Nacionales

Importados

F1 Web

Búsqueda personalizada

Road Test de autos importados en el mercado argentino

Por Gustavo Ernesto López
.

Nissan 300 ZX Turbo - 1992

El Porsche japonés ...

Revista Parabrisas Nro 168. Octubre de 1992

 

Nissan 300 ZX Turbo

 

Llevamos a la pista el Nissan 300 ZX Turbo, que imita a los Porsche incluso en la performance: 225.4 km/h de máxima

La última versión de la familia de deportivos de Nissan auna el confort de un auto de lujo con altas prestaciones y tecnología de vanguardia. El 300 ZX Turbo apareció en el mercado mundial en las postrimerías de 1989, volcando a la producción masiva conceptos extraídos de su brillante participación en las pistas norteamericanas, donde la marca domina en IMSA (categoría semejante a los Sport Prototipos) desde hace ya casi un lustro. Y, como buen vehículo japonés, trae una innegable raigambre europea (su diseño tiene declarada similitud con el Porsche 944), con la practicidad y funcionalidad propias de los orientales.
Las sorpresas se inician desde el mismo momento en que tomamos la llave.

Parece que fuera de plástico, pero en realidad es de titanio, material más duro y más liviano que el acero. Una vez abierto el auto, la amplia puerta lateral permite un cómodo acceso, que se ve ayudado por las amplias medidas del habitáculo. No es necesario, como al abordar una Ferrari F-40 (salvando las distancias), hacer contorsiones, ni siquiera bajar la cabeza para sentarse en la butaca forrada en cuero. Una vez instalado, se procede a la regulación del asiento, que se realiza en forma eléctrica, con varios ítems de ajuste, para culminar la operación graduando el apoyo lumbar y el ancho de la butaca.

Nissan 300 ZX Turbo
En nuestra pista de San Pablo, hizo de 0 a 100 km/h en 6.14 segundos

En el puesto de manejo se tiene una fácil visión de todos los instrumentos y comandos. Si en un Corvette nos podemos asustar con el tamaño y las informaciones del tablero, para el Nissan todo resulta sencillo. Los mandos pueden accionarse sólo con un dedo, manteniéndose firme la sujeción del volante. En el tablero se presentan los medidores tradicionales, además de un indicador de presión para los dos turbos. A los lados del volante existen dos "islas". La izquierda contiene el comando de las luces y los faros, el rompenieblas, desempañador, reóstato de la iluminación del tablero e interruptor del acelerador electrónico. A la derecha, baliza, control del aire acondicionado, visor con todas las posibilidades del flujo de aire en el interior del habitáculo, limpialava parabrisas y controles del acelerador automático.
Más a la derecha, se encuentra el sistema de audio, con reproductor de casetes y CD player. Todos los relojes son analógicos, para una mejor visualización e interpretación, excepto el indicador de temperatura y el reloj.
Equipado con motor V6 a 60 grados, 3.000 cm3 y 300 CV de potencia, el Nissan 300 ZX Turbo llegó a una elevada velocidad máxima en la pista de pruebas: 225.400 km/h. Quien ve por primera vez al impulsor no consigue imaginar de donde es que sale tanta potencia, pues apenas pueden observarse la tapa de válvulas y algunos conductos de aspiración.
El conjunto de 6 cilindros en V, con cuatro válvulas por cilindro, un turbocompresor Garret T-25, y un intercooler aire / aire por bancada de cilindros (este último para enfriar el aire de admisión, con el consecuente aumento de potencia).

Nissan 300 ZX Turbo
El tablero brinda las informaciones claramente y la caja, en este modelo, era manual

Con detalles directamente derivados de la Fórmula 1, el Nissan 300 ZX Turbo ha sido considerado por los especialistas como un auto de legítima concepción japonesa, amén de su inspiración (o semejanza) en el Porsche ya mencionado. Tiene, por ejemplo, comando de válvulas de ajuste variable, que permite adecuar su apertura o cierre al régimen de funcionamiento del motor, logrando así una más eficaz distribución del torque en toda la gama de rpm. Además, existe una válvula de recirculación en el conducto de admisión, que ayuda a mantener a los dos turbocompresores en una baja temperatura de gestión, inclusive cuando se levanta momentáneamente el pie del acelerador.

Tecnología de punta

Asimismo, para lograr una mejor evacuación de los gases, Nissan optó por escapes desdoblados, con cuatro bocas de salida, dos a cada lado. El motor pone pistones refrigerados por chorros de aceite, bielas más resistentes, válvulas revestidas por una aleación especial que permite una mejor disipación del calor y un computador de 16 bits que controla múltiples funciones del impulsor.

Nissan 300 ZX Turbo
Sin techo, un deportivo más impactante, que va bien en cualquier paisaje

Los méritos del Nissan 300 ZX Turbo no quedan circunscriptos a las prestaciones del impulsor. De nada serviría la potencia si ella no es transmitida en forma debida a las ruedas traseras. La caja mecánica de cinco marchas (se dispone también de una opción de cuatro velocidades automática) fue desarrollada para poder transferir toda la fuerza del V6 con primera y segunda marchas sobredimensionadas en resistencia, ya que son las que reciben todo el impulso. Con el propósito de mantener un manejo confortable, se cuenta con un booster de vacío que hace las veces de servofreno y se optó por un diferencial viscoso con deslizamiento limitado.
Si pensamos en un auto deportivo, nos asalta la idea de una suspensión dura e incómoda. Pero no es el caso de este 300 ZX, ya que cuenta con dos alternativas de amortiguación. Un botón en la consola central permite regular la dureza de los amortiguadores, con dos posiciones: en la primera, el auto se comporta como una berlina de lujo, mórbido pero para nada inestable, mientras que con la otra conformación, se obtiene una mayor dureza de suspensión gracias a la mayor presión de los amortiguadores, y se puede acelerar con entusiasmo.

Nissan 300 ZX Turbo

El secreto de la estabilidad está en el revolucionario Súper Hicas (High Capacity Actively Controlled Suspension, es decir Suspensión Controlada Activamente de Alta Capacidad) nombre dado por Nissan a su sistema de cuatro ruedas directrices, una dotación que ya se va haciendo habitual en los autos deportivos provenientes de Japón. Desarrollado para brindar mayor maniobrabilidad cuando se viaja a medias y altas velocidades, el trabajo del Súper Hicas se divide en dos fases. Al entrar en la curva, el sistema hace girar rápidamente al tren trasero en dirección opuesta a las ruedas delanteras, lo que permite una mejor inserción en la variante. Ya dentro de la curva, las ruedas traseras quedan en la misma dirección de las delanteras, disminuyendo el radio de giro y las posibilidades de derrape.
Una computadora destinada específicamente al sistema determina el grado y el tiempo de rotación de las ruedas traseras, recogiendo la información de varios sensores que miden la velocidad del auto y el movimiento del volante. El procesador entonces acciona un grupo de válvulas solenoides que dirigen el flujo hidráulico a un cilindro localizado detrás del diferencial trasero. Este cilindro mueve un grupo de tirantes conectados a las ruedas con el sentido requerido. En caso de fallas en el sistema, las ruedas se colocan automáticamente en una posición neutral, y entonces el auto se comporta como si tuviera sólo la dirección en las ruedas delanteras.
Para detener al vehículo no caben mayores problemas, Está dotado de frenos a disco en las cuatro ruedas ventilados y de aluminio, con servo y ABS, que evita el bloqueo de las ruedas incluso en las peores condiciones.
Todo esto contenido en una carrocería de diseño bastante personal para el japonés muy cuidado en su aerodinámica. Predominan las amplias superficies lisas, e incluso los grupos ópticos delanteros se hallan cubiertos por una lámina de plástico que "copia" la forma de la trompa.
Y su estilo reafirma con al adopción de un techo transparente removible tipo "targa", que una vez extraído puede alojarse en el baúl, o bien se lo puede abrir un poco, para que deje entrar algo de viento. ¿Se puede pretender algo más de un auto deportivo?.

Por Heymar L. Nuñez
Fotos Marco de Bari

Comentarios en el blog de Test del Ayer


VEL. MÁXIMA 225.400 KM/H
En la pista de test

ACELERACIÓN

0 - 80 Km/h

4.51 s
0 - 100 Km/h 6.14 s
0 - 120 Km/h 8.59 s
0 - 400 m 14.31 s
0 - 1000 m 26.02 s
40 a 80 Km/h en V 7.23 s
40 a 100 Km/h en V 18.38 s
40 a 120 Km/h en V 23.22 s
40 Km/h a 1000 m 35.23 s


LA ALTA TECNOLOGÍA OCUPA UN LUGAR IMPORTANTE EN EL EQUIPAMIENTO


Armonía de líneas también en la parte trasera


Para facilitar las maniobras, tiene ruedas traseras direccionales

FRENAJE

40 Km/h a 0

5.7 m

60 Km/h a 0

15.3 m

80 Km/h a 0

28.3 m

100 Km/h a 0

43.0 m

120 Km/h a 0

61.3 m


Los comandos están contenidos en dos "islas" a los lados del volante y su accionamiento resulta simple

EL ACCESO ES FÁCIL, Y LA BUTACA SE REGULA CON MANDOS ELÉCTRICOS


Manijas embutidas, para el perfil


Escape de dos bocas

Características técnicas

Motor

Naftero, delantero longitudinal, seis cilindros en V a 90 grados, cuatro válvulas por cilindro, doble árbol de levas a la cabeza de apertura variable, dos turbos, dos intercoolers, alimentación por inyección electrónica secuencial multipoint de doble admisión. Diámetro x carrera 87 x 83 mm. Cilindrada 2.960 mm. Relación de compresión 8.8:1. Potencia 300 CV a 6.400 rpm. Torque 39.1 kgm a 3.600 rpm

Caja de cambios

Mecánica, tracción trasera, cinco marchas y MA con las siguientes relaciones: 1era 3.21:1 2da 1.93:1 3era 1.30:1 4ta 1:1 5ta 0.75:1 MA 2.10:1 Puente 3.69:1

Suspensión

Delantera: Independiente, multilink con brazos superiores angulados, brazos tipo A inferiores, resortes helicoidales, amortiguadores presurizados y barra estabilizadora
Trasera: Independiente, multilink con brazos superiores angulados, brazos intermedios laterales, resortes helicoidales, amortiguadores presurizados y barra estabilizadora

Dirección

Hidráulica, con piñón y cremallera, volante de 38 cm de diámetro. Diámetro de giro 10.90 m para la derecha y para la izquierda

Frenos

Discos ventilados de aluminio. Diámetro 280 mm adelante y 297 mm atrás, con servo y ABS

Llantas y neumáticos

Llantas delanteras medida 16 x 7.5". Traseras medida 16 x 8.5". Neumáticos delanteros medida 225/50 ZR 16 y traseros medida 245/45 ZR16 (Goodyear Eagle en el auto testeado)

Carrocería

Coupé, dos puertas, tres volúmenes. Dimensiones externas. Largo 4.305 mm Ancho 1.790 mm Alto 1.249 mm Entre ejes 2.451 mm Trocha delantera 1.496 mm Trocha trasera 1.554 mm Tanque de nafta de 68 litros. Baúl de 324 dm3 Peso del auto 1.610 kg


NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.

Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter

 

 

 

 

 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad
Por Gustavo Ernesto López

email gustavolopez@testdelayer.com.ar