Nacionales

Importados

F1 Web

Gustavo López Productor de Seguros

Búsqueda personalizada

Road Test de autos importados en el mercado argentino

Por Gustavo Ernesto López
. Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer

Citroën Visa GTi vs Renault 11 Turbo

 

Corazón y pulmón

 

Revista Autopista (España) Nro 1342. Abril de 1985

 

El recién llegado Visa GTi, de excelentes prestaciones gracias a su motor de buena cilindrada y rendimiento se enfrenta en el terreno de los compactos deportivos de fabricación española al brioso Renault 11 Turbo, cuyo motor de veterana estructura básica se transforma por completo con el pulmón de la sobrealimentación

Es interesante seguir la evolución del Visa. Nacido como un modelo un tanto impersonal (y predestinado a una corta vida), supo cambiar en su momento, y con el paso del tiempo no ha hecho sino mejorar su imagen.
Indudablemente, es uno de los mejores que ha salido más beneficiado de la formación del grupo PSA (Peugeot, Talbot, Citroén) ya que gracias a heredar las mecánicas del Peugeot 205, en especial las dos últimas, Diesel y 1.600 inyección, ha mejorado notablemente su imagen, hasta el punto de preverse una vida mucho más larga de la que en principio pudiera parecer. La versión 1.600 GTi acaba de ser presentada en España, teniendo previsto el inicio de su comercialización a comienzos del mes próximo.
Por su parte, el R-11 tiene más que consolidado su puesto en el mercado, y ahí están las cifras de ventas para corroborarlo. Más concretamente, la versión Turbo es a nuestro juicio una de las más interesantes de la gama, pues gracias a su precio de venta en España muy contenido, se ha convertido, hasta la aparición del Visa GTi, en el más asequible de los compactos con prestaciones deportivas.


Aspecto más agresivo en el Citroën. Se diferencia más de sus hermanos de gama

Las modificaciones exteriores, necesarias para dar una imagen más deportiva, son mucho más llamativas en el modelo de Citroën que en el Renault. El notable incremento de la anchura del tren delantero, ha obligado a montar unos aletines muy dimensionados que se prolongan con «estribos» a lo largo de la carrocería, y se rematan por atrás con los pilotos traseros.
Este guarnecido de plástico del mismo color que la carrocería, es bastante agradable en los modelos de color blanco y plata, mientras que en los rojos, su tono desvaído los hacen menos atrayentes. El conjunto se completa con un amplio «spoiler» delantero, que posiblemente en el futuro sirva de alojamiento a faros antiniebla, y dos alerones traseros por encima y por debajo de la luneta, lo que en una valoración global nos parece un tanto recargado
.
Por su parte, el R-11 se contenta con la ampliación del «spoiler» delantero, en el que se encuentran los proyectores antiniebla, y la adición de un pequeño alerón trasero que rodea la luneta. El conjunto es sin duda mucho menos agresivo que el del Visa, pero también bastante bonito y discreto.

También te puede interesar

- Road Test del Renault 18 Turbo - 1982
- Road Test del Peugeot 205 GTi - 1984
- Road Test del Citroën Cx 2000 Athena - 1981


Excelente comportamiento rutero del Renault. A pesar de su extraño tren delantero

Novedades mecánicas

Las grandes novedades de ambos modelos, hay que buscarlas en los apartados mecánicos. Soluciones distintas, para un aumento de los rendimientos del motor, se han empleado en cada uno de los contrincantes. En el R-11 se recurre a la técnica de la sobrealimentación, de la que es tan partidaria Renault; y así, con un motor de menos de 1.400 c.c., obtiene 105 CV de potencia, y sobre todo un interesante par máximo de 16,5 mkg.
Por su parte, en el Visa recurre a la inyección, hay que recordar que monta idéntica mecánica que el Peugeot 205 GTi, y obtiene los mismos 105 CV. que su rival, pero con mayor cilindrada (1.580 c.c.) y sobre todo a un régimen bastante superior, de 6.250 r.p.m. frente a 5.500 r.p.m., quedando un tanto descolgado en las cifras de par máximo, ya que el Visa tan «sólo» alcanza los 13,7 mkg. A nivel de embrague, ambos se han reforzado, y curiosamente en la misma medida, pues ambos montan disco de 200 mm. de diámetro exterior; y lo cierto es que parecen suficientes, pues funcionaban correctamente y no patinaban por más que se les exigiera.
Las cajas de cambio marcan por contra una notable diferencia. El Visa recurre a unos desarrollos muy cortos para lo que hoy en día se estila, pero que van que ni pintados para una conducción deportiva. El R-11 se contenta con unos desarrollos más largos, que si bien le penalizan en recuperaciones, sobre todo en la descolgada 5ta, le autorizan para una mayor velocidad punta y unos mejores consumos a velocidades elevadas, además de que su superior par le permite en la práctica desenvolverse con igual soltura que el Visa.

Igualdad de potencia pero soluciones distintas. Inyección en el Visa, Turbo más intercambiador en el Renault

Por suspensiones, hay una notable diferencia entre los trenes delantero y trasero. En la parte de delante, el beneficio del Visa es evidente, y la herencia del 205 GTi (que también incluye dirección e incluso frenos) se deja notar. La suspensión anterior del Citroën es a base de falsos McPherson con un triángulo inferior, de forma que la estabilizadora ya no actúa como tirante, sino como simple elemento estabilizador, anclándose además muy alto, a media altura de los amortiguadores. Su funcionamiento es envidiable, y compagina a la perfección el agarre con un confort suficiente.
Por contra, el Renault peca de un fallo que ya hemos mencionado en ocasiones anteriores que hemos probado los R-11, y en concreto el Turbo, y que motiva una extraña flotación en el tren delantero bastante desagradable; aunque a efectos prácticos su funcionamiento es suficientemente correcto y una vez tomado el aire, se puede circular bastante rápido y con un confort superior al del Visa.
Si analizamos los coches por las suspensiones traseras, las tornas se cambian, y aquí es el Renault el que sale claramente favorecido. El problema es más debido a la probreza de soluciones del Visa, que a la diferencia de diseño de ambás suspensiones. Hay que tener en cuenta que el Visa monta idéntica suspensión que todos sus hermanos de nombre, y a pesar de unos nuevos tarados en suspensión y amortiguación, los resultados no son los mismos que los que recordamos obtener con el Peugeot 205 GTi. Nos preguntamos si no habría sido posible adoptar un esquema diferente, que entre otras cosas redujera la diferencia de vías que hay entre los trenes delantero y trasero, que es de nada menos de 130 mm., lo que indudablemente afecta al comportamiento del automóvil.
Por contra, el modelo Renault se muestra muy equilibrado y apenas hay que preocuparse de la parte trasera del vehículo, ya que a pesar de estar ligeramente más alta que la parte delantera, puede controlarse con facilidad.
El equipo de frenos es más que suficiente en ambos. A base de discos ventilados delanteros y tambores traseros, se muestran tremendamente eficaces, y aunque quizá deberían detener al vehículo en un espacio más corto, su resistencia al «fading» es muy acusada. Comparativamente, nos gustan más los del Visa que los del R-11, pues son más eficaces en lo que respecta a distancias de parado, mientras que por resistencia se sitúan al mismo nivel.


Casi igual al resto de la gama Renault. Muy agradable y atractivo


Aire más deportivo en el Visa. Reforzados por el volante e instrumentación

Interiores distintos

Cuando se analizan los interiores, se aprecian ciertas diferencias de planteamiento entre uno y otro modelo, que en algunos aspectos son contradictorios. Nos explicaremos; el Visa en principio tiene un aspecto más deportivo (asientos, aletines, instrumentación, etc.) lo que se contrapone con una carrocería de 4 puertas más portón trasero, más propia de un modelo con intenciones familiares que deportivas.
Por contra, el R-11 goza de una carrocería, 3 puertas de definición básica, más deportiva, pero su interior no delata esta condición. Los asientos no sujetan suficientemente, y la instrumentación se nos antoja como demasiado aquilatada.
Si los comparamos por su capacidad interior, el R-11 sale claramente victorioso, pues se beneficia de unas cotas exteriores más amplias, y sobre todo de un maletero de dimensiones normales. Este último destaca sobre todo al compararlo con el del Visa, que además de ser más pequeño, debe restar parte de su espacio para alojar la rueda de repuesto, que por cierto no entendemos por qué se ha elegido en medida de 145-13, pues si lo que se trataba era de ahorrar espacio, mejor habría sido recurrir a una auténtica rueda «de emergencia», solución adoptada para el R-11. Por el contrario, si no es para ahorrar realmente espacio, lo más bonito es montar una rueda idéntica a las demás del coche.

Hemos hablado de pasada de la instrumentación, y hay que decir que aquí sin duda gana el Visa, cuyas 6 esferas permiten controlar en todo momento la situación del motor, y de paso apreciar que a poco que se quiera andar rápido con el coche, la temperatura de aceite se sitúa en la zona roja con pasmosa facilidad. A nuestro criterio, y viendo que la presión de aceite se mantenía invariablemente en los 4 kg./cm2, esto no debe ser un gran problema, y por ello se ha prescindido de incorporar un radiador de aceite. Ambos modelos, al menos las unidades probadas, compartían idéntico problema: instrumentaciones totalmente erráticas. Sobre todo en lo que se refiere a velocímetro y cuenta-km. Los dos coches van dotados del moderno sistema de un generador de impulsos a la salida de la transmisión que pone en funcionamiento un pequeño motor situado en la parte posterior del salpicadero. Pues bien, preferimos el tradicional sistema de sirga, al menos por los resultados obtenidos en estos modelos. Ya hemos dicho que en el R-11 era errático, y en el Visa también, hasta que se rompió.

Comportamiento noble, con reparos

Una vez realizada la prueba de los dos modelos, nosostros nos quedaríamos personalmente con el R-11 Turbo. El comportamiento en carreteras muy viradas y fuertes pendientes, es más eficaz en el Visa, pero si se circula decididamente rápido prestando siempre atención, al comportamiento del tren trasero, que tiende a partir hacia el exterior de la curva, circunstancia fácilmente corregible gracias a una dirección muy precisa y bastante rápida.
Ahora bien, si exceptuamos este aspecto, es más agradable de llevar el R-11 en casi todas las circunstancias. En autopista, sus desarrollos más largos le permiten circullar a menos revoluciones, con la ventaja que esto supone a nivel de ruidos y de régimen de utilización del motor. En carreteras nacionales, la suspensión menos rígida le hace más confortable, y la notable diferencia de par a favor del Renault le autoriza a realizar los adelantamientos sin tener que recurrir con tanta asiduidad a la palanca de cambios. Por último, en terreno no muy virado, puede rodar sin problemas al mismo nivel que el Visa, y aun a costa de unos consumos algo más elevados (problemas de desarrollos y de peso), se muestra más seguro que su rival.
Por prestaciones, hay que tener en cuenta que el R-11 estaba suficientemente rodado, y que incluso nos ha dado unas prestaciones ligeramente mejores que las que en su día obtuvimos al analizarlo individualmente. Por contra, el Visa apenas superaba los 1.000 km., por lo que seguramente, tras un período de rodaje, serán superiores.
En cualquier caso, la velocidad punta le es favorable al R-11 por bastante terreno, y en aceleración se nota el momento de entrada de soplado del turbo, ya que en los primeros 400 m. apenas hay diferencias, para a partir de aquí despegarse claramente el Renault.
En recuperaciones, las tornas se cambian debido a los desarrollos. En cuarta, el Visa vence en los 400 m. y se ve ligeramente superado en los 1.000 m. En 5ta, la ventaja del Visa es acusada, pues no en vano lleva un desarrollo claramente más corto.
Es una pena que de momento no se conozca el precio del Visa, pues de situarse alrededor de 1.200.000 ptas., como todo parece indicar sería una gran baza a su favor, ya que supondría más de 100.000 ptas. de ahorro respecto al R-11 Turbo, y quedaría más de medio millón por debajo del 205 GTi, meta imposible para muchos enamorados de la conducción deportiva.

Por Enrique Zorzano

Características técnicas

Citroën Visa GTi

Motor

Delantero, transversal. Cilindrada 1.580 cm3. Diámetro por carrera 83 x 73 mm. Bloque y culata de aluminio. Árbol de levas a la cabeza accionado por correa dentada. Alimentación por inyección electrónica Bosch LE-2 Jetronic. Relación de compresión 9.8:1. Potencia máxima 105 CV DIN a 6.250 rpm. Par motor máximo 13.7 mkg DIN a 4.000 rpm

Transmisión

Caja de 5 marchas. Embrague monodisco seco. Diámetro 200 mm. Mando mecánico. Relaciones 1era 3.308; 2da 1.882; 3era 1.360; 4ta 1.069 y 5ta 0.865:1. Grupo final tipo recto helicoidal 3.938:1 (16/63)

Equipo eléctrico

Encendido electrónico. Batería de 12v y 29 Ah. Alternador de 50 A y 700 W

Suspensiones

Delantera de ruedas independientes tipo McPherson con brazos inferiores. amortiguadores hidráulicos telescópicos, muelles helicoidales y barra de torsión antibalanceo
Trasera de ruedas independientes con brazos tirados, amortiguadores hidráulicos telescópicos. muelles helicoidales y barra de torsión antibalanceo

Dirección

De cremallera. Desmultiplicación 18.85:1. Diámetro de giro 10.20m con 3.3 vueltas de volante de tope a tope

Frenos

Delanteros de discos ventilados de 247 mm. Traseros de tambor de 180 mm. Dispositivo antiblocaje compensador trasero en función de carga. Asistencia Master-Vac

Carrocería

De 2 volúmenes y 5 puertas. Estructura portante, carrocería monocasco autoportante de chapa de acero. Largo 3.72 m; ancho 1.60 m y alto 1.37 m. Entre ejes 2.42 m. Trocha delantera 1.39 m trocha trasera 1.36 m. Distancia entre ejes 2.42 m. Peso en orden de marcha 887 kg (60.3% adelante y 39.7% atrás). Tanque de combustible 43 litros.

Neumaticos

Michelín MXV de 185/60 x 13 en llantas 5.5 x 13"


Características técnicas

Renault 11 Turbo

Motor

Delantero transversal inclinado 12 grados hacia atrpas. 1.397 cm3. Diámetro por carrera 76.0 x 77.0 mm. Bloque de fundición, tapa de aluminio. Árbol de levas lateral accionado por cadena. Alimentación por carburador vertical monocuerpo Solex 32 DIS soplado mediante turbocompresor Garret T2 a través de intercambiador aire - aire tarado a 0.62 bar. Relación de compresión 8.0:1. Potencia máxima 105 CV DIN a 5.500 rpm. Par motor máximo 16.5 mkg DIN a 2.500 rpm

Transmisión

Cambio de 5 marchas. Embrague monodisco seco. Diámetro 200 mm. Mando mecánico. Relaciones 1era 3.091; 2da 1.842; 3era 1.320; 4ta 0.967:1 y 5ta 0.758:1. Grupo final tipo recto helicoidal 4.067:1 (15/61).

Equipo eléctrico

Encendido electrónico integral. Batería de 12v y 35Ah. Alternador de 60A y 850W

Suspensiones

Delantera de ruedas independientes tipo McPherson con muelles helicoidales, amortiguadores hidráulicos telescópicos y barra de torsión antibalanceo.
Trasera de ruedas independientes tiradas mediante brazos logitudinales, barra de torsión antibalanceo

Dirección

De cremallera. Desmultiplicación 19.5:1. Diametro de giro 9.75 m con 3.65 vueltas de volante de tope a tope

Frenos

Delanteros de discos ventilados de 238 mm. Traseros de tambor de 180 mm de diámetro. Dispositivo antiblocaje compensador trasero doble con asistencia Master Vac de 8"

Neumáticos

Michelin MXV de 175/65 HR 15 de medida en llantas de aleación de 5.5 pulgadas

Carrocería

De 2 volúmenes y 2 puertas. Estructura monocasco autoportante de chapa de acero. Largo 3.99 m Ancho 1.63 m Alto 1.36 m Distancia entre ejes 2.48 m Trocha delantera 1.40 m Trocha trasera 1.36 m Peso en orden demarcha 940 kg (60.2% adelante y 39.8% atrás). Deposito de combustible de 47 litros

Pueden dejar sus comentarios sobre este test en el Blog de Test del Ayer

Deja tu comentario sobre este Road Test

 


Citroën Visa

Renault 11 Turbo


CONCLUSIONES

CITROËN VISA GTI

Lo mejor

  • Excelentes frenos

  • Dirección rápida y precisa
  • Instrumentación completísima

Lo peor

  • Tren trasero no apropiado

  • Instrumentación errática
  • Depósito pequeño y mal situado
  • Maletero muy reducido

RENAULT 11 TURBO

Lo mejor

  • Comportamiento muy sano

  • Capacidad interior notable
  • Frenos muy buenos
  • Precio

Lo peor

  • Flotación del tren delantero

  • Asientos poco deportivos
  • Volante mal situado
  • Instrumentación errática

Cotizá ahora el seguro para tu auto

VELOCIDAD MÁXIMA
Citroën Visa
181.800 Km/h
en 5ta a 6.140 rpm
Renault 11
189.900 Km/h
en 5ta a 5.540 rpm

ACELERACIÓN
Visa
R 11
0 a 400 m con salida parada
17.2 s
17.0 s
0 a 1000 m con salida parada
31.9 s
30.9 s
0 a 100 Km/h
9.1 s (*)
9.0 s (*)
400 m en 4ta entrando a 40 km/h
18.4 s
18.6 s
1000 m en 4ta entrando a 40 km/h
33.0 s
32.8 s
400 m en 5ta entrando a 50 km/h
17.7 s
19.2 s
1000 m en 5ta entrando a 50 km/h
34.0 s
35.0 s
(*) Dato de fábrica

Todas estas cifras son promedio de dos pasadas en sentido opuesto sobre la misma base, con conductor solo a bordo y depósito lleno

VELOCIDAD A 1.000 RPM
Visa
R 11
1era
7.74 Km/h
8.40 Km/h
2da
13.60 Km/h
14.10 Km/h
3era
18.82 Km/h
19.67 Km/h
4ta
23.95 Km/h
26.86 Km/h
5ta
29.60 Km/h
34.28 Km/h
Régimen mínimo utilizable
1.400 rpm
1.400 rpm
Par máximo
4.000 rpm
2.500 rpm
Potencia máxima
6.250 rpm
5.500 rpm
Límite momentáneo
6.600 rpm
6.000 rpm

CONSUMO (l/100 km)
 
Visa
R 11
Autopista a 154.6 km/h de promedio
17.9
15.9
Carretera nacional a 116.8 km/h de promedio
11.3
12.7
Carretera virada a 106.4 km/h de promedio
10.9
12.0

Previsiblemente los consumos que más pueden interesar a los posibles clientes de estos modelos son aquellos obtenidos a velocidades elevadas en todo tipo de carreteras. Por ello hemos realizado tres recorridos. El primero, por autopista prácticamente a tope (el Visa sí que iba a tope), el segundo, por carretera nacional despejada a ritmo vivo; y por último, uno por carretera virada (aunque con buen pavimento), al ritmo que nos permitía el abundante tráfico existente


Maletero alambicado en el Citroën. Además da cabida a la rueda de repuesto


Supera claramente al Visa. Ambos disponen de respaldos abatibles por sectores

Instrumentaciones completas y legibles. Pero ambas resultan imprecisas

EQUIPAMIENTO
Citroën Visa
Renault 11

- Servofreno
- Cristales tonalizados
- Luneta térmica
- Parabrisas laminado
- Velocidades del limpiaparabrisas (3)
- Limpialuneta posterior
- Lava luneta posterior
- Retrovisor exterior con reglaje manual (2)
- Faros halógenos H-4
- Altura de faros con regulación interior
- Intermitentes de emergencia
- Luz de marcha atrás doble
- Luz antiniebla posterior unica
- Termómetro de agua
- Cuentakilometros parcial
- Cuentarrevoluciones
- Manómetro de aceite
- Termómetro de aceite
- Reóstato de iluminación del cuadro
- Reloj digital
- Luz de reserva de combustible
- Luz de freno de estacionamiento
- Luz de nivel bajo de líquido de frenos
- Luz de desgaste de pastillas de freno
- Parasoles orientables (2)
- Cinturones retráctiles delanteros
- Reposacabezas delanteros
- Agarradores para los pasajeros (3)
- Encendedor eléctrico
- Ceniceros (3)
- Luz de lectura
- Alzacristales eléctricos delanteros (opcionales)
- Cierre central de puertas (opcional)
- Cerraduras de seguridad para niños
- Aire fresco exterior directo
- Extracción dinámica del aire interior
- Velocidades del ventilador (2)
- Desempañador de cristales laterales
- Calefacción a las plazas traseras
- Tapa de depósito de combustible con llave
- Llantas de aleación ligera
- Preinstalación radio-cassette stéreo con antena

- Servofreno
- Regulación del asiento en altura e inclinación
- Cristales tonalizados
- Luneta térmica
- Parabrisas laminado
- Velocidades del limpiaparabrisas (3)
- Limpialuneta posterior
- Retrovisor exterior con reglaje manual (1)
- Faros halógenos H-4
- Altura de faros con regulación interior
- Faros auxiliares antiniebla
- Intermitentes de emergencia
- Luz de marcha atrás doble
- Luz antiniebla posterior unica
- Termómetro de agua
- Cuentakilometros parcial
- Cuentarrevoluciones
- Manómetro de aceite
- Reóstato de iluminación del cuadro
- Reloj digital
- Luz de reserva de combustible
- Luz de freno de estacionamiento
- Testigo de arranque en frío
- Luz de nivel bajo de líquido de frenos
- Luz de desgaste de pastillas de freno
- Comprobador de funcionamiento de testigos
- Central de chequeo (niveles / luces / puertas)
- Parasoles orientables (2)
- Cinturones retráctiles delanteros
- Reposacabezas delanteros
- Agarradores para los pasajeros (3)
- Encendedor eléctrico
- Ceniceros (3)
- Luz de lectura
- Alzacristales eléctricos delanteros
- Cierre central de puertas
- Cerraduras de seguridad para niños
- Aire fresco exterior directo
- Extracción dinámica del aire interior
- Velocidades del ventilador (3)
- Desempañador de cristales laterales
- Calefacción a las plazas traseras
- Ventanillas traseras practicables (2 puertas)
- Tapa de depósito de combustible con llave
- Llantas de aleación ligera
- Preinstalación radio-cassette stéreo con antena


Vea también

Road Test del Renault 11 Turbo

Road Test del Renault 11 Turbo
Revista Motor 16 Nro 184. Mayo de 1987

NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.


 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad
Por Gustavo Ernesto López

email gustavolopez@testdelayer.com.ar