Nacionales

Importados

F1 Web

Búsqueda personalizada

Road Test de autos importados en el mercado argentino

Por Gustavo Ernesto López
. Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer

Ford Sierra RS Cosworth - 1986

 

204 CV contra 1

 

Revista Motor 16 (España) Nro 157. Octubre de 1986

 

Ford Sierra RS Cosworth

El caballo es uno de los animales más bonitos y elegantes del planeta; el Ford Sierra RS Cosworth, uno de los coches más rápidos y espectaculares entre los turismos de producción en serie. En el madrileño Hipódromo de la Zarzuela hemos convocado una "entrañable reunión", en la que ambos han tenido ocasión de compartir unos minutos de sesiones fotográficas que nos han dado pie a establecer una curiosa comparación

De esa comparación sale ganador el automóvil que, dicho sea de paso, parte con una ventaja abusiva; los 204 caballos de su motor disparan al vehículo a una velocidad cercana a los 240 km/h., mientras el estupendo mamífero entrenado para la competición no supera los 60 km/h en sus instantes más veloces, aunque debemos tener en cuenta que es uno solo ...
La colaboración entre Ford y Cosworth, como es sabido, viene desde antiguo. Dentro del programa conjunto elaborado por ambas empresas nació hace unos meses el nuevo Sierra Cosworth, que acaba de llegar a nuestro país.
La baza más importante es su precio, mucho más competitivo que el del resto de los rivales que pudieran hacerle sombra en lo referente a prestaciones puras y comportamiento.

Ford Sierra RS Cosworth

Mecánica

5

El motor de este Sierra es obra de la prestigiosa marca Cosworth y se ha fabricado con avanzadas técnicas, entre las que se encuentran la utilización del ordenador y el rayo láser. Tanto el turbocompresor como la inyección y el encendido están controlados por sistemas electrónicos de alta precisión, que permiten una regulación muy exacta de la mezcla de combustible y una presión del turbo óptima en cada circunstancia, con lo que la respuesta al acelerador es sumamente rápida en todo momento. El bloque de este motor toma como base el del modelo de serie que emplean desde hace algún tiempo los Sierra dos litros, y donde se ha realizado un auténtico esfuerzo es en la culata que, con 16 válvulas y dos árboles de levas en cabeza, se parece mucho a la que llevan los Mercedes 190 2.3, también desarrollada por la empresa británica Cosworth.
Al funcionamiento del motor no se le puede hacer el más mínimo reproche. Se mueve con una suavidad pasmosa y empuja con energía desde antes de las 3.000 revoluciones. Una vez alcanzadas las 4.000 vueltas, el tirón es todavía más fuerte -aunque, insistimos, sin brusquedades-, para llegar al límite en pocos instantes y sin rechistar. Los 204 caballos están siempre preparados para actuar al más ligero requerimiento y se consiguen velocidades elevadísimas, lo mismo saliendo desde parado que acelerando en marchas largas, como la cuarta o la quinta, circulando despacio. El ruido y las vibraciones se mueven en unos márgenes discretos, gracias a unos amortiguadores de rozamientos situados en los colectores y a la perfecta insonorización.

Ford Sierra RS Cosworth
El alerón posterior contribuye a mejorar la estabilidad a altas velocidades

La caja de cambios también es auténticamente de carreras. Las marchas entran con una precisión asombrosa y sin oponer resistencia, además de poderse efectuar la maniobra con la rapidez que requieren los coches de competición. Las relaciones de cambio están bien estudiadas y sólo hay un pequeño salto entre la cuarta y la quinta, apenas apreciable gracias a la respuesta del motor. El conjunto se completa con un diferencial autoblocante que sirve para impedir que las ruedas patinen en una aceleración fuerte o con suelo deslizante.

Comportamiento

3

Dos factores importantísimos a la hora de analizar un coche deportivo, como el que nos ocupa, son la estabilidad y las reacciones del mismo. En principio, el Sierra Cosworth no presenta problemas circulando con alegría, pero sin demasiadas pretensiones. La cosa se complica en el momento que decidimos emular a los grandes campeones y pisamos el acelerador con firmeza. En esas circunstancias, la carrocería apenas se balancea y se tiene una gran sensación de control sobre la máquina, pero, a medida que las curvas se suceden, nos damos cuenta de la dificultad que hay para hacer que la trompa del coche vaya por el camino deseado. Tiene una tendencia acusada a seguir recto en la entrada de los virajes, que se acentúa cuanto más cerrados son éstos. La solución no es nada fácil, ya que, para resolver el contratiempo, debemos de acelerar lo suficiente como para que el motor tenga fuerza y tire del eje trasero; pero si lo hacemos demasiado violentamente, el coche comenzará un derrapaje de la parte de atrás, que, aunque es noble y progresivo, tendremos dificultad de controlar por la cantidad de potencia que se transmite.

Ford Sierra RS Cosworth
El Sierra Cosworth encierra bajo su espectacular carrocería una mecánica de primer orden. El motor de cuatro válvulas por cilindro y doble árbol de levas en cabeza es casi de competición

Por otra parte, a la velocidad a que hay que mover las manos en esta situación pondrá a prueba nuestra capacidad al volante. Además, el susto es prácticamente inevitable. Otra solución, que sólo es válida si la velocidad no es demasiado elevada, será levantar el pie del acelerador y esperar a que el coche vuelva a colocarse.
La dirección es muy rápida, con sólo dos vueltas y media entre los extremos, y, aunque es asistida, se mantiene siempre la sensación de control sobre el vehículo gracias a un sistema que la endurece progresivamente en función de la velocidad. Tiene también un detalle importante, y es que eleva el régimen del motor cuando el volante está girando a tope para evitar que se cale, como ocurre en otros modelos, que no resisten la fuerza que resta al motor el mecanismo de servoasistencia. La suspensión tiene la dureza imprescindible que requieren los coches deportivos y de gran potencia, pero no resulta incómoda a los pasajeros. Aunque se notan las irregularidades de la carretera, no se van dando saltos que machaquen los riñones. Por otro lado, el coche es bastante bajo y el escape pega en el suelo con facilidad. Los frenos, con sistema antibloqueo (ABS) funcionan a la perfección.
También la potencia se transmite al suelo sin el menor patinazo, con la ayuda de un diferencial autoblocante.
Las luces, tanto en su posición de cruce como de larga, son tremendamente eficaces y permiten circular de noche a tanta velocidad como nos permita el corazón.

Carrocería

3

El Cosworth mantiene la aerodinámica del resto de los Sierra a pesar de contar con rejillas y formas estudiadas para mejorar la refrigeración de frenos y turbo. Un alerón diseñado de forma que pegue el coche al suelo cuando se rueda a alta velocidad, unos estribos laterales y aletinos que permiten alojar neumáticos anchos de competición, un spoiler delantero y un paragolpes con el mismo color del coche (que puede ser blanco, negro o azul metalizado) son otras de las modificaciones de carrocería, que ascienden a un total de noventa y dos.
En el interior no hay muchos cambios. Unos formidables asientos Recaro, volante y pomo de la palanca de cambio de cuero y algún otro detalle de menor importancia es todo lo que hay. La postura de conducción es magnífica y sólo se ve ensombrecida por lo incómodo del cinturón de seguridad y por unos pedales colocados para hacer un uso deportivo de ellos. También nos ha parecido escasa la visibilidad hacia atrás, que, entre el alerón y el montante posterior, queda bastante reducida.

Por: Jaime Hernández
Fotos: Ramón Rodríguez

Ford Sierra RS Cosworth
La carrocería del Sierra apenas balancea, aún en los apoyos más fuertes. Al comportamiento, sin embargo, hay que hacerle una crítica: el eje delantero se muestra perezoso a la entrada de las curvas, sobre todo si estas son lentas. Corregir este defecto a alta velocidad requiere de buenas dotes al volante

Frente a sus rivales

Después de analizar profundamente la extensa lista de modelos que se ofrecen en el mercado nacional, hemos llegado al convencimiento de que no existe ningún rival directo con quien pueda competir el Ford Sierra RS Cosworth. De todas formas, hay un reducido grupo de coches que tienen ciertas similitudes, en algunos apartados, con el que probamos en este número, pero que por unos u otros motivos se ha creído conveniente desechar en este capítulo.
En primer lugar, tendríamos al Opel Monza, un vehículo construido para el mismo tipo de usuarios y con características parecidas de precio, pero que está en vías de desaparición, por lo que no quedan muchas unidades a la venta. Con el Rover Vitesse ocurre lo mismo y sólo hay ya unas pocas unidades en stock. Luego estarían, como oponentes más significativos, el Mercedes 190 E 2.3/16 y el BMW M535i, que, aunque tienen también esa filosofía de vehículos deportivos derivados de un turismo de gran producción, son muchísimo más caros que el Ford. Otro tanto sucede con el Maserati Biturbo, que, no obstante, es un coche más exclusivo. Por último, nos encontraríamos con el Saab 900 Turbo 16, que sin tener un carácter deportivo tan marcado como el Ford, también podría incluirse entre las posibles opciones. El modelo sueco tiene un enfoque mucho más familiar, a pesar de que lleva un motor de rendimiento brillante. Además, vale casi un 25% más que el vehículo centroeuropeo.
Por tanto, visto este estudio, se deduce que el Ford Sierra RS Cosworth representa una magnífica alternativa en el terreno de los automóviles con pretensiones velocísticas y formas espectaculares, todo ello con un precio muy competitivo, que hay que considerar tremendamente ajustado, si tenemos en cuenta las cifras que se barajan en este sector del mercado automovilístico, con modelos tan caros.

Ford Sierra RS Cosworth
Foto internet

Ford Sierra RS Cosworth
Foto internet

Pueden dejar sus comentarios sobre este test en el Blog de Test del Ayer

Deja tu comentario sobre este Road Test




CONCLUSIONES

Virtudes

  • Motor excelente

  • Caja de cambios buena
  • Frenos eficaces

Defectos

  • Poco agarre del eje delantero

  • Cinturones de seguridad incómodos
  • Visibilidad hacia atrás mala

REFERENCIAS

5

OPTIMO

4

MUY BUENO

3

ACEPTABLE

2

REGULAR

1

DEFICIENTE

VELOCIDAD MÁXIMA 232.300 KM/H
Medida en ruta con corridas en sentidos opuestos

ACELERACIÓN

0 - 100 Km/h 7.1 s
0 - 400 m 15.1 s
0 - 1000 m 27.0 s
En IV desde 40 Km/h  
Hasta los 400 m 17.0 s
Hasta los 1000 m 30.1 s
En V desde 40 Km/h
Hasta los 400 m 20.4 s
Hasta los 1000 m 35.6 s
De 80 a 120 Km/h en IV 6.8 s
De 80 a 120 Km/h en V 9.6 s

FRENADO

A 60 Km/h 9.7 m
A 100 Km/h 27.9 m
A 120 Km/h 39.2 m
CONSUMO
Vel
lt/100 Km
Ciudad a 27.9 Km/h
13.9
Carretera
A 90 Km/h de crucero
8.3
En conducción rápida
16.5
Autopista
A 120 Km/h de crucero
10.2
A 140 Km/h de crucero
11.2
A 180 Km/h de crucero
14.5
Consumo medio ponderado
11.9
Autonomía media en kilómetros
500
 


El tablero tiene poca personalidad y carece de un manómetro de presión de aceite


Las llantas llevan una falsa tuerca central que se quita con una llave y sirve de antirrobo

El largo romance Ford - Cosworth

A finales de los años cincuenta dos hombres unieron sus ahorros y esfuerzos para montar un pequeño garaje, cerca de Londres, donde se dedicaron a hacer reparaciones mecánicas. Hoy, casi tres décadas más tarde, Frank Costin y Keith Duckworth son los dueños de una compañía con más de 250 empleados, que tiene el orgullo de poseer más victorias que nadie con motores de Fórmula 1. La época de los modestos utensillos quedó atrás, y en la actualidad las factorías inglesas cuentan con una moderna tecnología de diseño y construcción, todo ello asistido por computadoras.
Desde los primeros momentos existió una colaboración entre Ford y Cosworth, que día a día se fue haciendo más estrecha. Como fruto de estos trabajos en común nacieron los motores DFV, que equipaban a la mayor parte de los monoplazas de la fórmula reina y que se mantuvieron largas temporadas en la "cumbre", justo hasta la llegada de lo que podríamos denominar la era de los turbo. Ciento cincuenta y cinco Grandes Premios ganados, 10 Campeonatos del Mundo de Conductores y otros tantos de Marcas avalan esta mecánica, mítica en el campo de la competición. Un dato significativo de la unión que existe entre ambas empresas es que de los 52 tipos de motores que Cosworth ha desarrollado a lo largo de su dilatada historia, 47 han sido para Ford.
En el año 86, un nuevo motor de seis cilindros en V y turboalimentado está compitiendo en la más importante especialidad del automovilismo deportivo. Una vez más, los ingleses y los alemanes han unido sus esfuerzos en un proyecto común. Desgraciadamente, los días de los motores turbo en Fórmula 1 están contados, y este trabajo, todavía en desarrollo, no podrá alcanzar el grado de fama que tuvo su antecesor.

EQUIPAMIENTO

- Cuentarrevoluciones
- Cuentakilómetros parcial
- Termómetro de agua
- Reloj
- Testigo de reserva de combustible
- Testigo de freno de mano
- Testigo desgaste de pastillas de freno
- Parabrisas laminado
- Faros antiniebla
- Piloto antiniebla trasero
- Asiento regulable en altura
- Limpia - lavaluneta trasero
- Luneta térmica
- Retrovisor regulable desde el interior
- Apoyacabezas delanteros
- Espejo de cortesía
- Alzacristales eléctricos delanteros
- Cierre centralizado
- Respaldo posterior divisible - Luz orientable (lector de mapas)
- Tapa de tanque de combustible con llave
- Llantas de aleación
- Preequipo de radio

Características técnicas

Motor

Delantero longitudinal. 4 cilindros en línea. Cilindrada 1.993 cm3 (90.82 x 76.95 mm). Cigüeñal de 5 apoyos. Distribución por dos árboles de levas a la cabeza, accionados por correa dentada. Alimentación por inyección electrónica con turbocompresor. Relación de compresión 8:1. Tipo de combustible: 97 octanos. Potencia máxima 204 CV a 6.000 rpm. Par máximo 28.1 mkg a 4.500 rpm

Transmisión

Tracción trasera con autoblocante. Caja de velocidades de 5 marchas. Velocidad a 1.000 rpm en cada marcha. 1era 10 km/h. 2da 15.2 km/h. 3era 22.1 km/h. 4ta 29.5 km/h. 5ta 36.7 km/h. Embrague mando por cable.

Dirección

De cremallera asistida. Vueltas de volante entre topes 2.5. Diámetro de giro 10.6 metros

Frenos

De discos ventilados adelante y discos atrás, con servo y ABS

Suspensiones

Independiente en las cuatro ruedas

Ruedas

Llantas de aleación, de 7 x 15 pulgadas. Neumáticos 205/50 VR 15

Carrocería

Peso en orden de marcha 1.240 kg. Capacidad del depósito de combustible 65 litros

Vea también

Ford Sierra XR-4i V-6

Road Test del Ford Sierra XR-4i V-6
Revista Autopista (España) Nro 1250. Julio de 1983

Ford Sierra Cosworth

Road Test del Ford Sierra Cosworth
Revista Parabrisas Nro Nro 119. Abril de1988

Ford Sierra XR-4

Road Test del Ford Sierra XR-4
Revista Parabrisas Nro 108. Mayo de 1987

Ford Sierra XR-4i 16v Optima

Road Test del Ford Sierra XR-4 16v Optima
Revista Road Test Nro 11. Septiembre de 1991


NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.

Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.

 

 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad
Por Gustavo Ernesto López

email gustavolopez@testdelayer.com.ar