Nacionales

Importados

F1 Web

Búsqueda personalizada

Road Test de autos importados en el mercado argentino

Por Gustavo Ernesto López
.

Renault Twingo - 1999

 

Derroche de ingenio

 

Revista Auto Test Nro 101. Marzo de 1999

 

Renault Twingo

El Twingo es un auto que está emparentado fundamentalmente con las sensaciones que producen las emociones estéticas cuyas reacciones son tantas como la gente involucrada en ellas

 

Mientras en las charlas de redacción planeábamos las fotos del test con Miguel Tillous, casi sin querer con explicábamos la "onda" del Twingo. Cuando nos preguntábamos dónde hacerlas, rápidamente nos respondimos que en un entorno citadino. "¿Pero donde?", preguntó uno conocido por su ansiedad. Y Tillous, todo pragmatismo, respondió: "Que te importa. Ese auto queda bien en cualquier lado". La simpleza de la respuesta fue, tal vez, la más clara definición que escuché del Twingo y la conclusión es que esto se debe a su simpatía natural, que mueve a una sonrisa, ya sea que lo vea en la puerta del teatro Colón o la salida de la cancha de Nueva Chicago.

Esto es el Twingo. Puede ser snob, despreocupado, indolente, original, atractivo y todos los adjetivos que se le puedan ocurrir.

Según pasan los años

Pese al tiempo transcurrido desde su nacimiento, el Twingo sigue siendo un auto moderno, debido a que en su origen fue un auténtico precursor. Puede gustar o no, pero nadie podrá achacarle falta de personalidad. Un diseño (8,5) simple que demuestra que no hay que engañarse con las impresiones a la hora de evaluar la aerodinámica, ya que el Cx es de 0.35, pese a un parabrisas lanzado. Llama la atención la distancia entre ejes (2.347 mm), en relación al largo del auto (apenas 3.430 mm). Algunos detalles interesantes, como las manijas de las puertas o los ya clásicos faros "con pestañas" tan característicos del producto de Renault.
La gran distancia entre ejes, es la clave de una habitabilidad (10) que sigue siendo lo más impresionante que se pueda imaginar. No piense usted que los ocupantes de atrás deberán llevar las rodillas en el pecho para entrar. Nada más alejado de la realidad. Cuatro personas pueden acomodarse con la más absoluta tranquilidad. La posibilidad de correr la banqueta posterior, no hace más que alimentar las opciones del Twingo.

Renault Twingo
Bien pensado. Muy buen espacio disponible. La butaca del conductor dispone de una especia de memoria

Los elogios no se repiten con la misma intensidad cuando hablamos de la posición de manejo (7), y no es por falta de espacio. La postura es similar a la de un utilitario, con un volante que queda en posición excesivamente horizontal. Llegar a la postura ideal no es fácil por que al tener las piernas en posición confortable, los brazos quedarán un poco estirados. La columna de dirección no dispone de ningún tipo de regulación.

Todo pensado

Al sentarse tras el volante queda delante del conductor un tablero muy diferente al convencional... o dos. Justo frente a la vista del conductor, se apilan una serie de testigos que informan, básicamente acerca de unas cuantas funciones. Sobre el centro de la plancha, se ubica un display con velocímetro digital e indicador de nivel de combustible por medio de barras y que puede llamar a engaño, ya que estas no van desapareciendo de a una conforme al consumo, sino que lo hacen de a varias, por lo que de un instante a otro, puede pasarse de tener 1/8 de tanque a tener la luz de reserva prendida. A lo antes mencionado se suman odómetro parcial, total y reloj. En resumidas cuentas, un instrumental (5.5) muy limitado, pese a la presentación más que original.
De lo que nadie podrá quejarse es de la visibilidad (10). Es como manejar dentro de una pecera. Cintura baja, mucho vidrio, espejos que parecen monitores de 20 pulgadas, todo conjugado con unas luces espléndidas, una característica de caso todos los Renault evaluados. El único pero que podría ponerse en este rubro, es el limpiaparabrisas un poco rebotador a altas velocidades, pero sin ser exagerado y no tan grave en un auto de estas características cuyo espíritu es absolutamente citadino. El limpialava luneta no es intermitente y funciona de manera constante. Sabido es que el vidrio trasero se moja menos que el delantero (sobre todo en caso de poca lluvia) por lo que hay que estar atento para activarlo y desactivarlo. Una última si va a circular con lluvia: aunque haya parado de llover, deberá conectar el intermitente porque debido a las características del auto, el agua se desliza por el parabrisas, dificultando la visión. Un problema de simple solución.

Renault Twingo

La vida a bordo es confortable y el equipamiento (8) es similar al de cualquier auto full de unos años atrás, es decir, cierre central de puertas (la tecla interna se ubica en insólito lugar, arriba junto al plafón de la luz de cortesía), espejos y levantavidrios de accionamiento eléctrico, regulación interna de faros y aire acondicionado. A esto se le suma airbag del lado del conductor. Como dato complementario, un detalle digno de ser mencionado: los asientos delanteros disponen de una especie de memoria que permite que al tirarlos hacia adelante para facilitar el acceso a las plazas traseras, vuelvan a su posición original una vez realizada la maniobra.

Coherencia absoluta

El interior del Twingo no podía estar divorciado de su exterior. Los comandos son amarillos, como el exterior del auto con una forma símil banana, sumamente simpáticos. Tapizados alegres (habrá quienes puedan opinar en contrario) contribuyen a un aire juvenil que conforma un entorno agradable. Sólo el estéreo no respeta el estilo general del auto.
Cuando evaluamos el rubro confort / terminación (7.5) no podemos perder de vista el segmento del que estamos hablando. Se notaron algunos ruidos provenientes de los paneles de puerta y del tablero.
La climatización (8) merece un análisis particular. El sistema funciona correctamente pero le juega en contra la enorme superficie vidriada. Dejar el auto un ratito al sol exigirá poner el forzador a fondo durante un buen rato. Regular la temperatura no es sencillo. Si se quiere utilizar el aire acondicionado como desempañador pero sin demasiado frío, costará encontrar el punto exacto.

Motor renovado

El último Twingo que evaluamos se remonta a junio de 1994. En aquel momento nos quejábamos de un propulsor algo antiguo con árbol de levas lateral e inyección monopunto. Los tiempos cambian y la evolución es imprescindible. Este Twingo, tiene una motorización (7.5) de 1.150 cm3, con árbol arriba e inyección multipunto. La diferencia de potencia con la versión anterior no es notable ya que sus 58 CV apenas implican una mejora de 3 CV. La diferencia es que conceptualmente es una planta motriz más eficiente.
No es demasiado elástico (tampoco puede esperarse de un motor de esta cilindrada) y hay que llevarlo en vueltas para que resulte ágil. La rumorosidad se vuelve más notable a estos regímenes.
El gran cambio con respecto a su antecesor está en el consumo (8), mejorado en todos los regímenes y aún en el recorrido urbano, necesitando casi 1 litro menos de combustible que la versión precedente para recorrer el centenar de kilómetros.
Lo antedicho sirve para que pese a tener un tanque de sólo 40 litros, la autonomía (7) se ubique dentro de parámetros lógicos. Mientras se circula con el pie derecho liviano, no hay problema, pero cuando se lo exige los requerimientos de combustible son mayores y ahí si pueden hecharse en falta unos litros más.
Los 58 CV le permiten alcanzar una velocidad máxima (7) de 149.1 km/h, pero a diferencia del Twingo de anterior generación, la consigue en quinta, pese a una desmultiplicación mayor, dada por neumáticos de perfil más alto que redundan en una pisada más larga. El registro es muy similar al del Ka, su rival directo.
El tema de la mayor desmultiplicación, le juega en contra en las aceleraciones / reprises (6.5). Los 24.13 segundos para recuperar de 40 a 100 km/h hablan de un motor que no se siente muy a gusto en los regímenes bajos y tarda en "desperezarse". Conviene llevarlo "cortito". Lo mismo sucede en 5ta marcha en la prueba de 90 - 120 km/h. Pierde con respecto al Ka y su antecesor.
Que esto suceda en las aceleraciones con partida detenida, es entendible, ya que al comparar la primera y la segunda marcha de esta versión se descubre que son más largas. Esto sumado a la mayor circunferencia del rodado, da como resultado valores estirados. Sin embargo está muy cerca del Ka en este aspecto.

Renault Twingo

Transmite correctamente la potencia al piso, sin patinamientos excesivos. Las relaciones de caja son un poco largas, y conseguir la máxima velocidad, por ejemplo, requiere una considerable distancia. Sin embargo, la cuarta llega casi al corte. Por eso recibe un 7 en el rubro transmisión.
El comando de caja (8) no ofrece puntos oscuros. Recorrido adecuado, sin frenos excesivos y sin pretender tener espíritu deportivo. Marcha atrás sin ruidos, con el amado anillo.

Todo en orden

El comportamiento (7.5) general del auto es más que satisfactorio. El confort de marcha en ciudad es impecable, aunque por supuesto, no ostenta el andar de autos de mayor segmento. En contrapartida ofrece una agilidad envidiable y la posibilidad de meterse en cualquier recoveco. En la ruta, siente los vientos laterales y se muestra poco amigo de los cruces con camiones y los terrenos desparejos.
El sistema de dirección (7) no dispone de asistencia, un faltante que se manifiesta en las maniobras de estacionamiento. El radio de giro de 10 metros es coherente con el tamaño del auto.
Respecto a los frenos (7.5), agradable pedal, firme y fácilmente dosificable. En maniobras de "panic stop", franca tendencia al bloqueo prematuro, aunque sin perder la línea.
Para terminar, la capacidad del baúl (5.5) no es uno de los fuertes del Twingo. Ayuda la posibilidad de rebatir los respaldos posteriores y dejarlo casi como un utilitario. Rueda de auxilio en un buche, con accesorios prácticos.

Rivales definidos

En términos comparativos el precio (7.5) no ofrece demasiados matices con respecto a sus rivales de franja. Su archirrival es el Ford Ka, que llega a los concesionarios en su versión full a u$s 14.900, aunque con doble airbag, lo que equivale a decir u$s 1.000 por encima de este Twingo. Con respecto al Hyundai Atos, está u$s 500 arriba, pero su equipamiento es muy superior. El Daewo Tico, compite en tamaño, aunque no en prestaciones, ni equipamiento, pero sus u$s 13.000 para la versión full pueden servir de referencia.
El problema surge cuando nos vamos más arriba, porque por el mismo dinero del Twingo, vale decir los u$s 13.900, puede accederse a un Chevrolet Corsa, un Volkswagen Gol y hasta un mismísimo Renault Clio, aunque en todos los casos con menor equipo. ¿Cual es la conclusión entonces?. Que todo el segmento inferior aparece sobrevaluado. El tiempo dirá si el mercado exige un reacomodamiento.

Por: Fernando Miranda

Fotos Miguel Tillous

La versión Easy

Recientemente se ha lanzado al mercado la versión Easy del Twingo, con un concepto absolutamente novedoso en términos de transmisión.
Los últimos avances han permitido poner a punto un embrague controlado electrónicamente. La particularidad reside en que ya no es necesario el pedal, y el accionamiento de este elemento se realiza automáticamente. La aplicación de esta técnica implica la utilización de un grupo electro - bomba y de un cilindro hidráulico encargado de efectuar la acción de embrague - desembrague a nivel del comando del mecanismo, de un ordenador para dirigir el conjunto, de diversos captores, uno de los cuales está situado en el selector de cambios que se complementan con las informaciones suministradas por el calculador de la inyección.
En la práctica , asombra la ausencia del pedal izquierdo y hay que habituarse a manejar la caja sin necesidad de accionar el embrague, pero uno rápidamente se acostumbra y se lo valora, sobre todo, en el tránsito citadino.
El gráfico que acompaña el recuadro sirve para ilustrar acerca del funcionamiento del sistema.


Características técnicas

Motor

Ubicación delantero transversal. 4 cilindros en línea. Cilindrada 1.149 cm3. Diámetro x carrera 69 x 76.8 mm Distribución 1 árbol de levas a la cabeza comandado por correa. 2 válvulas por cilindro. Alimentación por inyección electrónica multipunto de combustible. Refrigeración liquida, con electroventilador. Capacidad 6.7 litros. Circuito de lubricación 4 litros. Compresión 9.6:1 Relación CV/Litro 50.47 Relación peso / potencia 14.05 Potencia máxima 58 CV a 5.250 rpm Par motor 9.5 kgm a 2.500 rpm

Transmisión

Tracción delantera. Embrague monodisco seco. Relación final 3.73:1 Relaciones de caja: 1era 3.37:1 2da 1.86:1 3era 1.32:1 4ta 0.97:1 5ta 0.76 MA 3.55:1

Suspensiones

Delantera: Esquema McPherson con brazo triangular inferior, resortes helicoidales, amortiguadores telescópicos y barra estabilizadora.
Trasera: A eje semirigido en forma de H, amortiguadores telescópicos y resortes helicoidales. Barra estabilizadora

Frenos

Doble circuito diagonal. Delanteros a disco (diámetro 23.8 mm) traseros a tambor

Dirección

A cremallera asistida

Neumáticos

145/80 x 13 Llantas 4.5J

Carrocería

Tipo monocasco / monovolumen / 2 puertas y portón. 4 plazas. Coeficiente Cx 0.35 Peso declarado 815 kilos. Tanque de combustible 40 litros. Largo 3.433 mm Ancho 1.630 mm Alto 1.423 mm Entre ejes 2.347 mm Trocha delantera 1.415 mm trasera 1.375 mm

Pueden dejar sus comentarios sobre este test en el Blog de Test del Ayer

CONCLUSIONES

A favor

  • Indiscutible atractivo
  • Habitabilidad increíble
  • Equipamiento completo
  • Visibilidad "absoluta"
  • Precio mejorado

Defectos

  • Reprises insuficientes
  • Relaciones muy largas
  • Baúl limitado
  • Posición de manejo
  • Instrumental básico

Puntaje final: 75.20

VEL. MÁXIMA 149.100 KM/H
Promedio de dos pasadas con dos personas a bordo

 

ACELERACIÓN

0-400 metros 20.07 s
0-1000 Metros
37.39 s
0-60 Km/h
6.58 s
0-80 Km/h
10.94 s
0-100 Km/h
16.15 s
0-120 Km/h
26.87 s
40-100 Km/h en IV
24.13 s
60-90 Km/h en IV 11.85 s
60-90 Km/h en V 15.79 s
90-120 Km/h en IV 14.72 s
90-120 Km/h en V 22.76 s

 

CONSUMO
Vel
l/100Km

Aut

90 Km/h
4.25
941

120 Km/h

6.78

589

En ciudad

6.69

597

Mixto ruta/autopista

6.37
627

 


Tablero (1) Testigos ubicados frente al conductor, tras el volante


Tablero (2) Velocímetro y nivel de combustible, en la plancha


Impresionante. Atrás, aunque parezca mentira, sobra espacio

SIN LUGAR A DUDAS, LA GRAN VIRTUD DEL TWINGO RADICA EN EL APROVECHAMIENTO DEL ESPACIO INTERIOR


Comandos. Con estilo "banana". Prácticos para accionar


Sin luz. Teclas complicadas de accionar a la noche

FRENADO
60 Km/h a 0 13.70 m
80 Km/h a 0 25.10 m
100 Km/h a 0 39.80 m
120 Km/h a 0 59.30 m

ERROR DEL VELOCÍMETRO
Vel Indicada Vel Real
20 18,5
40 37.1
60 55.8
80 74.3
100 92.7
120 111.3
140 129.3
160 147.2


Coquetos. Espejo de cortesía para el conductor. Para las más jóvenes

EL TWINGO IRRADIA SIMPATÍA Y NO PASA DESAPERCIBIDO EN NINGÚN LADO. PARA GUSTOS DEFINIDOS


Sencillo. Panel de puertas sin lujos. Comandos bien ubicados


Insólito. En el plafón se aloja la tecla del cierre central

VELOCIDAD MÁXIMA EN CADA MARCHA
Marcha Velocidad
1era
43.1 Km/h
2da
76.2 Km/h
3era
116.6 Km/h
4ta
142.3 Km/h
5ta
149.1 Km/h


Brazo. Complejo sistema, símil pantógrafo. Mejorable

Boletín de calificaciones

Diseño

8.50

Posición de manejo

7

Instrumental

5.50

Espacio interior / accesibilidad

10

Visibilidad

10

Climatización

8

Equipamiento / seguridad

8

Motorización

7.50

Aceleración / reprise

6.50

Velocidad máxima

7

Consumo

8

Autonomía

7

Transmisión

7

Comando caja

8

Dirección

7

Frenos

7.50

Comportamiento

7.50

Terminación

7.50

Baúl / accesorios

5.50

Precio

7.50

Nota final

7.52


Varilla. Coherente con el simpático estilo del Twingo

LAS RELACIONES DE CAJA SON UN POCO LARGAS, Y SE CONJUGAN CON UN MOTOR NO MUY ELÁSTICO


Curioso. La antena sale del soporte del espejo

Vea tambien

Renault Twingo 1994

Road Test del Renault Twingo
Revista Road Test Nro 44. Junio de 1994

NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.

Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.


Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter

 

 

 

 

 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad

Por Gustavo Ernesto López

email gustavolopez@testdelayer.com.ar