Nacionales

Importados

F1 Web

Búsqueda personalizada

Road Test de autos importados en el mercado argentino

Por Gustavo Ernesto López
. Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer

Peugeot 404 Injection - 1965

 

Brillantes prestaciones

 

Revista Automundo Nro 31. Octubre de 1965

 

Peugeot 404 Injection

Entre los autos de un litro y medio aproximado de cilindrada, se destaca el Peugeot 404 por la brillantez de sus prestaciones. Dotado de una adherencia impecable y de un motor generoso y potente que le imprime al auto una elevada velocidad máxima y una aceleración perfecta, se hace perdonar con facilidad algunas faltas leves y algunos defectos de terminación, como, por ejemplo, la carencia de ciertos accesorios usuales en los autos de una determinada clase. En definitiva, es un hermoso auto con un precio dentro de limites razonables y que une a sus dotes de comodidad innegables un cierto "temperamento"

Habitabilidad

El Peugeot 404 a inyección es un cómodo 5 plazas con espacio suficiente para las equipajes. Las dos butacas delanteras están separadas y son bastante cómodas y amplias: los respaldos son rebatibles y pueden formar confortables camitas. Es una lástima que no tengan una adecuada sujeción transversal. Cuando se baja el brazo central, el diván posterior permite acomodar de modo satisfactorio a una tercera persona. El espacio disponible para las piernas es suficiente para los pasajeros que van adelante y más que suficiente para los de atrás, aunque las butacas delanteras están muy retiradas. También es buena la habitabilidad vertical. El baúl es amplio y su utilización buena gracias a su toma rectangular.

Peugeot 404 Injection
Exteriormente el Peugeot 404 a inyección no se diferencia de la berlina con motor de carburador. La línea es la clásica de modelos Peugeot elegante y esbelta. Se reconoce en ella el "lápiz" de Pininfarina

Posición de manejo

La conformación del puesto de guía permite una cómoda conducción turística: el piloto se encuentra a la altura justa para poder controlar el final del auto, sin estar demasiado hundido ni demasiado erguido. La inclinación del volante no es excesiva. aunque nosotros la preferirnos un poco más vertical.
Los pedales están situados muy hacia la izquierda, especialmente el pedal del embrague.
Se pueden alcanzar con facilidad todos los comandos principales, no obstante, merecen algunas criticas la colocación del freno de mano y del interruptor del ventilador eléctrico del equipo de aire acondicionado, que no se alcanzan con facilidad.

Terminaciones

Corno decíamos, las terminaciones, dada la clase del auto, podrían ser mejores en especial la del cambio de mandos; estaríamos más de acuerdo con el modelo sí el cambio de mandos hubiera estado cubierto de cuero y no simplemente barnizado; faltan el encendedor y otros particulares (por ejemplo, la luz interior de la guantera) que no son, en realidad, indispensables, pero resultan cómodos. También el plástico del tablero de instrumentos podría ser mejor. Sin embargo, el tapizado de los asientos y el revestimiento de los paneles de las portezuelas son bastante briosos. El equipo de aire acondicionado es práctico y moderno, aunque nos parece un poco pequeño.

Instrumental

El instrumental del Peugeot 404 es muy completo. En efecto, comprende taquímetro (dé diseño agradable y de fácil lectura) con cuentakilómetros parcial y total, termómetro de agua, indicador del nivel del carburante (falta una señal luminosa que indique el comienzo de la reserva del carburante), reloj eléctrico y amperímetro Completan la dotación el indicador de la presión insuficiente del aceite y la señal intermitente de los indicadores de dirección. Sin embargo falta el indicador de los proyectores de profundidad.

Visibilidad

La visibilidad es óptima en todas direcciones, gracias a la amplia superficie de cristales. La línea esbelta de la carrocería permite distinguir, hasta sus limites máximos, el cuerpo del automóvil. Es buena también la visibilidad de maniobra.

Peugeot 404 Injection

Al volante del auto
Motor

El motor a inyección del Peugeot 404 es bastante potente. Produce más de 96 CV SAE a 5.700 rpm. Aumenta con facilidad sus revoluciones, aun con regímenes muy bajos. La inyección permite obtener una carburación perfecta en todos los regímenes: no hemos notado ninguna inseguridad, ni siquiera en los bastante elevados, de la potencia máxima. En las pruebas de aceleración y de velocidad en circuito ha demostrado que resiste de modo poco común las "pasadas de vuelta". Pero nos encontremos incómodos con las relaciones de transmisión en el variado recorrido del Autódromo de Vallelunga; en realidad, en la curva Romana, la "segunda" resulta corta, mientras que la "tercera" es demasiado larga. Preferimos entrar en segunda para tener más potencia en las ruedas y un arranque más elevado a la salida; pero, de ese modo, debemos llevar el motor más allá, probablemente, de las 6.500 rpm. El mismo problema se producía en la variante, donde nos veíamos obligados a cambiar, al comienzo de la contracurva a derecha, haciendo alcanzan al motor regímenes elevadisimos. En la prueba de aceleración tuvimos una confirmación de la generosidad del motor; en efecto, obteníamos los tiempos menores llevando ampliamente las marchas al pasar los limites de seguridad.

Adherencia

La adherencia del Peugeot 404 es perfecta . En realidad, nos ha entusiasmado, tanto en las rectas como en las curvas. En las rectas, el auto parece pegado al terreno, aún a velocidades superiores a los 160 km/h. Solamente con velocidades elevadas y con una marcha baja iniciada en terreno quebrado, dada la gran potencia del motor, el auto tiende a "escapar" de cola, pero es un fenómeno muy común en los autos de una cierta potencia. En las curvas, la adherencia es impecable. El auto reacciona al más ligero toque del acelerador o del volante; cuando se aproxima al limite de adherencia empieza a alargar progresivamente la curva, deslizándose (derrapando) sobre las cuatro ruedas, sin saltos ni perdidas de adherencia imprevistas e incontrolables. Disminuyendo la aceleración en la curva, el auto entra docilmente, otra vez en la trayectoria, con el tren delantero. Dada la gran potencia se puede obtener un efecto sobrevirante alargando el tren posterior y actuando. solamente, sobre el acelerador. La derivación en las curvas, gracias a los neumáticos de anchísimas secciones es nula.

Velocidad

La velocidad máxima y la de crucero son elevadas. En nuestra prueba hemos superado el valor máximo de velocidad declarado por la casa, cubriendo el primer kilómetro en 21" 9, lo que equivale a una media de 164 km/h. Es, sin duda, un valor bastante interesante que coloca al Peugeot 404 a inyección entre los autos más veloces de su categoría. En la autopista, con trayectos más largos que nuestros usuales 2.000 metros, superamos, por ancho margen, los 165 km/h. También fue elevada la velocidad de crucero en la autopista, en nuestra opinión próxima, si no superior, a los 140 km/h. Así mismo son muy elevadas las velocidades que se pueden alcanzar con las marchas inferiores aprovechando las "pasadas de vueltas" es posible llevar la segunda hasta los 96 km/h y la tercera hasta casi los 130 km/h.

Aceleración

La aceleración del auto es óptima. Hemos recorrido el kilómetro inicial en solo 35"6, un valor sin duda notable para una berlina de 1600 cc. Hemos alcanzado los 100 km/h iniciales en 15", con el uso del cambio. Pero mas que los tiempos tomados con es cronómetro, se "siente" el auto al acelerar, empezando por la marcha más baja se pasa, rapidamente y sin vacilaciones, al máximo de revoluciones. También es bueno el pique de los regímenes bajos. Hemos recorrido el kilómetro, partiendo de 40 km/h en cuarta, en 39s6, y emplearnos 22s1 para pasar, en cuarta, de los 40 km/h a tos 100 km/h. Son unos tiempos buenos para una berlina de cilindrada media. Pasando a regímenes más altos, el auto demuestra su temperamento en la aceleración: en poquísimos segundos se pasa de los 100 km/h a los 140 - 150 km/h, lo que resulta bastante cómodo cuando se va por una autopista.

Frenos

No podemos decir que los frenos termoestables del Peugeot nos han convencido del todo. Como ya se sabe la casa francesa monta frenos a tambor en las 4 ruedas, con zapatas que no son autofrenantes y, para limitar el esfuerzo del pedal, el circuito de frenos esta servoayudado. Los tambores son de hierro colado, para favorecer su enfriamiento. Si desde un punto de vista teórico esa solución parece convincente, en la práctica se podría mejorar. La potencia de freno es elevada pero no fácilmente graduable, y el esfuerzo necesario para obtener la mayor desaceleración posible, muy chico. Además, en la marcha atrás, la frenada es todavía menos graduable.
En la prueba de velocidad en circulo hemos notado, después de cada doce o quince vueltas una breve perdida del rendimiento de los frenos.
En sustancia, son frenos eficientes pero se usan con ligereza, y no hay que abusar de ellos cuando el auto está muy cargado o en las bajadas largas.

Embrague

El embrague del Peugeot 404 es suave y progresivo. No tiene ninguna tendencia a patinar o arrancar, aunque se lo use de manera violenta. El esfuerzo, en el pedal es grande, y eso resulta fastidioso cuando uno se ve obligado a marchar en una fila de autos en la ciudad.

Volante

El volante, preciso y razonablemente directo, está dotado de la vuelta justa; lo mismo en bajas que en altas velocidades. No es en absoluto reversible. Al arrancar resulta muy duro, quizá por sus grandes secciones de goma; pero es un precio que se paga con gusto, para conseguir una buena adherencia.

Cambios

Personalmente no nos ha entusiasmado la disposición de las marchas (la primera se encuentra donde se suele encontrar, generalmente la segunda; la segunda en el lugar de la tercera, la tercera en el puesto de la cuarta: la cuarta se obtiene tirando hacia arriba de la palanca, en la dirección del parabrisas; la marcha atrás está en el lugar de la primera), pero una vez que uno se ha acostumbrado no se corre ya el riesgo de ir hacia el semáforo con marcha atrás, como nos ocurrió a nosotros más de une vez. No obstante, pensamos que con esa disposición el paso de la tercera a la cuarta y, mas aún, el de la cuarta a la tercera, no es tan rápido como en la disposición tradicional. Hemos notado una cierta rumorosidad en el comienzo de la primera y en el paso de la primera a la segunda. El movimiento de la palanca es normal y la sincronización discreta.

Consumo

En conjunto, el consumo es apropiado para las prestaciones del auto. Varia bastante según la manera de conducir y las condiciones del tránsito. Nuestro consumo oscilo en la marcha urbana entre los 18 litros y los 12 litros por cada 100 kilómetros. En la marcha extraurbana consumimos entre los 12 y 9 litros por cada 100 km.

Comodidad de marcha

La comodidad de marcha que ofrece el Peugeot 404 es total tanto por la comodidad de sus asientos como por la eficacia de las suspensiones. La rumorosidad en el interior del auto es limitadisima, aún a altas velocidades. Viajando con las ventanillas cerradas se pueden mantener conversaciones en voz baje a velocidades superiores a los 130 km/h.

R. Berardi

Deja tu comentario sobre este Road Test

;

 

VELOCIDAD MÁXIMA 164.000 KM/H

ACELERACIÓN

0-100 Km/h

15.0 s

0 a 1000 metros

35.6 s

40 Km/h a 1000 m en IV

39.6 s

40 Km/h a 100 Km/h en IV

22.1 s

VELOCIDAD MÁXIMA EN CADA MARCHA

2da

90 km/h

3era

130 km/h

CONSUMO (l/100 km)
Urbano
12 / 18
Extraurbano
9 / 12

Peugeot 404 Injection
Peugeot 404 Injection

Peugeot 404 Injection
Los asientos delanteros del Peugeot 404 son rebatibles. Las cuatro puertas dan cómodo acceso al interior. Todos los comandos principales, con alguna excepción, se alcanzan con facilidad. El Peugeot es un cómodo cinco plazas con amplio espacio para las piernas de los pasajeros de adelante y de atrás

Peugeot 404 Injection

Peugeot 404 Injection

Peugeot 404 Injection

Peugeot 404 Injection

Características técnicas

Motor

Naftero. 4 cilindros en línea. Diámetro por carrera: 84 x 73 mm. Cilindrada total 1.618 cm3. Potencia máxima 95 CV SAE a 5.700 rpm. Cupla máxima 14.4 kgm SAE a 2.800 rpm. Válvulas a la cabeza con botadores y balancines. Árbol de levas lateral, accionado a cadena. Lubricación forzada; filtro de aceite bajo el circuito principal; capacidad de la copa: 4 litros. Alimentación por inyección indirecta. Bomba de inyección tipo Kugelfisher; bomba de nafta eléctrica. Bujías tipo AC 43x1. Filtro de aire en seco con elemento filtrante. Enfriamiento por agua a circulación forzada; radiador y ventilador eléctrico. Capacidad del circuito de enfriamiento de cerca de 8 litros.

Transmisión

Motor delantero y tracción posterior. Embrague monodisco seco. Cambio de 4 velocidades y MA. Las marchas adelante sincronizadas. Relaciones de los cambios. 1era 4.0; 2da 2.24; 3era 1.44; 4ta 1:1. MA 4.32. Relación al puente 4.2:1.

Neumáticos

165 x 380

Suspensiones

Delantera. De ruedas independientes, tubos verticales de guía, muelles helicoidales, brazos transversales inferiores, largueros longitudinales de empuje. Amortiguadores hidráulicos telescópicos.
Trasera: Eje rígido. Muelles helicoidales y barra estabilizadora; amortiguadores hidráulicos telescópicos.

Dirección

A cremallera

Frenos

Termoestables a tambor. Servoasistidos. Frenos de socorro mecánico sobre los tambores posteriores.

Dimensiones y peso

Largo 4.430 mm Ancho 1.620 mm Alto 1.450 mm Despeje 150 mm. Distancia entre ejes 2.650 mm Trocha delantera 1.340 mm Trocha trasera 1.280 mm. Peso vacío 1.070 kg. Capacidad del tanque de combustible 50 litros.

Vea también

Peugeot 404

Road Test del Peugeot 404
Revista Corsa Nro 561. Marzo de 1977

NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.


 

 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad

Por Gustavo Ernesto López

email gustavolopez@testdelayer.com.ar