Nacionales

Importados

F1 Web

Gustavo López Productor de Seguros

Búsqueda personalizada

Road Test de autos importados en el mercado argentino

Por Gustavo Ernesto López
. Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer

Peugeot 205 Turbo 16 4x4 - 1984

 

4x4... Turbo 16

 

Revista Motor 16 Nro 33. Junio de 1984

 

Peugeot 205 Turbo 16 4x4
Apariencia de un 205 tres puertas. Bajo la chapa, cualquier parecido es coincidencia

Para poder utilizar este coche en los rallyes del Mundial era necesaria la homologación del coche en el denominado Grupo B, equivalente a los antiguos Gran Turismo. Para conseguir tal homologación, la Federación Internacional del Deporte del Automóvil pide una fabricación mínima de 200 unidades en doce meses consecutivos. Si después la producción se continúa o no, eso es cosa que no le preocupa

Cuando hace tres años Peugeot decidió volver a la competición a alto nivel escogió la especialidad de los rallyes para hacerlo. En aquel momento no tenía ningún coche competitivo para poder participar del Campeonato del Mundo, a punto de ser dominado por un coche como el Audi Quattro, con tracción a las cuatro ruedas. Las últimas apariciones de la marca en este tipo de pruebas las hizo con el vetusto y aparatoso Coupé V-6, absolutamente obsoleto.
Jean Todt, afamado copiloto que en el pasado ya había asumido funciones de coordinador de los equipos a que había pertenecido, fue nombrado nuevo responsable del departamento de competición de la marca. Y decidió partir de cero.
Con ayuda de los técnicos de la marca, en poco más de dos años se ha diseñado, puesto a punto y producido un coche que ya en su primera salida, el Tour de Córcega, se ha mostrado capaz de ganar.
Se trata de un vehículo dos plazas, con motor central transversal y tracción a las cuatro ruedas, que en este momento se considera imprescindible si se quiere ganar. Completando la operación de imagen que siempre se busca en la competición, a su carrocería se ha dado el aire del 205 GTi aunque, como se verá, cualquier parecido entre uno y otro coche es pura coincidencia. Es uno de los pequeños fraudes de la competición actual favorecido por la Federación Internacional, que ha dado luz verde a estos coches muy especiales.

Nacido para la competición

Las exigencias de la competición han marcado la estructura y la producción de este coche. Se necesitaba que fuera un coche ágil, ligero, pese a su tracción a las cuatro ruedas, que además no debía constituir un handicap -como le ocurre al Audi Quattro- cuando se rodara en asfalto. Por este motivo, los técnicos franceses realizaron una transmisión a las cuatro ruedas, en al que, mediante una intervención de apenas diez minutos, se pueda cambiar el reparto de potencia entre el eje delantero y el eje trasero. En competición, al menos en estas primeras apariciones, la distribución de la potencia es del 25 por ciento al eje delantero y el 75 por ciento al eje trasero cuando se trata de tramos de asfalto, y del 40 por ciento en el eje delantero y el 60 por ciento en el eje trasero cuando es tierra, barro o nieve. Para la versión de calle, a la que se supone una utilización más normal, la distribución es de un tercio de la potencia delante y dos tercios detrás.

Peugeot 205 Turbo 16 4x4

En cuanto al bastidor se ha seguido la técnica de los Fórmula 1 y los coches de pruebas de resistencia tipo Le Mans. Hay un monocasco central, constituido por el habitáculo, que sostiene las suspensiones delantera y la dirección, a cuya parte trasera va atornillada una estructura tubular que sostiene el motor y todo el tren trasero. Esto permite los rápidos desmontajes de todo el conjunto motor y transmisión.

Motor de 16 válvulas

En lo que al motor se refiere, la elección recayó por el nuevo motor Peugeot, denominado XU, que equipan los Citroën BX 16 y la versión GTi del 205. Este motor ha sido concienzudamente trabajado para adaptarlo a las exigencias de la competición. De 1.580 centímetros cúbicos, la cilindrada ha sido subida a 1.775 centímetros cúbicos a base de ampliar la anchura de los pistones. Se le ha dotado de un sistema de inyección y de sobrealimentación por medio de un turbocompresor.
Pero la modificación más importante la ha constituido la realización de una culata de cuatro válvulas por cilindro -es decir, 16 válvulas-, destinada a mejorar el llenado de los cilindros y la evacuación de los gases de la explosión.

Peugeot 205 Turbo 16 4x4
La versión competición, preparada para ganar. La potencia del motor sube a 340 caballos

Después de esta cura, la potencia pasa de los 105 caballos del 205 GTi a 200 caballos para la versión de calle. Para la competición, la cifra sube hasta los 340 caballos, según cifras oficiales, aunque parece ser que a costa de perder un poco de potencia en bajas revoluciones, se llega a los 377 caballos.

200 unidades

Para poder utilizar este coche en los rallyes del Mundial era necesaria la homologación del coche en el denominado Grupo B, equivalente a los antiguos Gran Turismo. Para conseguir tal homologación, la Federación Internacional del Deporte del Automóvil pide una fabricación mínima de 200 unidades en doce meses consecutivos. Si después la producción se continúa o no, eso es cosa que no le preocupa. Por tanto, a Peugeot no le quedó más remedio que realizar esta serie de 200 unidades, lo que se llevó a cabo en Poissy en los primeros meses del año.

Peugeot 205 Turbo 16 4x4
Radiografía del 205 Turbo 16. El motor es central y transversal

Solo para conducir

La fabricación fue bastante artesanal, y se nota. La calidad de acabado es bastante deficiente, netamente inferior a la de un 205 normal, del que se han intentado tomar el máximo de elementos posible, como el salpicadero. Sobre este salpicadero común a toda la gama se ha montado un cuadro de instrumentos muy completo, a base de instrumentos redondos, que tiene hasta termómetro de temperatura de aceite y presión del turbo. Todo ello acoplado bajo una visera de material plástico, que se acopla bastante mal a las formas del salpicadero original
Los asientos, de un diseño nuevo aunque similar a los del GTi, tienen una tapicería agradable, con el emblema de la marca en tonos grises, a juego con el tono gris metalizado, que es color único en que se ofrece este coche. De lo que uno no se puede quejar es de la postura de conducción. Es perfecta.

200 caballos tranquilos

Una vez en marcha, el motor no sorprende por su agresividad ni potencia, sino por todo lo contrario. Hasta las 4.000 revoluciones por minuto, el motor no tiene potencia. Inútil pretender hacer una salida fulgurante al cambiar un semáforo, salvo que se acelere a tope con el riesgo de quemar el embrague. En cambio, ésta falta de potencia, relativa a bajo régimen, hace que la conducción del coche en ciudad sea fácil y relajada, desprovista de brusquedades y tirones que en los coches potentes suelen cuando se les maneja en la ciudad para la que no han sido pensados.

Peugeot 205 Turbo 16 4x4

A partir de las 4.000 revoluciones por minuto, y hasta las 6.500, el motor deja sentir toda su potencia. Más de ese régimen, más vale no insistir, pues la ganancia es mínima. La caída de potencia, a partir de ese punto, debe ser brutal. Dentro de ese margen, los 200 caballos anunciados lanzan al coche a más de 200 kilómetros por hora.

Aceleraciones fulgurantes

De todas formas, no es por su velocidad punta por lo que se distingue este coche. Realmente, con 200 caballos otros coches están en velocidades del orden de los 250 kilómetros por hora. Pero esto no tiene demasiada importancia en un coche de rallyes en que la velocidad máxima no cuenta y si la manejabilidad. Porque es en las pequeñas carreteras secundarias, con trazados sinuosos y llenos de curvas donde el 205 Turbo 16 se hace un coche de máxima eficacia. Por un lado, pese a que los desarrollos del cambio no son cortos, sus aceleraciones y reprises -siempre que se esté entre las 4.000 y las 6.500 vueltas- son fulgurantes, sin el más mínimo arrastramiento de las ruedas. Y luego por su estabilidad.

Peugeot 205 Turbo 16 4x4
Esquema de la tracción a las cuatro ruedas. El reparto de la potencia entre ejes puede variar

Eficaz, aunque peculiar

El manejo del coche no es pesado. La dirección, directa y precisa, no resulta demasiado pesada de manejar, pese a lo ancho de los neumáticos y lo pequeño del volante. Otra cosa es cuando se trata de estacionar. El cambio, de recorrido corto, resulta un poco duro de engranar, pero es preciso. En cuanto a los frenos son de una particular eficacia y equilibrio. Es imposible que en ellos pueda aparecer la más mínima tendencia al bloqueo de las ruedas por causa de la tracción total.
En cuanto al comportamiento, en función de la velocidad, el coche pasa de ser neutro a manifestar una tendencia a derrapar el eje trasero que en cualquier caso no llega a ser demasiado acusada. Es un comportamiento completamente diferente al que se encuentra en el Audi Quattro, al que le pesa la trompa. En el 205 Turbo 16 sólo aparece esa tendencia a irse de trompa en curvas muy cerradas abordadas a alta velocidad. En este coche, más vale entrar un poco más lento de lo que se haría con un tracción delantera o trasera, para acelerando antes poder aprovechar la excelente capacidad motriz que le proporcionan las cuatro ruedas motrices.

Por: Sergio Piccione

Peugeot 205 Turbo 16 4x4
Un solo color para el coche

Pueden dejar sus comentarios sobre este test en el Blog de Test del Ayer

Deja tu comentario sobre este Road Test



CONCLUSIONES

Virtudes

  • Excelente comportamiento
  • Buenos frenos
  • Excepcional capacidad motriz
  • Posición del conductor

Defectos

  • Motor falto de potencia a bajo régimen
  • Acabado mediocre
  • Insonorización casi nula
  • Falta de espacio para equipajes

 

Cotizá ahora el seguro para tu auto

VELOCIDAD MÁXIMA 209.000 KM/H
Medida en ruta con corridas en sentidos opuestos

ACELERACIÓN

0 - 100 Km/h 7.3 s
0 - 400 m 15.0 s
0 - 1000 m 27.8 s
En IV desde 40 Km/h  
Hasta los 400 m 20.9 s
Hasta los 1000 m 35.5 s
En V desde 50 Km/h
Hasta los 400 m 23.7 s
Hasta los 1000 m 39.0 s
80 a 120 Km/h en IV 11.2 s
80 a 120 Km/h en V 15.5 s
CONSUMO
 
lt/100 Km
a 90 Km/h
8.40
a 120 Km/h
12.20
En ciudad
16.00
Al máximo
26.00


Instrumental de competición. Volante de cuero

Los asientos son de primera

Características técnicas

Motor

Disposición transversal central. 4 cilindros en línea. Cilindrada: 1.775 cm3 (83 x 82mm). Cigüeñal de 5 apoyos. Dos árboles de levas en cabeza, accionados por correa dentada. Alimentación por inyección mecánica y turbocompresor. Relación de compresión: 8 a 1. Tipo de combustible: Nafta de 96 octanos. Potencia máxima 200 CV a 6.750 rpm. Par máximo 26 mkg a 4.000 rpm

Transmisión

Tracción en las cuatro ruedas. Caja de cambios manual de 5 marchas. Velocidad a 1.000 rpm en cada marcha: 1era 9 km/h, 2da 13.5 km/h, 3era 19.9 km/h, 4ta 27.1 km/ y 5ta 34.8 km/h Embrague de mando mecánico

Dirección

De cremallera. Vueltas de volante de tope a tope 3 y 1/4. Diámetro de giro 10.5 metros

Frenos

De discos ventilados en las cuatro ruedas

Suspensiones

Independiente en las cuatro ruedas

Ruedas

Llantas de aleación, TRX 165 mm x 390. Neumáticos TRX 18-66 x 390 (210 / VR 390 - T4)

Peso

En orden de marcha. 980 Kg

Dimensiones

Largo 3.820 mm Ancho 1.700 mm Alto 1.353 mm. Entre ejes 2.540 mm. Trocha 1.430 mm. Capacidad del tanque de combustible 2 x 55 litros


Vea también

Lancia Delta HF Integrale

Road Test del Lancia Delta HF Integrale
Revista Top Auto (España) Nro 11. Noviembre de 1992

Ford Escort RS Cosworth

Road Test del Ford Escort RS Cosworth
Revista Top Auto (España) Nro 11. Noviembre de 1992

NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.


 

 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad
Por Gustavo Ernesto López

email gustavolopez@testdelayer.com.ar