Nacionales

Importados

F1 Web

Gustavo López Productor de Seguros

Búsqueda personalizada

Road Test de autos importados en el mercado argentino

Por Gustavo Ernesto López
. Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer

Volkswagen New Beetle 2.0 - 1999

 

Escarabajos eran los de antes

 

Revista Parabrisas Nro 253. Noviembre de 1999

 

Volkswagen New Beetle 2.0

Aunque el nuevo recrea el estilo del original, nunca igualará la revolución lograda por el "auto del pueblo" 60 años atrás

A esta altura, todo aquel que esté pendiente del mundo del automóvil ya sabe que el nuevo Escarabajo, en su concepto, poco tiene que ver con aquel vehículo popular, cuyo diseño fuera encomendado al austríaco Ferdinand Porsche por el mismísimo Adolf Hitler en 1933 con el objetivo de que todo alemán pudiera tener en su garaje un auto accesible y económico. Y justamente en el carácter de popular es donde nace la principal diferencia, más allá del abismo tecnológico que los separa o la característica imagen que los une. Una imagen atractiva y graciosa que nació en el Escarabajo original como una casualidad, ya que se priorizó la sencillez y los bajos costos, para que la funcionalidad primara sobre el diseño; justamente lo contrario que en el New Beetle, concebido como una pieza de estilo.
Sólo basta un dato para catalogar al New Beetle como un sofisticado "auto-imagen" únicamente emparentado con aquel mito por un lineamiento estético: en Europa, con el mismo dinero que se pagaría por un New Beetle, es posible adquirir dos Lupo, en la actualidad el modelo más accesible de la marca.

Volkswagen New Beetle 2.0
El nuevo motor tiene casi 1.000 cm3 más, es casi cuatro veces más potente y ahora se ubica adelante

Volkswagen New Beetle 2.0
El modelo '99 no tiene el baúl debajo del capot sino un moderno motor de dos litros ...¿No se habrán equivocado?

Seguras diferencias

Al hojear las páginas de esta nota, cualquiera puede apreciar en qué se distinguen y parecen ambos modelos, pero vale recordar la extraña sensación que experimentamos con Juano Fernández cuando aquella lluviosa mañana de primavera escoltábamos camino al Autódromo al impecable Escarabajo modelo '51 -el más antiguo de los inscriptos en el Club VW de Argentina- conducido por su propietario, Marcelo De Francesco. Nosotros íbamos atrás porque los "Folki" de esa época no tienen luces de giro intermitentes (avisan la maniobra con unas poco visibles manecillas luminosas que salen de los parantes centrales) y sólo cuentan con una luz de stop ubicada sobre la chapa patente, lo que aumentaba el riesgo del traslado, sobre todo en esas condiciones climáticas.
El New Beetle, en cambio, goza de todos los dispositivos de seguridad ideales, como airbags frontales y laterales, frenos con ABS, control electrónico de estabilidad EDS, cinturones inerciales pretensados, apoyacabezas, faros antinebla, carrocería de deformación programada, etc. Por eso, de alguna forma, lo íbamos "protegiendo" al tiempo que nos convertíamos en el foco de atención de toda persona que advirtía nuestra presencia: los que están al tanto, se entusiasmaron al ver en la calle al tan esperado modelo y hasta las señoras que iban a hacer las compras y que poco y nada saben de autos, se dieron vuelta al ver a dos autos muy parecidos a primera vista pero a la vez tan distintos. Hoy seguimos pensando que nunca llegaron a entender lo que pasó frente a sus ojos.

Volkswagen New Beetle 2.0

Signados por el lápiz

Si hay algo que el departamento de diseño de VW (situado en California) logró, fue mantener vivas la simpatía y la gracia del diseño original, sobre todo en la línea lateral,donde recrea perfectamente el dibujo del techo y de los guardabarros. De trompa y de cola también muestra una marcada similitud, pero es desde estos puntos donde se aprecian las importantes diferencias de tamaño, ya que la nueva versión está construída sobre la plataforma del VW Golf.
Así es como ubicados uno al lado del otro se aprecia la ancha trocha del New Beetle y los neumáticos 205 x 16 pulgadas que contrastan con la angosta trocha del '51, los neumáticos "finitos" de 15 pulgadas con las inconfundibles tazas y las llantas sin aberturas. Las diferencias más apreciables, sin embargo, se dan en la superficie vidriada, muy limitada en el viejo modelo, sobre todo a través de la luneta partida en dos pequeñas aberturas (recién en el primer restyling, en 1953, se adoptó la luneta entera). El New Beetle ve mejorado este aspecto con un parabrisas adelantado de grandes dimensiones acompañado por una luneta mucho más amplia que no complica la visión hacia atrás y generosas, ventanillas laterales apoyadas en una cintura alta y rectilínea.

Volkswagen New Beetle 2.0

El motor de cuatro cilindros en línea poco tiene que ver con el Boxer refrigerado por aire que rendia apenas 25 CV con 1.100 cm3

Volkswagen New Beetle 2.0

Al ingresar al habitáculo, en el viejo VW reina la simplicidad, con un tablero dominado por dos grandes indicadores de aguja para el velocímetro y el reloj en el centro del tablero y unas pocas perillas para comandar las luces, los indicadores de giro y el limpiaparabrisas. El nuevo ejemplar muestra una aparente simplicidad, con un tablero circular delante del volante donde destaca el enorme velocímetro acompañado por un pequeño cuentavueltas. La información se complementa con una gran cantidad de testigos luminosos y lo único que se extraña es la aguja para la temperatura del motor. Al igual que en la mayoría de la línea VW, la iluminación es azul y las agujas en color rojo. Quizá sacrificados por la priorización del estilo, las teclas de los levantavidrios se ubican sobre el panel de la puerta, al igual que el comando para regular los espejos, en lugar de alojarse en el apoyabrazos. Algo similar sucede con el cenicero y el encendedor, inaccesibles, detrás de la selectora. Resulta muy rara la sensación brindada por el sector superior del tablero, formando una plancha muy larga hasta llegar a la unión con el parabrisas, como si se tratara de un rnonovolumen.

Volkswagen New Beetle 2.0

Volkswagen New Beetle 2.0

Si en algo se distancian es en la posición de manejo. El puesto de comando del Escarabajo original no permite regular el asiento, los pedales (que emergen del piso, no son colgantes) están muy cercanos al conductor y el volante -tampoco regulable- es de enormes dimensiones y aro fino. El New Beetle goza de regulación en altura de butacas y volante (también regulable telescópicamente), pedalera profunda, volante pequeño con grip grueso y dirección asistida. Muy similar a la del VW Golf / Audi A3.
En ambos casos, la altura libre entre la cabeza y el techo es muy generosa y hasta exagerada en el New Beetle si el asiento se coloca en la posición más baja. De igual forma comparten las limitaciones de las plazas traseras, sobre todo en altura, ya que la línea del techo deja poca altura disponible para personas de estatura media, defecto más evidente en el nuevo modelo.

Volkswagen New Beetle 2.0
Al compartir la plataforma con el Golf, el New Beetle demuestra verdaderas aptitudes ruteras y un gran confort de marcha

Cambio de concepto

Mientras que una de las caracterísicas salientes del clásico Escarabajo fue la disposión "todo atrás" del motor y de la tracción, la versión de fin de siglo optó por todo lo contrario. Tanto el motor como la tracción se ubican adelante, como en la mayoría de los autos de esta época. Los más puristas seguidores del VW pueden tomar esta modificación como un sacrilegio, al igual que la adopción de un motor que abandona la configuración Boxer, con cilindros opuestos refrigerado por aire.
De la misma forma, los más modernistas seguidores de la marca pueden llegar a criticar el motor de dos litros de ocho válvulas y 115 CV, similar al que equipa en nuestro mercado al Golf GLX. Es cierto que hubiese sido más lógico adoptar el más potente y económico 1.8 de cinco válvulas y 125 CV, pero el propulsor disponible brinda performances, aunque no brillantes, acordes con el carácter de este modelo. A diferencia de la versión automática que probamos en la edición de abril, con la transmisión manual mejora los registros de aceleración y brilla en elasticidad, un punto a favor en el tránsito ciudadano.
En marcha son dos vehículos absolutamente diferentes. Lejos de cualquier brío, con sólo 1.100 cm3 y apenas 25 CV, los ruidos del motor invaden el habitáculo con su característico sonido al acelerar el antiguo Escarabajo, que también suma alguna vibración de la transmisión. Es difícil conectar las marchas no sincronizadas, y se requiere un período de acostumbramiento para no dañar la caja. La versión '99 brinda un gran confort de marcha, está bien insonorizada y en la ruta realmente va por donde el conductor le indique sin producir ninguna reacción indeseada. La misma franqueza y efectividad del Golf y el A3, tanto de las suspensiones como del sistema de dirección.

Volkswagen New Beetle 2.0
El tablero copia la simplicidad del modelo original pero con todo el equipamiento de un auto de alta gama. Al lado del instrumental se ubica un pequeño florero como en las primeras unidades de hace setenta años

Hablando en términos actuales, si el Escarabajo alguna vez fue el auto popular por excelencia, hoy ya no lo es. Tener uno puede llegar a ser un privilegio, una excentricidad o simplemente un placer. Ya no abundan y los ejemplares en buen estado se venden a precios poco accesibles. El New Beetle que por estos días será lanzado en nuestro país en volúmenes limitados, solamente con motor 2.0, se ofrecerá a 27.000 pesos y la opción full con caja automática trepará hasta los $ 30.000. El precio es alto y parece que la gente de VW así quiere que sea para mantenerlo como un indicador de prestigio y auto-imagen.
Ambos modelos son casi exclusivos. El antiguo juega con la nostalgia y carga a cuestas la historia del auto más difundido del planeta desde hace más de sesenta años. El moderno aparece como una osadía de diseño que confluye en un producto sofisticado y sumamente atractivo que aprovecha el avance tecnológico y comparte numerosos componentes con los más modernos ejemplares de la marca.
Cada cual con lo suyo, despiertan una simpatía y un magnetismo que los hace irresistibles. Las sensaciones de manejo del New Beetle son muy similares a las de cualquier auto moderno eficiente. Será por eso que, a esta altura, por lo menos para quien escribe, resulta menos común conducir un modelo salido de las líneas de montaje hace 48 años y las sensaciones son mucho más extrañas. El New Beetle es un auto excepcional, pero la verdad es que me costó devolver las llaves del 51...

Texto Matías Antico
Fotos Juano Fernández

Volkswagen New Beetle 2.0

Volkswagen New Beetle 2.0

Volkswagen New Beetle 2.0
Plataforma en común. El New Beetle junto al Golf y los Audi A3 y TT. Todos comparten la polivalente plataforma que se adapta tanto a los 90 CV del Golf TDI como a los 225 CV del TT Quattro

Características técnicas

Motor

Naftero. Delantero, transversal, cuatro cilindros en línea, un árbol de levas a la cabeza comandado por correa dentada. Alimentado por inyección electrónica multipunto. Diámetro por carrera 82.5 x 92.8 mm Cilindrada 1.984 cm3. Relación de compresión 10.0:1. Potencia 115 CV a 5.200 rpm. Torque 16.9 kgm a 2.600 rpm

Caja de cambios

Manual. Tracción delantera. Cinco marchas y MA con las siguientes relaciones. 1era 3.78; 2da 2.12; 3era 1.36; 4ta 1.03; 5ta 0.84 y MA 3.06:1. Diferencial 4.24:1.

Suspensión

Delantera. Independiente tipo McPherson, brazos triangulares, amortiguadores hidráulicos, resortes helicoidales y barra estabilizadora
Trasera. Independiente, eje de torsión, amortiguadores hidráulicos, resortes helicoidales y barra estabilizadora.

Frenos

ABS. Delanteros de discos ventilados. Traseros de discos sólidos

Dirección

Piñón y cremallera asistida

Llantas y neumáticos

Llantas 6.5J x 14". Material: Aleación liviana. Neumáticos 205/55 R16

Carrocería

Dos volúmenes, dos puertas y cuatro pasajeros. Baúl de 181 dm3. Tanque de combustible de 55 litros. Peso en órden de marcha 1.230 kg. Largo 4.081 mm Ancho 1.724 mm Alto 1.498 mm Entre ejes 2.511 mm Trocha 1.510 mm

Pueden dejar sus comentarios sobre este test en el Blog de Test del Ayer

Deja tu comentario sobre este Road Test

 


CONCLUSIONES

Los más

  • Estilo

  • Dirección - Suspensión
  • Motor confiable y elástico
  • Equipamiento - Terminación

Los menos

  • Capacidad del baúl

  • Plazas traseras limitadas
  • Precio alto

Cotizá ahora el seguro para tu auto

VELOCIDAD MÁXIMA 183.900 Km/h
En 5ta marcha a 5.750 rpm

ACELERACIÓN

0 - 80 Km/h

7.7 s

0 - 100 Km/h

10.6 s

0 - 120 Km/h

15.8 s

0 - 400 m

17.1 s

0 - 1000 m

33.2 s

60 a 120 Km/h en 4ta

14.3 s

80 a 120 Km/h en 4ta

10.1 s

60 a 120 Km/h en 5ta

18.3 s

80 a 120 Km/h en 5ta

12.7 s


CONSUMO
Km/l
Urbano
9.6
En ruta a 90 Km/h
15.4
En ruta a 120 Km/h

9.8

Promedio
11.6

FRENADO

60 Km/h a 0

16.3 m

80 Km/h a 0

27.1 m

100 Km/h a 0

38.6 m

120 Km/h a 0

58.7 m

VELOCIDAD MÁXIMA EN CADA MARCHA

I

43.6 Km/h a 6.500 rpm

II

82.9 Km/h a 6.500 rpm

III

129.7 Km/h a 6.500 rpm

IV

169.1 Km/h a 6.500 rpm

V

183.9 Km/h a 5.7500 rpm

Uno de los puntos recreados por el nuevo modelo fueron las ópticas, pero los paragolpes ahora son grandes y de plástico
.


El '99 viene equipado con un set de herramientas

SU PRECIO -27.000 PESOS- ES ALTO, PERO LA ESTRATEGIA DE VOLKSWAGEN ES COLOCARLO COMO UN MODELO INDICADOR DE IMAGEN Y PRESTIGIO


El '51 tenía el tanque de nafta en el baúl


Visibilidad limitada con la luneta bipartida

Volkswagen New Beetle 2.0
Una de las principales diferencias; la posición de manejo

Volkswagen New Beetle 2.0

Volkswagen New Beetle 2.0

Volkswagen New Beetle 2.0

Volkswagen New Beetle 2.0

EQUIPAMIENTO

- Aire acondicionado
- Dirección asistida
- Levantavidrios eléctricos
- Cierre centralizado con telecomando
- Cuatro apoyacabezas
- Faros de altura regulable
- Espejos eléctricos con desempañador
- Autoestéreo con pasacasete
- Faros antiniebla delanteros y traseros
- Volante regulable en altura y profundidad
- Alarma antirrobo
- Dos airbags frontales y dos laterales
- Butacas regulables en altura

Volkswagen New Beetle 2.0
El detalle del apoyabrazos móvil de las plazas traseras en el modelo '51. El espacio trasero sigue siendo limitado

DETALLES

- Del lado del conductor, en luga de la aoarradera, un practico porta-anteojos.
- Aparte de los pestillos, ambas puertas tienen tecla de bloqueo y destrabe.
- Al Igual que en el modelo original, tiene dos agarraderas colgantes en los parantes centrales.
- Muy cómoda apertura a distancia de baúl y tanque de combustible, con botones en la puerta del conductor.
- El espejo retrovisor derecho es más chico que el izquierdo.
- El cenicero y el encendedor se ubican en una posición inaccesible, tras la selectora.
- El comando que regula los espejos se ubica sobre el panel de la puerta en incómoda disposición.
- No tiene cerradura a la derecha.

Volkswagen New Beetle 2.0

Ambos taberos son simples aunque la información es completa en el New Beetle

Volkswagen New Beetle 2.0

Volkswagen New Beetle 2.0
Detalle de la luz de giro no intermitente en manecillas que salen de los parantes centrales

Volkswagen New Beetle 2.0

Vea también

Volkswagen 1200 Escarabajo

Road Test del Volkswagen 1200 Escarabajo
Revista Parabrisas Nro 37. Diciembre de 1963

Volkswagen 1300 L Escarabajo

Road Test del Volkswagen 1300 L Escarabajo
Revista Corsa Nro 743. Agosto de 1980

NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.


 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad
Por Gustavo Ernesto López

email gustavolopez@testdelayer.com.ar