Nacionales

Importados

F1 Web

Gustavo López Productor de Seguros

Búsqueda personalizada

Road Test de autos importados en el mercado argentino

Por Gustavo Ernesto López
. Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer

Mercedes Benz SLK 200 Kompressor - 2004

 

Juguete para grandes

 

Revista Parabrisas Nro 310. Agosto de 2004

 

Mercedes Benz SLK 200 Kompressor

El carismático roadster alemán maduró en todo sentido. Es más confortable, seguro y dinámico que su antecesor, y un lujo que quieren darse todos, pero pueden pocos

Hace poco más de siete años, en la tapa de Parabrisas anunciábamos el regreso de Mercedes a los roadsters. La novedad absoluta era la coupé con techo duro denominada SLK, de la cual se llegaron a vender más de 300.000 unidades, para luego convenirse en un referente absoluto en su segmento. Ha corrido mucha agua bajo el puente, y hoy la marca alemana nos sorprende nuevamente con la segunda generación de este modelo, aún más emblemático. El nuevo SLK entra por los ojos y evoca mucho a aquellos clásicos convertibles que fueron sinónimo de libertad y rebeldía. Este roadster de pura cepa llega al país en dos versiones: una V6 denominada SLK 350 con 272 caballos y una novedosa caja automática de 7 marchas que se comercializará en pocos meses, y otra más doméstica, denominada 200 Kompressor, con un motor de 4 cilindros y 163 CV en versiones automática (5 marchas) 6 manual de 6, que fue la elegida para esta prueba. En pocas palabras, uno de esos autos que atrae y que después de varios kilómetros no dan ganas de bajarse. Es más confortable, seguro y dinámico que su antecesor.

Mercedes Benz SLK 200 Kompressor
Nueva disposición de comandos. Ahora el freno de mano se ubica detrás de la selectora

Diseño - Aerodinámica

No es casual que el moderno y personal SLK muestre rasgos de sus antepasados más notables como las "Flechas de Plata"; en gran medida, es producto de la inventiva de sus creadores por concebir un producto joven que cautive nuevos compradores y comparta la marca con su habitual clientela madura.
Con una silueta refinada y de rasgos musculosos que recuerdan al superdeportivo SLR McLaren, el SLK atrae por donde se lo mire. Ahora es más redondeado y pulido que su antecesor. El capot prolongado, la gran distancia entre ejes y la cola muy corta marcan los requisitos indispensables para lucir su atractivo. Su perfil cuneiforme con puertas alargadas evidencia líneas suaves, mientras que de frente refuerza su imagen en un capó que resalta una nervadura central que se estrecha hacia adelante para convertirse en una punta que le da nueva cara. Esta imagen se acentúa por dos perfiles horizontales, un gran faldón delantero con cantos muy salientes y por los grandes faros que se proyectan con armonía en la trompa.
De atrás nadie podrá negar que es un diseño Mercedes, apartado de otras tendencias actuales con formas decididamente redondeadas. Nuevos faros que se proyectan hacia los laterales, paragolpes integrados, tercera luz de stop en la tapa de baúl y dos gruesas salidas de escape son los atributos que resaltan, luego de un vistazo por la parte posterior. La transición entre el techo y el marco del parabrisas prácticamente no se percibe, como tampoco la diferencia de tamaño entre las ruedas delanteras -205/55 16- y las traseras -225/50 16-.
Este nuevo SLK tiene 30 mm más de distancia entre ejes, 72 mm más de longitud total, 65 mm más de anchura, 20 mm más de altura, y su coeficiente aerodinámico se redujo de Cx 0.33 a Cx 0.32. En este sentido mejoró la insonorización, pero no deja de sentirse el ruido de viento a altas velocidades, aunque es muy inferior al de un convertible con techo de lona. Descapotado, su Cx mejora: 0,37 contra 0,38.

Mercedes Benz SLK 200 Kompressor
Impecable remate de la cola, con formas redondeadas y doble salida de escape

Motor - Prestaciones

Nada mejor que una caja manual de 6 velocidades para aprovechar al máximo las prestaciones y el rendimiento del moderno motor de 4 cilindros en línea, 1.800 cm3 y 163 CV. Es el mismo que utiliza el Clase C, con un compresor volumétrico, intercooler, distribución variable (en admisión y escape), y doble árbol de levas. Dispone de un discreto torque -24,4 kgm-, entre las 3.000 y las 4.000 rpm, lo que se traduce en que hay que acelerarlo bastante para sacarle el máximo provecho. No atrae por su sonido y su mejor momento se vive entre las 3.500 y las 5.800 rpm. En maniobras agresivas, como hacer patinar las ruedas, un sistema de protección realiza un corte de inyección cuando se lo acelera en vacío a las 3.500 vueltas, por lo que, al momento de la salida, se aprovecha bien su potencia, algo habitual en Mercedes. Esta característica le permite una adecuada aceleración: 8s8 de 0 a 100 km/h, mientras que de 80 a 120, en 6ta. marcha, apenas demora 10 segundos. Pero falta lo mejor: alcanza una máxima de 227.9 km/h y logra una autonomía media de 500 kilómetros.

Confort - Espacio interior

Salvo por la ausencia de regulaciones eléctricas de la butaca del conductor (que se ofrece como opcional), el confort de este Mercedes no tiene contras.
La posición de manejo es ideal para viajar varias horas con máxima comodidad. El cojín descansa bien los muslos de las piernas y el respaldo hace lo propio. Acompaña un volante deportivo de tres rayos con agradable grip y regulaciones en altura y profundidad.
Como en todo roadster sin descapotar, el acceso no es muy cómodo; hay que agacharse bastante para sentarse.
Pero el espacio resulta lógico para dos personas, y se nota que se aprovechó mejor que su antecesor, debido a la mayor distancia entre ejes que provoca una crecimiento de 13 mm a la altura de los hombros y 16 más de altura con respecto al techo.
La ergonomía está pensada para una agradable estancia a bordo. Los comandos de los levantavidrios, de original diseño, están al alcance de la mano, y las funciones del autoestéreo y de la computadora se manejan desde el volante.
Otra novedad es el mecanismo basculante del techo rígido retráctil que se cierra más rápido que antes (en unos 23 segundos) y que permite aprovechar mejor el espacio del baúl: ahora, con el techo abierto quedan 208 dm3 de capacidad, 63 dm3 más que antes.

Mercedes Benz SLK 200 Kompressor
Con el nuevos sistema retráctil del techo, se incrementó la capacidad del baúl en 68 dm3

Instrumental - Equipamiento

El interior tiene un diseño más elaborado, con un original juego de formas en el tablero, volante, consola y paneles de puerta. Los materiales son de mejor calidad, aunque algunos comandos no agradan demasiado, fundamentalmente por sus terminaciones en imitación metal.
El dibujo del instrumental es muy agradable, con impronta retro en indicadores embutidos de velocidad y rpm, además del generoso display central multifunción. Se extraña un indicador de temperatura del motor.
El equipamiento de confort es completo, pero llama la atención la ausencia de regulación eléctrica de la butaca y de otra innovación no disponible en este SLK: el Airscarf. Para mejorar el placer de conducción, Mercedes desarrolló un dispositivo de calefacción que controla y distribuye el aire desde los apoyacabezas -mediante ventiladores- hacia hombros, cuello y cabeza de los ocupantes, como si se tratara de una bufanda invisible. Funciona en tres etapas diferentes y está controlado por un dispositivo electrónico que adapta las condiciones en función de la velocidad y la temperatura. Para los más exigentes existe el sistema Thermotronic, que agrega sensores solares y de polución.

Dirección - Suspensión

La primera sensación que da este auto es la de una solidez sustancialmente incrementada, lo que se explica lógicamente con el aumento de la rigidez torsional (49%) y de flexión (19%). Al circular por calles irregulares transmite menos vibraciones estructurales que antes. Lo interesante es que, además, se lo siente más sólido y sustancial al tomar curvas exigentes.
Por el lado de las suspensiones, eficacia total. Adoptó adelante un esquema del tipo Mc Pherson más firme, además de sustituir la dirección de bolillas recirculantes por piñón y cremallera, que le confiere más precisión sin perder su excelente radio de giro. El eje trasero utiliza un esquema multibrazo que aporta una impecable tenida. Como buen Mercedes, el conjunto tiene una armonía singular que permite disfrutar de un manejo confortable, como también divertirse si lo que se desea es deportividad. Este equilibrio le permite encarar curvas de alta velocidad con absoluta confianza, puesto que facilita saber cuándo se está llegando al límite. Acompañan muy bien la tracción trasera y la lograda distribución de pesos del chasis. Este comportamiento rompe poco a poco con los cánones dinámicos que se conocen de la marca, algo que ya se comenzaba a notar en el sedán C y que se acentúa en esta SLK.

Mercedes Benz SLK 200 Kompressor

Transmisión - Caja

Como se dijo, las seis velocidades de la caja manual le sientan de maravillas al propulsor de cuatro cilindros. Se puede manejar con absoluto relax en la ciudad; por ejemplo, doblar en una esquina con la tercera conectada, como también sacarle bastante provecho en la ruta utilizando la cuarta, la quinta y la sexta. Está relacionado para quienes desean un manejo muy versátil.

Seguridad - Frenos

Salvo por la limitada visibilidad hacia atrás, que mejoró, en este sentido no tiene puntos oscuros. La marca de la estrella se preocupa por la seguridad; así lo demuestran su sistema electrónico de control de tracción y estabilidad. (ESP), el ABS y el BAS (servofreno de emergencia). Se incorporan nuevos airbags frontales de doble efecto, limitador de tensión de los cinturones (también con 2°) y laterales para tórax y cabeza. En caso de vuelco, además de contar con arcos de protección y una estructura más rígida, se disparan los airbags laterales y los pretensores del cinturón. El sistema de luces (con xenón) es muy eficaz, y la capacidad de frenaje es más que suficiente para su peso. Se comprobó su capacidad en una frenada de pánico a más de 200 km/h. También el nuevo sistema de escobillas limpiaparabrisas cumplen muy bien con su cometido. Por otra parte, en caso de pinchadura dispone de una rueda de auxilio de tipo temporal. .

Precio

El SLK con motor 200 Kompressor no tiene (por potencia), lo que se llama rivales directos en el mercado local. Pero por precio, esta versión con caja manual de 6 marchas (u$s 65.400) se acerca bastante al Audi TT (u$s 68.000), que eroga 225 CV y dispone de tracción integral. También se encuentra el BMW Z4 (u$s 58.400) con motor de 2.5 litros y 6 cilindros que eroga 192 CV pero, al igual que el Audi, con techo de lona. Sin dudas, el techo metálico del Mercedes, junto a sus cautivantes líneas, llevarán a este SLK a perpetuar el éxito de su antecesor

Por Augusto Brugo Marcó
Fotos Rudy Hanak

Mercedes Benz SLK 200 Kompressor

Características técnicas

Motor

Naftero, delantero, longitudinal, 4 cilindros en línea, 4 válvulas por cilindro, doble árbol de levas a la cabeza con comando de apertura variable, alimentado por inyección electrónica multipunto. Diámetro x carrera 82.0 x 85 mm. Cilindrada 1.795 cm3. Relación de compresión 9.5:1. Potencia 163 CV a 5.500 rpm. Torque 24.4 kgm a 3.000 y 4.000 rpm.

Caja de cambios

Manual. Tracción trasera, seis marchas con las siguientes relaciones. 1era 4.46; 2da 2.61; 3era 1.72; 4ta 1.25; 5ta 1:1, 6ta 0.84. MA 4.06. Diferencial 2.46

Suspensión

Delantera. Independiente tipo McPherson, resortes helicoidales, amortiguadores hidráulicos y barra estabilizadora.
Trasera. Independiente, multibrazos, resortes helicoidales, amortiguadores hidráulicos y barra estabilizadora

Frenos

ABS / ESP. Delanteros de discos ventilados. Traseros de disco sólidos

Dirección

Piñón y cremallera asistida

Llantas y neumáticos

Llantas 7J x 16. Material: Aleación liviana. Neumáticos: 205/55 R 16 adelante y 225/50 R 16 atrás

Carrocería y dimensiones

Vehículo convertible de 2 puertas y 2 pasajeros. Tanque de combustible de 70 litros. Peso en orden de marcha 1.390 kg. Largo 4.082 mm Ancho 1.780 mm Alto 1.296 mm Entre ejes 2.430 mm Trocha 1.530 mm

Precio y Garantía

u$s 65.400. Garantía de dos años sin límite de kilometraje

Pueden dejar sus comentarios sobre este test en el Blog de Test del Ayer

Deja tu comentario sobre este Road Test

 



CONCLUSIONES

Los más

  • Diseño y estilo
  • Comportamiento dinámico
  • Maniobrabilidad y dirección
  • Confort general
  • Nivel de seguridad

Los menos

  • Butacas sin regulación eléctrica ni calefacción
  • Visibilidad hacia atrás
  • Falta opción sistema Airscarf
  • Rueda de auxilio temporal

Cotizá ahora el seguro para tu auto

VELOCIDAD MÁXIMA 226.900 KM/H
En 6ta a 5.800 rpm

ACELERACIÓN

0 a 80 km/h

6.4 s

0 a 100 km/h

8.8 s

0 a 120 km/h

12.0 s

0 a 400 m

15.8 s

0 a 1000 m

29.6 s

60 a 120 km/h en 5ta

13.9 s

80 a 120 km/h en 5ta

9.0 s

60 a 120 km/h en 6ta

18.3 s

80 a 120 km/h en 6ta

12.0 s


FRENAJE

60 - 0 Km/h

14.2 m

80 - 0 Km/h

23.5 m

100 - 0 Km/h

40.7 m

120 - 0 Km/h

58.8 m
CONSUMO
 
km/l
Urbano
7.4
En ruta a 90 km/h
14.4
En ruta a 120 km/h
11.2
Promedio
11.0

VELOCIDAD MÁXIMA EN CADA MARCHA

1era

50.1 km/h a 6.500 rpm

2da

86.2 km/h a 6.500 rpm

3era

128.0 km/h a 6.500 rpm

4ta

170.1 km/h a 6.100 rpm

5ta

215.9 km/h a 6.100 rpm

6ta

226.9 km/h a 5.800 rpm



Como en otros modelos de la marca, las luces de guiños se ubican en el retrovisor


Nuevos comandos levantavidrios, en las manijas de las puertas


Eficaz poder de iluminación, con luces de xenón

Mercedes Benz SLK 200 Kompressor
Logrado diseño del instrumental, con estilo retro

Mercedes Benz SLK 200 Kompressor
El coeficiente aerodinámico mejoró y le permite orillar los 228 km/h

Uno para Guillermo Cañas

Mercedes Benz SLK 200 Kompressor

Como en el 2003 le sucediera, felizmente, a Guillermo Coria, este año en el certamen de tenis de Stuttgart, en Alemania, fue para otro argentino, Guillermo Cañas, que le ganó en la final a su compatriota Gastón Gaudio. Y se llevó este flamante SLK

Mercedes Benz SLK 200 Kompressor

DETALLES

- Ambas teclas levantavidrios poseen sistema one-touch de ascenso y descenso.
- Buen alcance del telecomando.
- Apenas el auto comienza a moverse, los seguros de las puertas se bajan automáticamente.
- El autoestéreo funciona sin la llave en contacto.
- La guantera tiene luz y cerradura.
- La rueda de auxilio temporal viene desinflada.

EQUIPAMIENTO

- Aire acondicionado independiente de dos zonas
- Dirección asistida
- Levantavidrios eléctricos
- Faros de xenón
- Espejos eléctricos
- Cuatro airbags
- Columna de dirección regulable en altura y profundidad
- Cierre con comando a distancia
- Antinieblas delanteros y traseros
- Luces de estacionamiento
- Autoestéreo con CD
- ABS, ESP, BAS
- Indicador de temperatura exterior
- Computadora de abordo
- Cruise control
- Regulación en altura de las butacas
- Comandos de autoestéreo en el volante
- Tapizados de cuero
- Parasoles c/espejos iluminados

Vea también

Mercedes Benz 250 SE Coupe

Road Test del Mercedes Benz 250 SE Coupe
Revista Parabrisas Nro 74. Febrero de 1967

Mercedes Benz 500 SL

Road Test del Mercedes Benz 500 SL
Revista Parabrisas Nro 169. Noviembre de 1992

Chrysler Crossfire Roadster V6 3.2

Road Test del Chrysler Crossfire Roadster V6 3.2
Revista Auto Test Nro 193. Noviembre de 2006

NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.

Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.


 

 

 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad

Por Gustavo Ernesto López

email gustavolopez@testdelayer.com.ar