo, alcanzar los 189,750 km/h, una velocidad no lejana a los 192,350 km/h del Renault Clio RSi, que con 1794 centímetros cúbicos compensa las ocho válvulas de diferencia y dispone sin embargo de 110 caballos; la comparación se puede hacer extensible al Seat Ibiza GTi (198,450 km/h), que dispone de un motor de dos litros pero con potencia un poco superior, es decir, 115 caballos, y el Suzuki Swift GTi (188,150), uno de 1.300 también con 16 válvulas con 101 caballos. También la aceleración es indudablemente briosa: el Corsa GSi necesita respectivamente 10"20, 17"24 y 31"93 para pasar de 1 a 100 km/h, a 400 metros y a un kilómetro. Sin embargo, en estas prestaciones no se encuentra al nivel del Clio RSi (8"86/16"50/ 30"66) y del Ibiza GTI (9"37/ 16"74/30"91) o quizá del Swift GTi (9"15/16"64/30"74), y finalmente, su hermano Corsa 1.4 Sport, que es capaz de establecer tiempos no demasiado superiores, con 10"70/17"57/32"82, aventajado en esto por las relaciones cortas que, de hecho, no le permiten superar los 175,400 km/h.
Donde el Corsa se defiende maravillosamente, incluso contra ataca, es en el reprís: con sus 33"06 y 36"98 empleados para recorrer los 1000 metros desde 40 km/h, respectivamente en cuarta y en quinta marcha, se pone al nivel de los competidores de cilindrada superior. Para estos registros el Clio ha establecido 32"68/ 37"14; el Ibiza 33"33/36"83, y el Swift, 33"43/36"63, mientras el Corsa Sport ha podido obtener 34"51/38"17, restableciendo la jerarquía.

Un combinado equilibrado

Óptimos han sido también los resultados obtenidos con el Corsa GSi en los tests relativos a la frenada y el consumo: la presencia de un sistema de frenos mixto (discos autoventilables delanteros y de tambor los traseros) no es para nada negativo, e incluso, cuando se requiere el máximo de la deceleración posible, el coche se apoya rápidamente sobre las ruedas delanteras, que facilitan un óptimo grip y acompañando así de forma oportuna al sistema de frenos y dan más eficacia al sistema antibloqueo. Es así posible pararse a 100 km/h en 42,3 metros frente a los 45,7, 44,3 y 44,9 necesarios para el Clio RSi, Ibiza GTI y Swift GTi, que no llevan de serie el ABS como el Corsa GSi.
Desde este punto de vista puede ser interesante la comparación con el nuevo Fiat Punto GT (que llegará a España a principios de año), que, dotado también del ABS, necesita 42,1 metros (una diferencia irrisoria que aumenta ligeramente a medida que aumenta la velocidad).
Decididamente brillante, sin renunciar a la economía por lo que respecta al consumo de carburante, el Corsa GSi se revela como una de los más parcos entre los coches deportivos: indicativo en este sentido es el valor registrado en carretera con un consumo de 8,1 litros cada 100 km, frente a los 8,9 del Clio, los 9,0 del Ibiza y los 8,1 del Swift. La diferencia con los rivales europeos es de cerca del 10 por 100 y va en aumento al disminuir la velocidad (constante): en situaciones más «traidoras», sin embargo, como en ciudad, al igual que en la conducción extraurbana, las diferencias se acercan ligeramente (pero no mucho), mientras que el Swift obtiene más o menos los mismos resultados.

Opel Corsa 1.6 GSi 16v

Técnica: 16 válvulas tranquilamente deportivas

Dentro de la imperante tendencia de los diseñadores de coches a preferir líneas redondeadas, creemos que el Corsa representa el caso extremo, un hipotético récord en el hecho de lograr formas más ovoidales. Una impresión alimentada por la posición bastante avanzada del parabrisas, que se conjuga con el capó, los cristales laterales y la forma muy redondeada del frontal, que determina la sensación de encontrarse en presencia de un coche todavía mucho más compacto de lo que es realmente, dado que en realidad mide respectivamente 3 y 4 centímetros de longitud más que el Peugeot 205 o del Fiat Uno (373 cm frente a 370 y 369). Contribuyen a este efecto óptico los reducidos montantes de la carrocería tanto anteriores como posteriores y, especialmente para el GSi, los faldones laterales que rellena la zona central. La vista central se distingue por la toma de aire de dimensiones mayores (sobre el parachoques delimitado por los antiniebla) o por la rejilla más permeable al pasajero de la corriente de refrigeración (en la calandra entre los característicos faros a la oriental). Tiene en común con el resto de las versiones del Corsa el pequeño spoiler anterior alto, con 65 mm, y flexible, mientras que es exclusivo sólo del Sport el posterior, quizá un poco pronunciado, pero que prosigue sin soluciones de continuidad la caída del techo y, por lo tanto, no hace excesivamente pesada esta zona. También los grupos ópticos posteriores tienen una forma inusual. Lo mismo se puede decir de las llantas de "14", con seis brazos dispuestos en pareja y, parece casi inútil decirlo, de forma redondeada. Otros elementos de distinción con respecto a los Corsas de cilindrada inferior son el paragolpes, los aletines de los pasos de ruedas y la pintura metalizada de los espejos retrovisores laterales, que en el GSí están pintados del mismo color que la carrocería. El resultado del valor estilístico se expresa en el valor de 0,35 de coeficiente de resistencia aerodinámica y en la buena visibilidad, sobre todo en la parte delantera, gracias a los montantes bastante discretos.

Opel Corsa 1.6 GSi 16v

Habitáculo: Atractivo y práctico

Al igual que la parte externa, también la interior del Corsa GSi brilla por la belleza del diseño. Desde este punto de vista resalta el volante de tres brazos revestido en piel, que se revela funcional en la empuñadura. El salpicadero está repleto de curvas y resulta bastante envolvente, hecho que permite mejorar una mejor utilización de los interruptores que se encuentran sobre la cercana consola. Esta se encuentra encabezada por un pequeño tablero compuesto por un reloj, la temperatura externa y, en el centro, la fecha y las indicaciones relativas al radio cassette, cuando exista. La instrumentación es bien visible y compuesta de los indicadores esenciales para un coche de esta categoría: taquímetros / cuentakilómetros, cuentavueltas, termómetro de agua y nivel de carburante, además de una serie de indicadores esparcidos por el cuadro.
Como es habitual en los Opel, las luces se accionan a través de un interruptor a la derecha del frontal, cercano a los interruptores antiniebla delanteros y traseros: de esta manera los interruptores a los lados de las puertas tienen menos funciones (especialmente la de la izquierda) y resultan fáciles de accionar. El pulsador para las luces de emergencia se encuentra en posición adecuada, en el centro entre los dos espacios de ventilación con regulación manual; un poco más abajo se encuentra un sistema de reciclaje de aire, aunque no incluye el aire acondicionado (opcional). Por lo demás, la ventilación es suficiente y peca por la excesiva rumorosidad en las potencias más altas de las cuatro disponibles.
Los interruptores de los elevalunas eléctricos delanteros, de serie, se encuentran en la parte inferior del panel en el lado del conductor, mientras que el pasajero lo tiene en el tirador de la puerta, lugar en el cual el conductor tiene los comandos electrónicos de los espejos retrovisores; los cristales posteriores no disponen de ningún sistema de apertura, ni siquiera bajo pedido. La visibilidad es, en cualquier caso, buena, como también el espacio, pero sin ser nada especial, ha mejorado con respecto al anterior Corsa, pero tiene un discreto confort para cuatro pasajeros; sin embargo, no se puede decir esto paja cinco ocupantes. Los pasajeros posteriores se benefician de una buena accesibilidad; sin embargo, el espacio en altura es reducido; es necesario señalar que los cinturones de seguridad traseros son regulables en altura, al igual que los delanteros que disponen también de tensores.
La capacidad de carga es sólo discreta siempre que no se abatan los asientos posteriores (fraccionables bajo pedido); de este modo se pasa de 260 hasta 1.050 litros. En esta configuración no satisface la falta de revestimiento para la cara de los asientos normalmente no
visible (aunque el fondo del maletero es un poco saliente), mientras que se distingue en sentido positivo la presencia, debajo del asiento del pasajero, de un compartimiento porta-objetos bastante amplio que al igual se añade a las bolsas laterales de las puertas, a la bandeja debajo de la consola, a la guantera con llave y a las bandejas por encima y por debajo de ésta: especialmente se aprecia lo que se encuentra en el salpicadero porque es más fácil acceder a los objetos que se encuentren allí.
Finalmente los asientos de tipo deportivo se sujetan suficientemente y no resultan excesivamente duros.

En carretera: Necesidad de cariño

En la conducción del Opel Corsa GSi 16V uno se da cuenta inmediatamente de saber lo que puede hacer con un coche sin compromisos. Pero este último término no va ciertamente asignado el significado usual, aquel que trae a la mente una conducción empeñada, gratificante sólo al límite, falto de cualquier forma de confort: sin embargo, éste no es el caso. De hecho, el Corsa GSi manifiesta un orden mucho más flexible que el que tienen otros coches de tipo deportivo, con positivas repercusiones en el confort, ayudado en última instancia por una posición de conducción suficientemente válida y por el buen funcionamiento de la dirección, también dispone bajo pedido de servodirección que ayuda a no perder sensibilidad en la conducción.
El otro lado de la moneda viene representado por la tendencia a balancear en curvas -que en ningún caso perjudica a la manejabilidad del coche- y crea un cierto retraso en el apoyo y, por lo tanto, en la inserción, además de una cierta impresión de velocidad excesiva en las curvas. Estas características, unidas al paso de 2.443 mm (relevante, considerando las dimensiones del Corsa, pero en cualquier caso corto en términos absolutos), hacen que en curvas sea necesario hacer frecuentes correcciones. Por otro lado, esto sólo sucede cuando se conduce de forma
deportiva, situación en la cual se puede manifestar el subvirador cuando se abusa. Sin embargo, el motor es bastante rápido a la hora de responder, aunque en marchas inferiores, en los cuales se puede llegar a una pérdida de tracción sobre las ruedas motrices. En cualquier caso, el remedio a los consiguientes alargamientos de las trayectorias o pérdidas de motricidad consistente en el simple aligeramiento de la presión sobre el acelerador, prestando atención al eventual y progresivo alargamiento del tren trasero en los casos extremos.
Conduciendo de una manera más relajada, se aprecia la lineal erogación del propulsor, sin que la distribución a cuatro válvulas por cilindro no manifieste particulares «preferencias» por determinadas gamas de régimen, a diferencia de otros modelos del mismo tipo. Es un poco perezoso en frío y sonoro pisando el acelerador, pero su contribución es incisivo en la notable agilidad demostrada por el Corsa en la conducción por ciudad. La caja de cambios adolece de cierta falta de precisión, que queda patente en la propensión a que las marchas no entren si se maneja el selector con excesiva rapidez. Finalmente, en el sistema de frenos se aprecia uno perfecta modulación de la potencia de frenada, así como una elevada efectividad en conducción al límite gracias al ABS de serie.

Pueden dejar sus comentarios sobre este test en el Blog de Test del Ayer

Deja tu comentario sobre este Road Test

Origen: Austria

LAS NOTAS
Diseño
9
Puesto de conducción
8
Salpicadero
9
Habitabilidad
7.5
Acabados
8
Capacidad de carga
8
Visibilidad
9
Climatización
8.5
Equipamiento
8
Precio
8
Motor
8.5
Aceleración
8
Recuperación
9
Velocidad
8
Consumo
9
Cambio
7
Dirección
8.5
Frenada
9
Comportamiento
8.5
Confort
8

Puntaje final: 83.25

Cotizá ahora el seguro para tu auto

VELOCIDAD MÁXIMA 189.750 Km/h
En 5ta

ACELERACIÓN

0 - 100 m

7.34 s

0 - 400 m

17.24 s

0 - 1000 m

31.93 s

0 - 40 Km/h

2.44 s

0 - 60 Km/h

4.38 s

0 - 80 Km/h

6.84 s

0 - 100 Km/h

10.20 s

0 - 120 Km/h

14.20 s

0 - 140 Km/h

21.16 s

40 a 60 Km/h en 4ta

4.41 s

40 a 80 Km/h en 4ta

8.87 s

40 a 100 Km/h en 4ta

13.16 s

40 a 120 Km/h en 4ta

17.85 s

40 a 60 Km/h en 5ta

6.35 s

40 a 80 Km/h en 5ta

12.18 s

40 a 100 Km/h en 5ta

18.83 s
40 a 120 Km/h en 5ta 25.68 s
80 a 100 Km/h en 5ta 7.05 s
80 a 120 Km/h en 5ta 13.56 s
80 a 140 Km/h en 5ta 21.48 s
80 a 160 Km/h en 5ta 32.14 s

VELOCIDAD MÁXIMA EN CADA MARCHA

1era
49.2 Km/h a 4.500 rpm
2da
84.7 Km/h a 4.700 rpm
3era
128.7 Km/h a 5.300 rpm
4ta
162.6 Km/h a 5.200 rpm
5ta
189.7 Km/h a 6.000 rpm

 

CONSUMO

 
l/100 km
Carretera
7.70
Autopista
8.10
Ciudad
9.60
Al límite
19.30
Económico
4.40
A 90 Km/h constantes
5.50
A 120 Km/H constantes
7.50

FRENADA

40 Km/h a 0
7.1 m
60 Km/h a 0
15.5 m
80 Km/h a 0
27.3 m
100 Km/h a 0
42.3 m
120 Km/h a 0
60.4 m
140 Km/h a 0
84.4 m
160 Km/h a 0
108.1 m

ERROR DEL VELOCÍMETRO

Vel indicada
Vel real
40
37.2
60
55.7
80
74.5
100
93.0
120
112.1
130
121.3
140
131.6
160
151.6
180
172.3

Opel Corsa 1.6 GSi 16v

Opel Corsa 1.6 GSi 16v

Opel Corsa 1.6 GSi 16v

Características técnicas

Motor

Anterior, transversal, cuatro cilindros en línea. Diámetro por carrera 79 x 81.5 mm. Cilindrada 1.598 cm3. Relación de compresión 10.5:1. Potencia máxima 109 CV a 6.000 rpm. Par máximo 15.3 Kgm a 3.800 rpm. Cárter en fundición. Culata en aleación ligera. Distribución a doble árbol de levas a la cabeza con cuatro válvulas por cilindro e inyección electrónica multipunto con encendido electrónico integrado.

Transmisión

Ruedas motrices delanteras. Embrague monodisco en seco. Cambio manual de cinco marchas

Suspensiones

Delanteras de ruedas independientes tipo McPherson con brazos oscilantes, interiores y tirantes, resortes helicoidales, amortiguadores hidráulicos y barra antivuelco
Trasera con brazos longitudinales, tirantes interconectados

Dirección

De cremallera

Frenos

Con doble circuito hidráulico. Servofreno y ABS. Delanteros de disco ventilados. Traseros de tambor

Ruedas

Llantas de aleación ligera 5.5V x 14". Neumáticos Pirelli P600 185/60 R 14 82H

Dimensiones y peso

Largo 3.729 mm Ancho 1.608 mm Alto 1.420 mm Entre ejes 2.443 mm Peso en orden de marcha 960 Kg. Capacidad de tanque de combustible 46 litros. Baúl 260 / 1.050 litros

Vea también

Chevrolet Corsa 1.4 EFi 3p

Road Test del Chevrolet Corsa GL 1.4 EFi 3p
Revista Parabrisas Nro 200. Junio de 1995

NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.


 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad
Por Gustavo Ernesto López

email gustavolopez@testdelayer.com.ar