Nacionales

Importados

F1 Web

Búsqueda personalizada

Road Test de autos importados en el mercado argentino

Por Gustavo Ernesto López
. Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer

Chrysler Neon 2.0 LX Sport - 1997

 

La tentación del precio

 

Revista Road Test Nro 85. Noviembre de 1997

 

Chrysler Neon 2.0 LX Sport

El Chrysler Neon es una opción interesante cuando se analiza la relación precio / producto. Las versiones actuales llegan de Graz, Austria, y su terminación está muy mejorada con respecto a las americanas. Evaluamos a fondo el modelo de la penta estrella

Desde que Chrysler anunció su llegada a la Argentina se empezó a especular que la casa de la penta estrella bajaría los precios, habida cuenta de que podría encuadrarse dentro del régimen de compensaciones que gozan las terminales radicadas en el país. No hubo que esperar mucho para develar el secreto ya que entre Detroit y Buenos Aires se decidió que los valores de los modelos de la marca descendieran inmediatamente de modo de, poco a poco, ir ganando terreno en nuestro competitivo mercado.
Fue a partir de allí que el Neon pasó a convertirse en protagonista, fundamentalmente por una excelente relación precio / equipamiento. Los volúmenes de venta crecieron y fueron consolidándose como una opción interesante.
Las primeras quejas de los usuarios llegaron por el lado de una terminación no muy esmerada y de relaciones de caja muy largas que se sumaban a un corte de corriente a 180 km/h. Atendiendo a estos reclamos, la gente de Chrysler comenzó a importar el Neon desde Graz, Austria (la tierra de Schwarzeneger), ya que los gustos del consumidor argentino están mucho más emparentados con los oriundos de la tierra del Tío Sam.
Pero para tener una idea más acabada de lo que es el Chrysler Neon, llevamos adelante una prueba largamente postergada como lo es la del producto americano (o austríaco en este caso), más específicamente de la versión LX Sport.

Chrysler Neon 2.0 LX Sport

Analizando el Neon

Por supuesto que lo primero que miramos fue el aspecto de la terminación. Habíamos tenido oportunidad de subir a otros Neon y sin lugar a ningún tipo de duda ésta es la versión en la que se ha puesto más esmero. Tapa de la consola central, de guantera, plásticos de los paneles de puertas, tapizados, todo está muy mejorado en líneas generales. Se notan algunos ruidos en los paneles de puertas y a la altura de las toberas, sobre todo cuando se lleva el motor a regímenes superiores a las 6.500 rpm. Entra en resonancia y se siente una molesta vibración.
Pero empecemos por el principio como debe ser. Es que con esta nueva estructura de test que hemos adoptado a veces uno comienza con disgresiones que pueden hacer perder el hilo del asunto.
Sin duda que desde el aspecto estético este Chrysler Neon LX Sport es un auto personal. Puede gustar o no, pero no pasará indiferente. Es uno de los pocos autos de última generación al que uno ve por el espejo retrovisor y lo identifica inmediatamente, sin lugar a confusiones. Enorme parabrisas, muy lanzado, que hace que de perfil el auto quede como con un "techo corto" con respecto al resto.

Para los más altos

La posición de manejo es ideal para los que miden más de 1.80 metros. El conductor va muy abajo y los de menor estatura estarán muy a gusto. Tiene regulación en altura de volante y con un poco de paciencia se podrá llegar a conseguir una postura de manejo más que confortable y relajada. Llama la atención el volante de exagerado diámetro. Los asientos son de cojín blando y los comandos quedan a mano, excepción hecha del cenicero y de la tecla de los antinieblas delanteros que parece como agregada, divorciada del resto del interior, que se aloja delante del selector de cambios.
Las mediciones del interior dejaron establecido que es más grande que el Civic, sin dudas el rival directo en nuestro mercado. Un punto a favor, aunque en Europa consideran que está un segmento más arriba, un tema sobre el que abundaremos más adelante. Los pasajeros de atrás no tendrán que ser contorsionistas para acomodarse y podrán disfrutar de un viaje relativamente largo. En contrapartida, la accesibilidad no es de las mejores ya que es bajo y hay que agacharse de manera pronunciada para acceder tanto a los asientos de adelante como a los de atrás.

Chrysler Neon 2.0 LX Sport

Una vez acomodado, se distingue un instrumental tradicional, con velocímetro y cuentavueltas flanqueados por indicadores de temperatura y nivel de combustible (de llamativa precisión). En el caso del velocímetro debemos señalar que su lectura es complicada ya que los números son enormes y no se sabe bien cuál es la línea indicada. De un vistazo es muy difícil precisar con certeza si uno va a 130, 140 o 150 km/h.
La visibilidad es adecuada en líneas generales, sobre todo para adelante aunque los parantes son enormes y obstaculizan la visión en los tres cuartos delanteros, lo que se nota en las bocacalles. Más complicada para atrás, producto de una cola alta y el respaldo del asiento.
La vida a bordo es confortable y cuenta con más de lo indispensable, tal como queda establecido en el correspondiente recuadro de equipamiento. Aire acondicionado con opción de recirculación de eficiente funcionamiento. Cuesta enfriar el habitáculo debido al tamaño del parabrisas. Si le da el sol, el interior se convierte en un verdadero horno, por lo que el compresor deberá trabajar a full. La calefacción también se mostró eficaz y el forzador no es demasiado ruidoso, excepción hecha de la cuarta velocidad. Para destacar el aspecto de la seguridad. Doble airbag, ABS, barras laterales de protección. Para redondear el ítem equipamiento, como faltantes se destacan levantavidrios eléctricos traseros. A propósito de esto, las ventanillas posteriores no son aptas para claustrofóbicos ni para canes inquietos, ya que se bajan muy poco, por la curva de la puerta. Una incomodidad.

Comportamiento dinámico

A esta altura del test es mucho lo que sabemos del Neon y todavía no hemos hablado de su comportamiento dinámico. Dispone de un propulsor de dos litros capaz de erogar 149 CV (DIN).Es la misma planta motriz que utiliza la versión de 130 CV pero con otra tapa de cilindros en la que se alojan dos (no uno, como en el otro caso) árboles de levas. Sin dudas que el plus de potencia le sienta de maravillas, ya que los 20 CV se sienten. Se trata de un motor rumoroso a altas velocidades, que funciona bien arriba y algunos datos técnicos explicarán mejor el asunto. La potencia está a 6.600 rpm, mientras que el par máximo se ubica a 5.500 rpm, un régimen por demás elevado. Esto no implica que estemos en presencia de un auto que se queje si lo lleva a 1.500 rpm en quinta, ya que la curva de par es bastante plana. Lo que pasa es que estos datos pasan a ser relevantes cuando se lo analiza desde el punto de vista de las prestaciones.

Chrysler Neon 2.0 LX Sport
En el interior del Neon se respira un ambiente sobrio y confortable

Antes de ir a los números que arrojaron las pruebas debemos detenernos en el tema de las relaciones de caja, tal vez el punto que mayores conflictos genere en el Neon, aunque todo depende de la utilización que se le dé. La velocidad máxima la obtiene en cuarta, porque toda la ecuación dada por el desarrollo de la rueda, diferencial y relación de quinta, lo convierte en un auto demasiado largo. A fondo en la marcha superior viene a 188 km/h pero a 4.600 rpm, un régimen no demasiado lógico, sobre todo si tenemos en cuenta que la potencia máxima está a 6.600 rpm. Si se estiran los cambios (todos son largos ya que en tercera se pueden superar los 150 km/h) entre cuarta y quinta el motor cae 2.000 rpm y comienza a irse para atrás. Hablamos con los ingenieros de Chrysler y nos informaron que existe un pack que se comercializa en Estados Unidos en el que se dispone de una quinta más corta (0,81 contra 0,72) con un puente también más corto (3,94 contra 3,55) que le consiente mejores prestaciones.
Ahora bien, de todo lo antedicho se desprende que el Neon no es un auto demasiado ágil en los cambios superiores. Par motor y potencia muy arriba, cambios largos. Las cosas se cuentan solas, sólo hay que saber mirar, decía un cantante de los '70...
Sin embargo, los más austeros valorarán la quinta cuando salgan a la ruta. Los 11 kilómetros de diferencia entre la cuarta y la quinta se ven ampliamente compensados con el consumo ya que a fondo viene muy a cómodas 4.200 / 4.400 rpm lo que le permite ubicarse dentro de parámetros lógicos. A 120 km/h apenas supera los 8 litros cada 100 km. En la ciudad poco influyen los cambios largos y necesita casi 12 litros para recorrer el centenar de kilómetros. En base a este promedio se ha calificado este ítem.

Chrysler Neon 2.0 LX Sport

Lo que está fuera de toda discusión es que el tanque de 43 litros resulta demasiado pequeño. En el tránsito urbano hay que refuelar en menos de 400 kilómetros. Ni hablar a fondo. Le faltan diez litros. En caminos patagónicos, donde las estaciones de servicio no abundan, hay que hacer cálculos muy finitos para evitar imprevistos.

En el equilibrio está la clave

Esta versión europea del Neon es un poco más alta que la americana y eso se valora en el tránsito citadino, donde el piso no pega en las cunetas o los lomos de burro que han proliferado en nuestras calles producto de la iluminada idea de algún genio al que se desconoce el nombre. Un poco áspero, pero sin incomodar.
En la ruta presenta una de las características típicas de los autos de última generación. Mientras el asfalto está en condiciones, va bien derecho, es franco y responde sin demoras. Ahora, ante pequeñas irregularidades se siente incómodo. No es este un problema serio, ya que al salir de la huella, por ejemplo, lo hace sin brusquedades.
En las pruebas de aceleración, tiró parejo ("ara" mucho), aunque con una cierta brusquedad en la transmisión para la que no contribuye un embrague un tanto nervioso, no demasiado dulce. Agradable comando de caja, de recorrido reducido con cambios que entran firmes, sin que quede esa pequeña duda en el conductor.
La dirección es precisa, rápida y sólo el volante, estilo plato de "nouvelle cuisine" por su tamaño, desentona con un sistema eficiente.

Chrysler Neon 2.0 LX Sport
El motor del Neon LX Sport de doble árbol tiene 150 CV de potencia, 20 más que la versión Highline. Eficiente planta motriz

Si hablamos de los frenos debemos decir que para derecho, sin tendencia a perder la línea. El ABS lo ayuda para que no se espante y no es de accionamiento prematuro. Las distancias de frenado no son espectaculares, pero no son objeto de crítica.
Si usted tiene pensado destinar al Neon a los viajes familiares, dispondrá de una buena capacidad de carga en el baúl, con boca amplia y baja. La tapa del baúl tal vez merecería un tratamiento más esmerado y se nota la cerrarla ya que se adivina un sonido poco saludable.
En el precio, como quedó establecido al principio del test, está el gancho del Neon, aun en esta versión de 150 CV. Hagamos un comparativo, pero no sin antes hacer una salvedad. En Europa el Chrysler Neon está ubicado dentro del segmento D, el mismo que integran el Mondeo, el Alfa 155, el BMW Serie 3, el Citroën Xantia, el Audi A4 y el Renault Laguna, por citar algunos ejemplos. Particularmente creo que está más cerca del Civic que del Accord (también en el segmento D) y el mercado local también lo interpreta de ese modo. Si la comparación la establecemos con sus competidores del segmento D, la ventaja del producto de Chrysler es clara, y sólo el Laguna y el Mondeo con menor equipamiento se le acercan. Si vamos a su rival real, que es el Civic, está por debajo de la versión más económica del modelo de Honda. Buen equipamiento, 150 CV disponibles bajo el pie derecho, terminación mejorada con respecto al modelo americano. Virtudes indiscutibles a las que se puede acceder por 25.000 dólares. Y en ellas se sustentan los argumentos de ventas del Neon.

Por Fernando Miranda
Fotos: Miguel Tillous

BREVÍSIMAS

- Las luces de posición son amarillas mientras que las balizas y los guiños, rojos. Curioso
- Es llamativo como se accede al baúl desde el asiento trasero. Se rebaten los respaldos, pero queda en su lugar el "marco" del respaldo. Muy práctico
- Los portamapas de las contrapuertas delanteras son muy cortitos. Deberían ser más grandes porque a duras penas se puede poner un Movicom, por ejemplo. Encima para sacar lo que allí se coloca la maniobra se complica aún más
- Dos espejos de cortesía iluminados como para que su mujer pinte en el auto si están llegando tarde a alguna comida. Además, los parasoles disponen de un suplemento para tapar una mayor superficie. Práctico
- Un poco rebelde el plip de apertura de puertas. A veces hay que apuntar con demasiada precisión. En el mismo orden de cosas, un engorro el tema del corte de corriente. Si se baja y deja las llaves puestas, deberá accionar el plip para poder arrancar el motor. Eso sí, siempre y cuando tenga el embrague apretado ...
- Ojo al abrir las puertas cerca de los cordones porque tocan en todos lados
- Hay tendencia a accionar el cierre central para subir o bajar las ventanillas. Quedan muy bajas las teclas que, para colmo, no están iluminadas, por lo que hay que tantearlas durante la noche
- Es enorme el espacio adelante del tablero por la inclinación del parabrisas. Esto no es un inconveniente en si mismo. Lo que no es muy agradable es el reflejo, ya que en el vidrio se ven las rugosidades del plástico y parece que estuviera sucio-

Pueden dejar sus comentarios sobre este test en el Blog de Test del Ayer

Deja tu comentario sobre este Road Test

;

Origen: Austria

CONCLUSIONES

Los más

  • Comportamiento rutero franco y seguro

  • Precio comparativo interesante
  • Nivel de equipamiento / seguridad de serie
  • Buena capacidad de carga del baúl
  • Comando de caja preciso

Los menos

  • Relaciones de 3era, 4ta y 5ta muy largas

  • Volante de diámetro exagerado
  • Acceso complicado a las cuatro plazas
  • Autonomía reducida. Tanque de 43 litros
  • Rumorosidad del motor

Puntaje final: 84.70

VELOCIDAD MÁXIMA 199.667 Km/h
En 4ta marcha a 6.500 rpm

ACELERACIÓN

0 - 100 km/h

9.95 s

0 - 400 metros

16.85 s

0 - 1.000 metros

30.97 s

40 a 100 km/h en IV

15.65 s

60 a 90 km/h en IV

7.74 s

60 a 90 km/h en V

12.75 s

90 a 120 km/h en IV

9.23 s

90 a 120 km/h en V

15.97 s

ERROR DE VELOCÍMETRO

Vel indicada Vel real
20 19.0
40 36.7
60 55.2
80 74.3
100 94.5
120 112.8
140 131.8
160 150.6
180 169.8
200 188.8

DISTANCIA DE FRENADO

60 km/h a 0
16.2 m
90 km/h a 0
35.8 m
120 km/h a 0
62.1 m

VELOCIDAD MÁXIMA EN CADA MARCHA

I

67.8 km/h a 7.200 rpm

II

103.5 km/h a 7.200 rpm

III

151.4 km/h a 7.200 rpm

IV

199.6 km/h a 6.600 rpm


CONSUMO

 
l/100 km
Aut
a 60 km/h
5.33
807
a 80 km/h
5.98
719
a 90 km/h
6.57
654
a 100 km/h
7.10
606
a 120 km/h
8.33
516
a 140 km/h
10.13
424
a 160 km/h
12.99
331
a 180 km/h
15.86
271
Urbano
12.13
354



Volante de exagerado diámetro. Los rayos superiores quedan un poco altos


Teclas de levantavidrios ubicadas sobre el panel de puertas. No están iluminadas


Comando de climatización circulares. Radio con teclas de generoso diámetro


Butacas confortables con tapizados engamados con los paneles de puerta


La ventanilla trasera abre muy poco. No apta para claustrofóbicos


Llanta de aleación


Diseño. Agradable el de las contrapuertas, con elevacristales bien ubicados


Tecla de antinieblas traseros mejorable. Cenicero y posavasos


La ausencia de parantes de puerta deja esta agresiva punta al bajar la ventanilla


Comandos de espejo en cómoda posición. Fácilmente regulables


Consola entre los dos asientos

Chrysler Neon 2.0 LX Sport
Instrumental de difícil lectura, sobre todo el velocímetro

Chrysler Neon 2.0 LX Sport
Amplio baúl como para poner el equipaje de cuatro personas

Boletín de calificaciones

Diseño / Aerodinámica

8

Posición de manejo

8.5

Instrumental

8

Espacio interior / Acceso

9

Visibilidad / Luces

9

Climatización

8.5

Equipamiento / Seguridad

9

Motorización

8.5

Aceleración / Reprise

7.5

Velocidad máxima

8

Consumo promedio

8.5

Autonomía

6.5

Transmisión

8.5

Comando de caja

9

Dirección

9

Frenos

9

Comportamiento / Suspensiones

8.5

Confort / Terminación

8.5

Baúl / Accesorios

9.5

Precio comparativo

8.5

EQUIPAMIENTO

- ABS (Antibloqueo de frenos)
- Airbags (2)
- Aire acondicionado
- Alarma antirrobo
- Alarma sonora de luces encendidas
- Antena manual sobre guardabarro izquierdo
- Apertura interna de baúl
- Apertura a distancia
- Apoyacabezas (4)
- Balizas
- Barras laterales de protección
- Bloqueo central de puertas
- Bolsillos en respaldos delanteros
- Cinturones de seguridad inerciales (4), delanteros regulables en altura
- Desempañador de luneta
- Dirección asistida
- Elevacristales eléctricos con "one touch" (2-4)
- Espejos de cortesía en parasoles iluminados (2)
- Espejos externos con comando eléctrico
- Limpia - lavaparabrisas con intermitente regulable
- Luces antiniebla delanteras y traseras
- Luces de cortesía (ad / at)
- Luz de reserva de combustible
- Luz de baúl y guantera
- Llantas de aleación
- Matafuego
- Parlantes delanteros y traseros con 4 tweeters
- Portamapas en contrapuertas delanteras
- Posavasos
- Radio AM / FM con pasacassette
- Regulación interna de faros
- Reloj digital
- Reóstato de luz de tablero
- Respaldo trasero rebatible
- Tapa de tanque con llave
- Testigo de cinturón de seguridad
- Tercera luz de "stop"
- Testigo de funciones vitales
- Testigo de mantenimiento
- Testigo de pastillas de freno
- Testigo de puertas abiertas
- Volante regulable en altura (manual)

Características técnicas

Motor

4 cilindros en línea, delantero transversal. Cilindrada 1.996 cm3. Diámetro por carrera 87.5 x 83 mm. Distribución por dos árboles de levas a la cabeza comandado por correa dentada, 4 válvulas por cilindro. Alimentación por inyección multipunto de combustible. Encendido electrónico integral mapeado. Potencia real 147 CV DIN a 6.600 rpm. Par motor 17.7 kgm a 5.500 rpm. Relación de compresión 9.6:1

Transmisión

Tracción delantera. Caja manual de cinco marchas y MA. Embrague monodisco seco. Relaciones: 1era 3.54, 2da 2.13, 3era 1.36, 4ta 1.03, 5ta 0.72, MA 3.42. Puente de tracción 3.94

Frenos

A disco en las cuatro ruedas, delanteros ventilados, traseros sólidos. Sistema ABS antibloqueo Bendix. De estacionamiento sobre ruedas traseras

Dirección

A piñón y cremallera con servoasistencia. Diámetro de giro: 10.80 metros

Suspensiones

Delantera: Esquema McPherson con parrillas triangulares, resortes helicoidales, amortiguadores telescópicos y barra antideriva
Trasera: Independiente con brazos longitudinales y transversales dobles, barra antideriva, resortes helicoidales y amortiguadores telescópicos

Equipo eléctrico

Batería de 12 v 60 Amp. Alternador 85 A

Carrocería

Autoportante. Berlina 3 volúmenes, 4 puertas y 5 plazas. Coeficiente Cx 0.30. Largo 4.375 mm Ancho 1.715 mm Alto 1.370 mm Entre ejes 2.640 mm Trocha delantera 1.460 mm Trocha trasera 1.460 mm. Peso en orden de marcha 1.140 kg. Tanque de combustible de 43 litros. Aceite motor 3.8 litros. Circuito refrigerante 6.5 litros

Precio

u$s 25.000- Garantía de 1 año sin limite de kilometraje

Vea también

Chrysler Neon LE 1.8

Road Test del Chrysler Neon LE 1.8
Revista Road Test Nro 91. Mayo de 1998

NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.


 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad
Por Gustavo Ernesto López

email gustavolopez@testdelayer.com.ar