Nacionales

Importados

F1 Web

Búsqueda personalizada

Road Test de autos importados en el mercado argentino

Por Gustavo Ernesto López
Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer

Lancia Delta Integrale 16v Grupo A - 1991

 

"Es un tractor de carrera"
Por Carlos Alberto Reutemann

 

Revista Corsa Nro 1314. Septiembre de 1991

 

Carlos Reutemann probó para CORSA el Lancia campeón mundial de Rally

Lancia Delta Integrale 16v Grupo A
Reutemann sintiendo toda la potencia del Lancia en los caminos de Córdoba. Elogió la aceleración pero también notó que el auto perdía bastante tiempo patinando, saliendo de las curvas lentas

Para él fue como cumplir con un sueño y aseguró haber pasado durante el Rally de Argentina los cinco días más felices de sus últimos diez años. Los disfrutó a fondo analizando el comportamiento del Delta Integrale 16v, sorprendiéndose por la terrible aceleración, robustez y docilidad para doblar en cualquier tipo de curvas

Al momento de publicarse esta nota ya se habrán realizado las elecciones del 8 de setiembres y conocido los resultados, donde Reutemann participó activamente como candidato a la gobernación de Santa Fe.
Nosotros la escribimos una semana antes de esta fecha, aunque el resultado es sólo una mera anécdota. Lo importante es destacar que en estos últimos cuatro meses Carlos Reutemann estuvo dedicado a full a su campaña política y sólo se permitió un paréntesis de cinco días en su intensa actividad para poder disfrutar del Lancia Delta Integrale de Rally, desde el martes 23 de julio al sábado 27. Esto es lo que pretendemos contarle en detalle para ir metiéndonos en las mismas entrañas del auto campeón del mundo, con Reutemann de piloto, con Jorge Del Buono de navegante y con nuestra presencia junto a ellos, incluso acompañándolo en varias oportunidades desde la butaca derecha.

Historia de un encuentro

A raíz de una conversación entre Ninni Russo y Reutemann en la edición 1990 del Rally de Argentina era muy factible que Lole pudiese contar con un auto para abrir la ruta para el equipo. Esto nos lo dijo el mismo Reutemann este año durante uno de nuestros tantos trabajos en conjunto probando un auto para Parabrisas. Debido a sus múltiples ocupaciones políticas nos solicitó que enviáramos desde nuestra redacción el primer fax a Abarth, en Turín, manuscrito por él, comunicándole a Russo su firme deseo de subirse al Lancia. Esto fue el Lunes 1 de Julio de 1991. La respuesta llegó a nuestra redacción el 5 del mismo mes, luego que Russo regresara de Acrópolis, anticipando que sería un inmenso placer contar con Reutemann y Del Buono para que tripulen un auto del equipo abriendo la ruta. Fue así como en la fiesta de cumpleaños de Fangio en Balcarce, Reutemann y Del Buono combinaron para encontrarse en Córdoba el lunes 22 de julio. Posteriormente, hubo una llamada de Russo a Del Buono para indicarle cómo moverse hasta la carrera. Estaba previsto que piloto y acompañante durmieran el domingo 21 en el hotel Sheraton de Buenos Aires y partieran al día siguiente para Córdoba en avión. Sin embargo, sólo Del Buono pudo cumplir con el plan previsto, ya que Reutemann se quedó "anclado" en Santa Fe por su campaña política.

Lancia Delta Integrale 16v Grupo A
Carlos Reutemann al volante del Lancia campeón mundial recorriendo la ruta de nuestro rally. Hizo una adaptación muy progresiva andando realmente rápido en las últimas dos etapas, donde se dedicó a elegir distintos compuestos de neumáticos

 

El lunes 22 ya estábamos en Carlos Paz junto a Del Buono esperando a Reutemann para tomar contacto con el auto. En el hotel Las Lajas, cuartel general del equipo italiano, sonó el teléfono a las 17 horas, con Reutemann desde el otro lado de la línea: "No puedo viajar hoy a Córdoba. Estoy en Buenos Aires haciendo unas gestiones. Mañana a la mañana tengo que estar en Santa Fe y a la tarde salgo para Córdoba en auto". Así, los planes fueron cambiando, pero finalmente Lole arribó al hotel en Carlos Paz el martes 23 a las diez de la noche. Casualmente se encontró Russo, Pianta y Del Buono que lo esperaban. Conversaron durante media hora y luego partimos hacia la concesionaria Sevel donde estaban los autos. Allí Reutemann y Del Buono "se probaron" el muletto de Kankkunen, que fue el auto pedido por Reutemann, especialmente por las medidas de las butacas. Ese fue el primer contacto.
Luego de conversar pausadamente con el jefe de mecánicos del equipo y enterarse de todos los detalles del auto Reutemann y Del Buono salieron a las diez de la noche de ese martes 23 rumbo a Bosque Alegre. Allí giraron durante media hora y luego nos sentamos nosotros en la butaca de Del Buono para acompañarlo.

Lancia Delta Integrale 16v Grupo A
El Lancia subiendo desde Mina Clavero a Giulio Cesare, en la segunda etapa. En ese tramo de la carrera se pasaron en una curva, sin mayores consecuencias, pero la foto no la sacó nadie. Al finalizar la etapa en Copina Reutemann llegó con un radiador de aceite roto por haber pasado sobre una piedra demasiado grande. Le pusieron aceite durante un auxilio y pudo llegar a Carlos Paz

Las primeras impresiones

"Este primer contacto fue más que nada para acomodar la posición de manejo y comenzar a conocer cada uno de los mecanismos del auto. Saliendo desde Carlos Paz me llamó la atención la suavidad de la conducción. Porque de no exigirlo ni acelerarlo a fondo se comporta como un auténtico auto de calle. Claro..., la diferencia se nota en el consumo ya que resulta abismal respecto a un auto común. El resto es muy similar. Entrando a la tierra empezó lo más divertido. Las luces que posee son sensacionales, en lo derecho iluminan como si fuera de día una distancia aproximada a 100 metros. También me sorprendí notoriamente con la aceleración, especialmente en primera y segunda y con la robustez que muestra el Lancia. Directamente es un tractor pero de carrera. Por no conocer el camino tuve apuntarles a muchas piedras, pero cuando pasa por encima de cualquier desnivel, el auto ni se mueve. La suspensión trabaja perfectamente haciendo cualquier maniobra muy confiable".
"Al día siguiente largamos la segunda etapa cuando todavía era de noche, porque además las autoridades de la carrera no tenían las cosas en claro y hubo que partir una hora y media antes que largara el primero. Esa primera etapa, para nosotros, fue muy tranquila, continuando con el reconocimiento del auto. Pero a la vez muy fructífera porque el segundo prime entre Tanti - Cosquín tiene una primera parte lenta, en subida, y luego un tramo muy veloz. Y allí, con la ayuda de Jorge Del Buono, que tenía una hoja de ruta de la última vez que corrió con Recalde en Córdoba, empezamos realmente a disfrutar con intensidad el auto".

Lancia Delta Integrale 16v Grupo A
El Lancia girando por la noche, rumbo a Bosque Alegre, en el primer contacto de Reutemann con el auto

 

"Al final de ese día saqué otras conclusiones importantes. Por ejemplo, sobre la caja, de la que tanto sus mecanismos como la selectora, me parecieron óptimos, perfectos. Y debe ser así y no de otra manera porque en rally se maneja más de un sesenta por ciento del tiempo con una sola mano ya que los cambios de marcha son constantes. Otra de las cosas que me sorprendieron gratamente fue todo el sistema de frenos y la seguridad que ofrece. Una vez que uno se acostumbra al auto, le toma las distancias de frenado de acuerdo a la velocidad que viaja, los frenos tienen un comportamiento ideal".
A medida que transcurrieron las etapas del Rally de la Argentina, Reutemann fue tomando mayor confianza con el auto y con su navegante, situación propicia para imponer un tren de marcha superior a medida que pasaban los kilómetros.
"Durante las dos últimas fue cuando le saqué el jugo al auto. A pesar de tener un limitador de vueltas que corta a las 7.500 rpm aproximadamente, me propuse no llegar a las 7.300 entre cambios, por seguridad. Pero hasta ese régimen traté de acelerarlo lo más que pude en los primes. También fue muy importante el trabajo de Del Buono aprovechando la hoja de ruta que tenía ya hecha. Con el "Bicho" nos fuimos entendiendo cada vez mejor y realmente sentí como nunca la importancia de contar con un navegante de primera como él. Fui descubriendo que cada indicación tenía relación también con su voz o con el énfasis que ponía en cada frase. Cuando más peligroso era lo que se venía, sus tonos, sus palabras, tenían un tinte diferente. En esos momentos recordaba mi experiencia con Peugeot, cuando corrí en 1985, y realmente me di cuenta que el navegante que me pusieron en aquella oportunidad (Jean Francois Fauchille) me tenía mucho menos confianza que el Bicho".

Lancia Delta Integrale 16v Grupo A
Del Buono nos "presta" su butaca para acompañar al ex F-1

"Volviendo al auto, y ya utilizándolo de una manera más exigente casi con el ritmo de carrera, podría decirles que fui descubriendo cuestiones esenciales que hacen a la performance de una carrera y al límite que tiene el Lancia en distintas circunstancias. Efectivamente, comenzando por lo más elemental: que Sparco haga las butacas a medida parece desde afuera una cuestión promocional pero no lo es para nada. Eso tiene mucho que ver con la seguridad y especialmente con el aprovechamiento total que el piloto le puede sacar al auto. Porque resulta imprescindible que se este cómodo y seguro. Con la distancia justa para las piernas y para los brazos. Bien sentado para observar cada cosa que pasa a su alrededor; que tenga la columna perfectamente apoyada y esté sujetado a la perfección. El auto va copiando cada accidente y estar bien atado es sinónimo de cuidar bien el cuerpo. Siguiendo con la seguridad los frenos y la potencia que tiene el motor son dos elementos esenciales para viajar con la mayor seguridad".
"Ya tratando de andar rápido, uno descubre que el auto es ideal para los sectores lentos, ya sea en subida o en bajada. Al ser corto entre ejes, tener bien repartida la potencia y con buenas gomas como las Michelin, se constituye en un aparato espectacular, que además te permite los dos tipos de manejo posibles; pistero o de ruta, porque se banca todo. Si uno quiere, lo puede manejar como un Turismo haciendo todos los radio ideales, un poco como maneja el Biasion de hoy, el que vi en Córdoba. Pero también permite que lo manejes llevándote todo por delante, como hace Sainz con su Toyota o en algunos tramos Auriol".

Lancia Delta Integrale 16v Grupo A
Un Reutemann pensativo apoyado sobre la parte delantera del Lancia, con el motor del mismo en primer plano. Analizando el comportamiento del impulsor elogió principalmente el torque y su potencia. Sobre el final de la carrera confesó que le hubiese gustado contar con mayor presión en el turbo para tratar de andar más rápido

"Analizando el tema desde un punto de vista muy personal, cuando tuve oportunidad de andar fuerte - fuerte, fui notando que el auto perdía décimas de segundo preciosas principalmente en los retomes, cuando quedaba patinando. Pero yo creo que más que un defecto del auto es una cuestión de puesta a punto. Si yo fuera todavía un piloto de carreras, me hubiese gustado trabajar en poco más a fondo en la parte de las suspensiones traseras y en los distintos tipos de neumáticos, según su compuesto. Esa fue mi impresión, aunque respeto la elección de cada uno de los pilotos de Lancia y ni siquiera la discuto".

Recordando viejos tiempos

"En la última etapa fue donde anduvimos mas fuerte. El día anterior, antes de largarse el superprime al lado del estadio, empecé a cambiar opiniones con los pilotos y con la gente de Michelin. Quería probar un poquito más y para eso recurrí a las cubiertas H100, unas más anchas, que utilizaron en la mayoría de los primes los pilotos del equipo. El cambio resultó muy importante porque el auto ganó mucho en tenida, en todos los sectores, aunque muy especialmente en lo derecho. Situación que me permitió acelerarlo todavía más y se podría decir que encontré un límite y quizá su mayor defecto; en lo rápido, cuando uno viene en quinta o en sexta y con el pie planchado la tenida del Lancia se complica".

Lancia Delta Integrale 16v Grupo A
El habitáculo del auto campeón del mundo aloja la rueda de auxilio y muestra parte de la robusta jaula de seguridad instalada

"El camino se hace muy angosto y realmente se pone feo. Ahí se toma conciencia que ya es un auto de muchos años y que por esa razón están preparando una nueva versión, más larga entre ejes, para 1992. Un auto que lo vienen desarrollando desde hace tiempo y que tuve un comentario que estuvo girando antes de la edición 1990 de nuestro rally, cuando estuvieron haciendo la ruta. En honor a la verdad, creo que lo de la tenida no es un defecto, sino que el auto ya pertenece a una generación anterior de pura sangre de rally, actualmente superados por marcas como Toyota. No pude hablar mucho con la gente de Sainz, pero periodistas extranjeros me aseguraron que la ventaja del Toyota es justamente en los sectores rápidos, y me parece lógico por su concepción más avanzada".
"De todas maneras la experiencia me pareció fantástica. Porque el auto es uno de los grandes campeones de mundo, que ya tiene cuatro títulos y al que se le van agregando permanentemente elementos nuevos para testear. Esta unidad tenía un segundo twinmaster de ensayo, totalmente electrónico y digital, instalado en la puerta del navegante, con muchas funciones más, de menor peso y obviamente más chico, lo que también se constituyó en un "chiche" nuevo para disfrutar.
"Me despido agradeciendo a mis amigos de Lancia que me brindaron esta oportunidad, a CORSA que me permite, de esta manera, hacer pública esta experiencia y a ustedes por soportar tantas palabras. Para mí fue una gran satisfacción y alegría y me pareció importante compartirla".

Por Carlos Alberto Reutemann

Lancia Delta Integrale 16v Grupo A
El Lancia en la prueba de la carrera. Para el argentino fue la mejor experiencia vivida con un auto con techo, a pesar de sus anteriores intervenciones con un Fiat 131 Abarth y un Peugeot 205 Turbo 16

Pueden dejar sus comentarios sobre este test en el Blog de Test del Ayer

Deja tu comentario sobre este Road Test

 




Lancia Delta Integrale 16v Grupo A
El encuentro de Reutemann con su amigo Russo en Carlos Paz

"DECIDIDAMENTE ESTE ES EL AUTO DE CARRERA QUE MÁS ME DIVIRTIÓ PORQUE TIENE 300 HP Y UNA SEGURIDAD TAL QUE PERMITE CUALQUIER LOCURA"

Lancia Delta Integrale 16v Grupo A
Un sector del habitáculo donde se destaca la palanca de cambios y el freno de mano. A la derecha la radio para comunicarse con el equipo, un twinmaster electrónico y, hacia el centro, la caja de fusibles

Lancia Delta Integrale 16v Grupo A
La pedalera colgante del Integrale, de perfecta ubicación con protector para la pierna que acciona el acelerador y un descanso para la izquierda

"ESPERABA ESTO DESDE HACE MUCHO TIEMPO, PERO LLEGÓ EN EL MOMENTO JUSTO, PERMITIÉNDOME "DESENCHUFARME" POR CINCO DIAS. ADEMÁS COMPROBÉ QUE EL LANCIA ES UN F-1 CON CARROCERÍA, PERO CON LA SERENIDAD DE UN AUTO DE SERIE

Lancia Delta Integrale 16v Grupo A
El nuevo twinmaster totalmente digital experimentado en Argentina

Lancia Delta Integrale 16v Grupo A
Un descanso del argentino entre primes, durante la segunda etapa, "picando" algo en la Van de Lancia

Lancia Delta Integrale 16v Grupo A
Reutemann y Del Buono sentados por primera vez en esta oportunidad en el Lancia, junto a un mecánico de su equipo

"HUBIESE PREFERIDO TRABAJAR MÁS A FONDO EN LA PUESTA A PUNTO DE LAS SUSPENSIONES Y EN LA ELECCIÓN DE LOS NEUMÁTICOS. LO QUE NO PUDE LLEGAR A DILUCIDAR ES SI LA SENSIBILIDAD QUE YO PUEDO TENER SOBRE UN AUTO -CON MI EXPERIENCIA EN F-1- ES SIMILAR A LA DE LOS ACTUALES PILOTOS DE RALLY, CON DIEZ AÑOS DE DIFERENCIA ENTRE UNA ÉPOCA Y LA OTRA. LO QUE SÍ RECONOZCO ES QUE SIEMPRE FUÍ UN OBSESIVO PARA PONER CUALQUIER AUTO A PUNTO"

Lancia Delta Integrale 16v Grupo A
Reutemann en la mesa de Lancia, cenando en Carlos Paz junto a Del Buono, el ingeniero Petronio, Ninni Russo y otros colaboradores del equipo. A su izquierda y frente al grupo de periodistas que lo reporteó

Lancia Delta Integrale 16v Grupo A

Características técnicas

Motor

Posición anterior y transversal. 4 cilíndros en línea. Cilindrada 1.995 cm3 (x 1.7 bar = 3.391 cm3). Diámetro por carrera 84 x 90 mm. 4 válvulas por cilíndro ubicadas en V a 65 grados. Distribución por doble árbol de levas a la cabeza (comandado por correa) y dos árboles antivibratorios. Alimentación por inyección electrónica digital (I.A.W. Weber). Encendido: Una bobina por cilindro (Magnetti Marelli). Sobrealimentación por turbo Garrett T3 con intercambiador aire / aire (16v Tipo 60/50). Potencia máxima 295 CV a 7.000 rpm. Cupla máxima 41 mkg a 4.500 rpm

Transmisión

Cuatro ruedas motrices con repartidor central de cupla y deslizamiento limitado (Ferguson) diferencial anterior autoblocante y posterior Torsen. Reparto de potencia 47% tren delantero y 53% tren posterior. Caja de velocidades de 6 marchas y MA

Dirección

Servoasistida a cremallera

Suspensiones

Delantera. McPherson con brazos oscilantes y barra estabilizadora
Trasera: McPherson con barra transversal y barra estabilizadora

Frenos

Delanteros: Discos ventilados (28.4 cm de diámetro) de 4 pistones
Traseros: Discos ventilados (22.7 cm de diámetro) de 2 pistones

Dimensiones

Largo 3.900 mm Ancho 1.700 mm Alto 1.360 mm Distancia entre ejes 2.480 mm Trocha delantera 1.488 mm Trocha trasera 1.458 mm Llantas 9" x 16" (asfalto), 5" 1/2, 6" 1/2 x 15" (tierra). Neumáticos 24/61 x 16" (asfalto) 15/64 x 15" (tierra). Michelín. Peso 1.100 kg (versión asfalto en orden de marcha)

Vea también

Lancia Delta HF Integrale

Road Test del Lancia Delta HF Integrale
Revista Top Auto (España) Nro 11. Noviembre de 1992

Lancia Delta Integrale

Lancia Delta Integrale en "Leyendas de Rally"
El Blog de Test del Ayer

NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.

Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.


 

 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad

Por Gustavo Ernesto López

email gustavolopez@testdelayer.com.ar