Nacionales

Importados

F1 Web

Búsqueda personalizada

Road Test de autos importados en el mercado argentino

Por Gustavo Ernesto López
. Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer

Alfa Romeo GTV 6 2.5 - 1984

 

Allegro molto veloce

 

Revista Motor 16 (España) Nro 41. Agosto de 1984

 

Alfa Romeo GTV 6 2.5

 

Son ya diez años los que el Alfetta Coupé lleva en el mercado. Sin embargo, su línea, debida al lápiz de Pininfarina, sigue levantando tanta admiración como cuando fue presentada. Y el motor V-6 de 2.5 litros equipado con un sistema de alimentación, le dio, hace ya casi cuatro años, los bríos suficientes para seguir manteniéndose en primera línea incluso a nivel de prestaciones

El Alfetta GTV 6 2.5 fue presentado a finales de 1980, aprovechando un ligero "restyling" que sufrió todo el modelo. Hasta aquel momento, el motor de 4 cilindros y 2 litros de cubicaje hacía la máxima opción de compradores de este coche, si exceptuamos la pequeña serie de coches equipados con un turbocompresor que se realizó para conseguir la homologación de cara a la competición del Alfetta Turbodelta.
Un año antes, Alfa Romeo había presentado su berlina Sei, la más alta de la gama, equipada de este motor V-6 de 2.5 litros, pero alimentado por seis carburadores, uno para cada cilindro. Los apasionados pero poco realistas técnicos de la marca italiana, admitieron, sin embargo, que estaban trabajando sobre una versión alimentada por un sistema de inyección, que en primer lugar equiparía a los coches destinados al mercado de Estados Unidos.
Decididamente optaron por la versión de inyección para el coupé, lo cual no sólo mejoraba la constancia del buen funcionamiento, sino que le permitía tener unos consumos más bajos y casi diez caballos más de potencia.
Aunque básicamente el coche no ha cambiado, se estudió concienzudamente el tarado de los elementos elásticos de la suspensión, logrando un compromiso, a nuestro modo de ver ejemplar, entre estabilidad y confort.
Los únicos puntos negros de este coche son una caja de cambio lenta y no demasiado agradable de manejar, y una presentación interior, particularmente en lo que al salpicadero se refiere, pobre y poco a la altura del resto del coche.

Alfa Romeo GTV 6 2.5
Un diseño de Pininfarina por el que los años pasan muy lentamente

Motor

4

Como decíamos, el motor de este coche es el V-6 a 60 grados -los técnicos de Alfa Romeo critican mucho el motor V-6 de Peugeot Renault Volvo, del que dicen que al ser 90 grados no puede tener la progresividad de funcionamiento que el suyo-, de 2.492 centímetros cúbicos que desarrolla 160 caballos. El par máximo lo da a 4.000 revoluciones por minuto, pero realmente, a partir de 1.500 / 1.700 vueltas, hay potencia suficiente para que el motor se recupere progresivamente, sin tirones.
Esa suavidad de funcionamiento es una de las virtudes de este motor, además de su potencia y su elasticidad, que quedan bien de manifiesto en las prestaciones que hemos conseguido. El motor Alfa funciona muy fin, incluso al ralenti, siempre que esté bien a punto. Además, el ruido que emite se mantiene en unos tonos bastante bajos en todo momento, tal y como queda reflejado en nuestro recuadro. Se oye lo justo que un motor de un coche deportivo se debe oír. Además, su bramido es francamente bonito, como sólo los fabricantes de escapes italianos saben conseguirlo.

Transmisión

3

Los desarrollos y el escalonamiento de la caja de cambio de este coche es coherente con el espíritu del mismo. Destinado, principalmente, a amantes de la conducción deportiva, Alfa Romeo ha escogido relaciones de cambio relativamente cortas, buscando el máximo en prestaciones sin preocuparse demasiado del consumo. Las cinco marchas son marchas de verdad. No hay ninguna en que se haya pretendido buscar la economía de consumo a velocidades crucero. El coche alcanza la velocidad máxima en quinta marcha en la que el coche sigue tirando con fuerza. Es un escalonamiento bastante progresivo.
Lo que no resulta tan agradable es el manejo del cambio, que tiene las características típicas de la marca. De entrada, a coche parado, la primera hay que engranarla o muy lentamente, o pasando por segunda. En caso contrario, rasca. Una vez en marcha, tal problema desaparece, funcionando los sincronizados con rapidez y eficacia. En esos momentos, lo que resulta desagradable es lo largo de los recorridos de la palanca para pasar de una marcha a otra. Además, el embrague es muy poco progresivo, actuando prácticamente en el último trozo de recorrido, lo que resulta molesto cuando no se está acostumbrado.

Alfa Romeo GTV 6 2.5
El abultamiento en el capot le diferencia. Es necesario para alojar el motor

Prestaciones

4

Son de primer orden. El coche hace los 220 kilómetros por hora en punta, que es velocidad máxima a la que muy pocos coches llegan. Y llega con facilidad, sin que el conductor tenga que hacer un esfuerzo de concentración para poder mantener el coche en línea. Además, su excelente equilibrio le permite mantenerse en velocidades por encima de los 200 kilómetros por hora, si el tráfico lo permite, sin mayores problemas, pues deben ser escasas las curvas de autopista que no sea capaz de pasar a esa velocidad.
En España, que no tenemos más que unos pocos kilómetros de autopistas, lo que más se aprecia son sus reprises y aceleraciones, fruto de la conjunción de este motor elástico y potente con unos desarrollos adecuados.

Consumo

4

Lo mejor de todo esto es que, aunque no haya sido el consumo la preocupación de Alfa Romeo, al final resulta que este coche no consume. Gracias a la inyección electrónica K-Jetronic los consumos que hemos obtenido han sido realmente bajos. Si el conductor se lo toma con calma y decide respetar los límites de velocidad, puede no llegar a consumir ni siete litros a los 100 kilómetros, lo que unido a los 75 litros que tiene el depósito de combustible, le permite tener una importante autonomía, que se reduce a la mitad en caso de que en carreteras de montaña uno se deje llevar por el nervio y el comportamiento de este coche. Incluso en ese caso, el consumo se mantiene dentro de unos limites bastante moderados, pues aun tratándose de un motor de 2.5 litros, no llega a los 15 litros a los 100 kilómetros.

Comportamiento

4

Además, el coche se tiene. Aunque el motor gravita sobre el eje delantero, el haber desplazado la caja de cambio al eje trasero permite una bastante buena distribución de pesos entre los dos ejes, lo que unido a la suspensión trasera con su eje De Dion, que permite que las dos ruedas se mantengan paralelas y perpendiculares al suelo en todo momento, independientemente de la inclinación que tome la carrocería, permite unos resultados espectaculares.
En curva rápida, el coche vira como sobre railes, pero según las curvas se van haciendo más cerradas, aparece una suave tendencia a derrapar del eje trasero, que se controla con facilidad y casi sin darse cuenta, tal es la docilidad del coche. El eje trasero tiene una gran capacidad motriz. Sólo en curvas de elevación muy cerradas puede llegar a haber alguna pequeña pérdida de adherencia, rápidamente controlada por el diferencial autoblocante.
El coche balancea ligeramente en curva, sin que ello afecte ni al confort, ni a la estabilidad.

Frenos

3

Los frenos, de disco en las cuatro ruedas y ventilados los delanteros, son eficaces y resistentes. Además, está muy bien equilibrada su acción. Por lo único que no merecen las cuatro estrellas es porque el tacto del pedal es demasiado esponjoso, siendo difícil, salvo que se esté muy acostumbrado al coche, dosificar correctamente la frenada.

Dirección

3

Bien en cuanto a desmultiplicación y precisión, pero se ve perjudicada a la hora de nuestra valorización por el volante, excesivamente grande y por su pesadez a coche parado.
Se agradece que el volante sea regulable en altura y que en la gama 84 el aro del volante en madera barnizada, haya sido cambiado por un volante guarnecido en piel.

Alfa Romeo GTV 6 2.5

Carrocería

4

La carrocería de este coche es un acierto total, como lo demuestra su resistencia al paso de los años. Aunque en los años en que fue dibujada la preocupación por la aerodinámica no era tan importante como ahora, el Alfetta tiene un buen coeficiente de penetración en el aire.
El GTV-6 se diferencia de sus hermanos por las llantas en aluminio de un diseño exclusivo, calzadas con neumáticos Pirelli P-6. Sobre el capó, un abombamiento ha sido necesario para poder dar cabida al motor V-6 y a su sistema de alimentación por inyección electrónica. En el resto son iguales, pues los retoques que sufrieron los Alfetta 2 litros en el momento del lanzamiento del GTV-6 fueron precisamente los paragolpes en material plástico, que incluyen un pequeño deflector delantero bajo el mismo, y los grupos ópticos traseros de una pieza.
Desentona con la pureza de las líneas del coche el mazacote del retrovisor exterior, aunque lo cierto es que prácticamente no produce ruidos aerodinámicos.

Habitabilidad

3

Por su propia concepción de coupé, todo coche de este tipo tiene unas ciertas limitaciones en el terreno de la habitabilidad. No hay, por tanto, que hacerse grandes ilusiones en este terreno en lo que al GTV-6 se refiere. El coche tiene dos confortables y amplias plazas delanteras y dos algo más justas detrás. Los principales defectos de estas dos últimas están en el poco espacio que queda para las piernas de los ocupantes del asiento posterior y que dicho asiento queda algo bajo a fin de que sus ocupantes no den con la cabeza en el techo. La accesibilidad a las plazas traseras es también un poco complicada, sobre todo para aquellas personas poco ágiles. Y sin embargo hay detalles como el que las ventanillas sean descendentes, que no se encuentran en otros vehículos de este tipo.
En lo que refiere al baúl, es amplio para el equipaje de dos personas y algo justo para el de cuatro.

Puesto de conducción

4

Alfa Romeo tiene a gala estudiar cuidadosamente el puesto de conducción de sus modelos para que cualquiera pueda sentirse a gusto al volante de los mismos. Y, lógicamente, el GTV-6 no podía ser una excepción. Gracias a las posibilidades de regulación del asiento en altura, longitud e inclinación del respaldo, y a las que tiene el volante, siempre se consigue encontrar una buena postura.
La visibilidad es bastante buena en todas las direcciones, pese a lo largo del morro y a lo alto de la ventanilla posterior. De noche el alumbrado está a la altura de las circunstancias.
La instrumentación es completa y fácilmente legible. El único pero que habría que poner a la instrumentación y mandos es la falta de iluminación de algunos de estos últimos (los interruptores, situados en el salpicadero).

Equipamiento

3

El GTV-6 lleva el equipamiento normal de un coche de su categoría y características. Su instrumentación, más completa de lo que es usual en otro tipo de coches, debe ser considerada en este caso como la normal.
La unidad probada iba dotada de un sistema de aire acondicionado, opción no excesivamente cara y que se agradece en verano, aunque en este caso no se trata de un equipo de gran potencia, quizá para que no "tire" demasiado del motor. De todos modos, en un automóvil cuyo precio en la calle es bastante alto, los responsables de Alfa podrían haberse esforzado algo más, porque el espíritu deportivo no tiene por qué estar reñido con elementos de información y confort que cada día son más habituales en automóviles con menos pretensiones. La dirección asistida, que para algunos usuarios es necesaria, creemos que desvirtuaría notablemente la sensación de una conducción deportiva.

Confort

4

Lo peor de los coches de este tipo es que suelen tener una suspensión muy dura, en la que se ha sacrificado el confort a la estabilidad. Como decíamos al principio, Alfa Romeo ha conseguido un compromiso entre ambas, empleando unos amortiguadores que se endurecen progresivamente según las suspensiones se ven solicitadas. El resultado es un buen confort de suspensión.
A éste hay que unir el bajo nivel sonoro y de vibraciones, así como la calidad de los asientos delanteros, ahora equipados de unos nuevos resposacabezas más útiles.

Terminación

2

Nada que decir de la terminación exterior ni de la mecánica, pero sí del interior. El salpicadero del GTV-6 es inadmisible en un coche de su categoría. Triste, mal rematado y lleno de interruptores, del mismo tipo que emplean los coches más populares y los vehículos industriales. El resto tiene una mejor terminación, pero el salpicadero lo desmerece. En cuanto a la calidad de los materiales empleados, también el Alfa desmerece respecto a los rivales que normalmente se enjuician en esta categoría. Porque se da la circunstancia de que no hay ya prácticamente automóviles latinos que puedan compararse y no queda más remedio que acudir a los alemanes o noreuropeos, en que este aspecto, el de la calidad de los materiales y la terminación, es objeto de un cuidado exquisito.

Valor / Precio

3

El Alfa Romeo GTV-6 tiene unas cualidades deportivas que se acercan mucho a las de vehículos de segmentos mayores, con la ventaja de tener un precio mucho más accesible. Por el precio del Alfa es difícil encontrar en toda la oferta del mercado otro coche con estas características.
Atractivo, aunque sin estridencias, rápido, estable y confortable, el GTV-6 tiene un precio incluso inferior al de sus más directos rivales. Es, por tanto, una interesante opción de compra para los interesados en una cupé deportiva con prestaciones de primera línea.
Sólo hay unos pequeños detalles, como la terminación y la falta de algunos elementos en su equipamiento, que ensombrecen en parte el valor del Alfetta.

Conclusiones

El GTV es uno de los automóviles actuales más atractivos para todo aquel que le guste conducir. De una eficacia sorprendente en todo tipo de circunstancias, el Alfa tampoco resulta un coche inaccesible por precio como ocurre con el Porsche 944 o incluso el Saab 900 Turbo, que se distanciaba claramente de sus más inmediatos rivales.
La incógnita de este GTV es la fiabilidad del producto. En los últimos años ha mejorado notablemente este aspecto en la marca italiana, pero no puede afirmarse en propiedad que éste sea uno de sus mejores argumentos.

Por Sergio Piccione

Podes dejar tu comentario sobre esta nota en El Blog de Test del Ayer


Deja tu comentario sobre este Road Test


CONCLUSIONES

Virtudes

  • Prestaciones excepcionales

  • Comportamiento irreprochable
  • Frenos muy eficaces

Defectos

  • Terminación mejorable
  • Mala visibilidad trasera
  • Recorrido de la palanca de cambio

VELOCIDAD MÁXIMA 220.000 KM/H
(en 5ta marcha)

ACELERACIÓN

0 a 400 m 16.6 s
0 a 1000 m 30.1 s
0 a 100 km/h 8.9 s
40 km/h a 400 m en IV 19.2 s
40 km/h a 400 m en V 21.0 s
40 km/h a 1000 m en IV 33.1 s
40 km/h a 1000 m en V 36.9 s
80 a 120 km/h en IV 9.0 s
80 a 120 km/h en V 12.0 s

FRENADO
A 60 Km/h
13.40 m
A 100 Km/h
30.70 m
A 120 Km/h
51.80 m
CONSUMO (l/100 km)
Ciudad a 26 km/h promedio
13.9
En Carretera  
a 90 km/h
6.4
En conducción rápida
14.8
En Autopista
a 120 km/h
7.5
En conducción rápida
12.9
Consumo medio ponderado
11.0
Autonomía promedio
630 Km



Los interiores del Alfa no son precisamente su característica mas destacable: poco cuidados y de calidad mejorable


El tapón de gasolina cierra con llave

Alfa Romeo GTV 6 2.5

Alfa Romeo GTV 6 2.5
Líneas agresivas típicamente italianas. Aunque se ofrece en otros colores, el rojo es el lógico

Alfa Romeo GTV 6 2.5

Alfa Romeo GTV 6 2.5
Un motor de 6 cilindros excepcional, sin duda lo mejor de la actual industria italiana

EQUIPAMIENTO

- Cuentarrevoluciones
- Cuentakilómetros parcial
- Termómetro de aguja
- Manómetro de presión de aceite
- Reloj
- Testigo de reserva de combustible
- Testigo de freno de mano
- Testigo de desgaste de pastillas de freno
- Parabrisas laminado
- Faros halógenos
- Faros antiniebla
- Luneta térmica
- Retrovisor regulable desde el interior
- Apoyacabezas delanteros
- Espejo de cortesía
- Alzacristales eléctricos delanteros
- Tapa de tanque de nafta con llave

Características técnicas

Motor

Delantero longitudinal. 6 cilindros en V. 2.492 cm3 (88 x 68.3 mm). Cigüeñal de 4 apoyos. Distribución por un árbol de levas a la cabeza accionado por correa dentada. Alimentación por inyección electrónica. Relación de compresión 9 a 1. Combustible: Gasolina de 96 octanos. Potencia máxima 160 CV a 6.000 rpm. Par máximo 21.7 mkg a 4.000 rpm

Transmisión

Tracción trasera. Caja de cambios manual de 5 marchas. Velocidad a 1000 rpm en cada marcha. 1era 7.8 km/h, 2da 14 km/h, 3era 21.7 km/h, 4ta 28.9 km/h y 5ta 35 km/h. Embrague de mando hidráulico

Dirección

De cremallera. Vueltas de volante entre topes: 3.5. Diámetro de giro 10.1 metros

Frenos

Discos ventilados adelante y discos atrás, con servo

Suspensión

Independiente adelante y eje de Dion detrás

Ruedas

Llantas de aleación, de 6 x 15 pulgadas. Neumáticos 195/60 HR 15

Pesos y capacidades

Peso en orden de marcha 1.210 kg. Largo 4.260 mm Ancho 1.665 Entre ejes 2.400 mm Trocha 1.360 mm. Tanque de combustible de 75 litros



NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.

 

 

 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad

Por Gustavo Ernesto López

email gustavolopez@testdelayer.com.ar