Nacionales

Importados

F1 Web

Búsqueda personalizada

Road Test de autos importados en el mercado argentino

Por Gustavo Ernesto López
.

Chevrolet Lumina APV - 1992

 

Nuevo estilo

 

Revista Parabrisas Nro 166. Mayo de 1992

 

Chevrolet Lumina APV
El monovolumen americano se destaca por su concepción y prestaciones

Éxito en Estados Unidos, llega a la Argentina -y a nuestra pista de test- la futurística Chevrolet Lumina

 

Al conducir esta van por las calles de Buenos Aires, seguramente experimentará una sensación cercana al acoso. No se puede pasar inadvertido ni en los barrios más sofisticados de nuestra ciudad, su diseño futurista contrasta con casi todos los diseños actuales. La experiencia demostró que su estética llama rápidamente la atención, y la gente no deja de sorprenderse con este "bicho raro".
Esta Lumina de G.M., la primera de este estilo que ingresa en nuestro mercado, es una excelente conjunción de confort, seguridad, versatilidad y prestigio.
A pesar del tamaño de su área frontal, el coeficiente aerodinámico de la Lumina (0,30) compite con los vehículos más modernos de menor tamaño.

Para lograr esta marca los ingenieros abusaron de la inclinación del vidrio delantero, abocándose luego a la resolución del inconveniente que esto acarreaba: la gran incidencia de luz sobre el conductor y su acompañante. Tema que finalmente fue resuelto con una aplicación de "sungate", película metálica que refracta las ondas de los rayos infrarrojos. Otra de las dificultades que presenta por el hecho de haber logrado ese espectacular coeficiente aerodinámico, es en la conducción. Debido a la exagerada inclinación de la trompa (66 grados), el conductor no tiene una completa noción de la distancia a la que se encuentra el paragolpes delantero.

Chevrolet Lumina APV
La Lumina con todas las puertas abiertas. Gran accesibilidad

Prácticamente todas las superficies visibles de la van americana están hechas de algún material plástico. Los guardabarros, por ejemplo, son de un compuesto elástico que protege la forma original en caso de pequeñas colisiones. El chasis de la Lumina tiene una estructura de arco que sostiene los paneles plásticos (pegados con adhesivos), que son alineados de manera precisa sobre pequeños protectores. El resultado práctico de este ajuste es la óptima flexibilización del vehículo sobre cualquier tipo de terreno o con cualquier tipo de carga. El gran portón trasero permite ingresar fácilmente todo tipo de equipaje y, a pesar de su tamaño, levantarlo no implica un mayor esfuerzo, debido a sus amortiguadores hidráulicos.
Manejar esta van no es ningún misterio. Por el contrario, es sumamente placentero. Además del cuidado con su trompa alargada, el conductor sólo precisa tener habilidad con el uso de los espejos retrovisores, tarea que se verá facilitada por la gran cantidad de áreas vidriadas que posee. Encontrar la posición de manejo ideal en la Lumina es tan fácil como apretar un botón, ya que la butaca del conductor tiene regulación electrónica de altura, inclinación, distancia del volante y posición del respaldo. Los comandos además, están muy bien localizados.

 

Chevrolet Lumina APV

El interior que puede adaptarse a mayores cargas rebatiendo el asiento trasero

Sentado frente al volante, es preciso recordar las características de manejo que requiere una caja automática, como así también las dimensiones y el peso de la van para maniobrarla. Una vez acostumbrado, y si decide salir a la ruta, la Lumina también le ofrece la ventaja del acelerador automático, que luego de ser accionado se desconecta apretando el pedal de freno.
La excelente visibilidad, muy buenas luces (las traseras están ubicadas de forma vertical sobre todo el parante lateral, detalle innovador que sorprende en nuestro mercado), los cinturones de seguridad inerciales para cada uno de los siete asientos, y el sistema de frenos ABS, le otorgan excelente seguridad. La puerta lateral, al ser corrediza, no sólo facilita el acceso a los asientos traseros, sino que también aumenta la seguridad, evitando la posibilidad de salir despedido en caso de choque.

Chevrolet Lumina APV
El portón trasero deja ver su interior a pleno

Varios son los detalles de confort que enriquecen el interior de la Lumina. Sus butacas. tapizadas en pana y muy confortables, poseen apoyabrazos individuales que evitan los desplazamientos laterales en caso de maniobras bruscas. Las luces interiores están en el centro del techo, y tiene una para cada fila de asientos.
En el tablero, el velocímetro, el indicador de temperatura de agua, el de presión de aceite y el medidor de nafta son de agujas, bien grandes y fluorescentes. Debajo del medidor de combustible se encuentra el indicador de marchas de la caja automática, y completan el tablero luces testigo que controlan el funcionamiento de todos los elementos importantes. En el panel, del lado izquierdo del tablero, está el control satelital de luces, y a la derecha el del limpiaparabrisas delantero y trasero. El control del acelerador automático también es satelital, pero se encuentra a la izquierda de la columna de dirección.

Chevrolet Lumina APV
El parabrisas, de importantes dimensiones e inclinación

En el piso, del lado izquierdo se aloja el pedal de freno de estacionamiento, y que se desconecta manualmente con una perilla debajo de la consola. Los levantacristales eléctricos los tiene en los paneles de las puertas, donde también está el control remoto de los espejos retrovisores, y la perilla de control de un sistema de bloqueo de puertas. En la consola central, al lado de la radio AM/FM con pasacassette, se encuentra la botonera que acciona el aire acondicionado, con seis velocidades. En ella tiene dos apoyabrazos junto al cenicero, otros dos en el interior de la guantera y un par más detrás de los respaldos de los asientos delanteros.
Teniendo en cuenta su vistoso y confortable interior viajar en la Lumina resultará más que agradable, amén de su gran confort de marcha, favorecido por la buena suspensión y su aerodinámica.

Chevrolet Lumina APV
El puesto de manejo, con buena dotación

Debajo de ese pico alargado, que es la trompa de la Lumina, se esconde un potente motor de 3.2 litros, seis cilindros en V con inyección single - point (un inyector de baja y otro de alta), con una potencia de 120 CV. La máxima velocidad que logró en nuestra pista de test fue 151.9 km/h, y llegó de 0 a 100 km/h, partiendo de cero en 14s93. Recordemos que éste no es un auto deportivo, y por ende, las prestaciones de velocidad y aceleración en un vehículo de estas características se ven superadas en interés por otros ítem como consumo o frenado. Las mediciones de consumo dieron un promedio de 12.27 km/l, marca que está a la altura de los autos más económicos de fabricación nacional.
Frenando, gracias al ABS, un vehículo como éste, de casi 1.600 kg sorprendió en la pista de pruebas, cuando a 60 km/h, se detuvo completamente en 17.41 metros.
Es claro, entonces, que a la hora de elegir un importado, esta van de fabricación americana, que parece venida del espacio, es una opción muy interesante para los consumidores argentinos.

Fotos: Marcelo Sacco

Chevrolet Lumina APV
El motor de la van es este V6 de 3.2 litros, que asegura un andar placentero junto con la caja automática

Pueden dejar sus comentarios sobre este test en el Blog de Test del Ayer

CONCLUSIONES

Pro

  • Diseño futurista

  • Coeficiente aerodinámico bajísimo
  • Excelente visibilidad gracias a las amplias superficies vidriadas
  • Asistencia de sistemas electrónicos
  • Sistema de frenos ABS

Contras

  • Dificultad para calcular la distancia del paragolpes delantero

  • Prestaciones de velocidad máxima y aceleración discretas

VEL. MÁXIMA 151.900 KM/H

Obtenida en la pista de test. Velocidad final determinada por el fabricante 170 km/h

ACELERACIÓN

0 - 60 Km/h

6.48 s

0 - 80 Km/h

10.24 s

0 - 100 Km/h

14.93 s

0 - 120 Km/h

22.58 s

0 - 400 metros

19.36 s

0 - 1000 metros

35.57 s

VIDRIOS, ESPEJOS Y ELECTRÓNICA ABUNDANTES FACILITAN SU MANEJO

FRENAJE

60 Km/h a 0

17.41 m

80 Km/h a 0

30.96 m

100 Km/h a 0

48.37 m

120 Km/h a 0

69.66 m

 

CONSUMO (km/l)
Urbano
10.06
En ruta cargado
a 100 Km/h
12.42
En ruta vacío
a 100 Km/h
14.33
Promedio
12.27

 

LLEVA HASTA SIETE PASAJEROS CON GRAN CONFORT Y SEGURIDAD


A veces el agudo ángulo de la trompa dificulta las maniobras y hace perder distancia


En el uso cotidiano la Lumina también demuestra su aptitud y versatilidad, por ejemplo yendo al supermercado


El monovolumen visto desde atrás no pierde su atractivo (Fotos de Juano Fernández)

A PESAR DEL MOTOR DE 3.2 LITROS CONSUME COMO UN AUTO MEDIANO

Características técnicas

Motor

Naftero, delantero, transversal, seis cilindros en V, árbol de levas a la cabeza, alimentación por inyección electrónica single point Rochester. Diámetro por carrera 89.0 x 84.0 mm Cilindrada 3.135 cm3 Relación de compresión 8.5:1 Potencia 120 CV a 4.200 rpm Torque 23.4 kgm a 2.200 rpm

Caja de cambios

Automática. Tracción delantera, tres marchas y MA con las siguientes relaciones: 1era 2.84:1 2da 1.60:1 3era 1:1 MA 2.07:1 Puente 3.18:1

Frenos

Discos ventilados. Diámetro 260 mm adelante. Tambor atrás con con servo. Sistema ABS

Suspensiones

Delantera: Independiente, McPherson, brazos transversales, resortes helicoidales, amortiguadores y barra estabilizadora.
Trasera: Eje rígido, tensores longitudinales, barra Panhard, resortes helicoidales, amortiguadores y barra estabilizadora.

Dirección

A cremallera con servo

Llantas y neumáticos

Llantas medida 14 x 5.5" Neumáticos 205/70 R 14 (Michelin en el caso del auto testeado)

Carrocería

Monovolumen, cinco pasajeros, cinco puertas. Dimensiones externas: Largo 4.930 mm Ancho 1.880 mm Alto 1.660 mm Entre ejes 2.790 mm Trocha delantera 1.490 mm Trocha trasera 1.550 mm Tanque de nafta 76 litros Baúl 3.190 dm3 (máximo) Peso del auto 1.570 kg

Precio

u$s 45.000


NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.

Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.

Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter

 

 

 

 

 

 

 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad

Por Gustavo Ernesto López

email gustavolopez@testdelayer.com.ar